Organiza tus páginas con colecciones Guarda y categoriza el contenido según tus preferencias.

Grupo Malwee embarca en la nube de Google Cloud rumbo a la Industria 4.0 con la asistencia de TIVIT

Acerca de Grupo Malwee

Grupo Malwee es una de las principales empresa de moda de Brasil y propietaria de marcas reconocidas en el mercado de ese país. La empresa se destaca por su actitud pionera y su actuación destacada en materia de sostenibilidad, ya que incorpora tecnologías y procesos innovadores.

Industrias: Manufacturing
Ubicación: Brasil

Cuéntanos sobre tu desafío. Estamos para ayudarte.

Comunícate con nosotros

Acerca de TIVIT

TIVIT es una multinacional brasileña de tecnología. Está presente en el mercado hace 20 años y opera en diez países de América Latina.

Tras superar un año de desafíos, la empresa planifica aplicar la inteligencia artificial al proceso de fabricación para seguir avanzando en su producción.

Resultados

  • El 90% del parque tecnológico de la empresa, incluyendo sistemas esenciales, se ejecuta en Google Cloud.
  • Ahorro de 17% en infraestructura.
  • El tiempo de ejecución del backup del entorno SAP pasó de nueve a tres horas y media.
  • Se migraron 700 empleados al trabajo remoto en solo tres días.
  • Continuidad empresarial y datos protegidos en un año de pandemia.

Optimización de hasta 200% en los tiempos de procesamiento.

La industria textil brasileña es la quinta más grande del mundo, según la Asociación Brasileña de la Industria Textil y de Confección (Abit). El país también es el segundo principal productor global de jeans y el tercero de mallas. En un mercado tan grande, como muestran estos datos, se necesita innovar para mantener la competitividad entre una gran cantidad de agentes relevantes. Para Grupo Malwee, una de las principales empresas de moda de Brasil, la sostenibilidad y la tecnología son pilares fundamentales de su recorrido de innovación.

La empresa de Jaraguá do Sul lleva más de cinco décadas invirtiendo en iniciativas para conservar el medio ambiente y apoyar a la comunidad local, desde la creación del Parque Malwee (una de las áreas de conservación ambiental más grandes de su estado de origen, Santa Catarina, con 1,5 millones de m²) hasta el uso de soluciones para minimizar el impacto ambiental de su producción, teniendo en cuenta que la textil es una de las industrias más contaminantes y con mayor consumo de agua. No por nada Grupo Malwee es una de las 20 marcas de moda con más transparencia socioambiental del mundo, según el estudio Fashion Transparency Index (FTI) de la organización Fashion Revolution.

En cuanto a la tecnología, la empresa busca mantener una infraestructura que apoye sus necesidades y optimice las operaciones. En 2019, con asistencia de la empresa TIVIT a lo largo del proceso, el equipo de TI aumentó considerablemente su rendimiento migrando el 90% del parque tecnológico de la empresa a la nube de Google Cloud, incluyendo sistemas imprescindibles como SAP. Esta decisión resultaría estratégica para enfrentar los desafíos que vendrían en 2020.

Nube limpia y asociación valiosa

Como muchos de sus competidores, Grupo Malwee contaba con sus propios centros de datos antes de migrar a la nube. En 2018, el equipo se dio cuenta de que hacía falta un cambio. Había que actualizar completamente dos centros de datos, lo que implicaría invertir millones de reales.

“Eso habría sido un ancla para nosotros. Estábamos al tanto de que si lo hacíamos, inmovilizaríamos el CAPEX 5 años más, y se depreciaría. Así, quedaríamos limitados por una tecnología a la que ya podíamos acceder antes, sin grandes novedades, o teniendo que hacer magia para obtener lo que queríamos”, explica Luciano Baramarchi, gerente de TI de Grupo Malwee.

Después de pasar meses estudiando, participando en eventos y conversando con la administración de la empresa, el equipo decidió migrar a la nube pública, que ofrecía más flexibilidad y soluciones capaces de revolucionar el negocio. La propuesta de Google Cloud llamó mucho la atención por la sostenibilidad, ya que todo el consumo de energía de Google proviene de fuentes renovables. Hace poco, Google también se comprometió a eliminar completamente el carbono de su suministro de energía para 2030 y operar las 24 horas con energía limpia en todas las regiones.

Pero los criterios decisivos fueron la cercanía demostrada por los especialistas de Google Cloud desde el primer contacto y el nombramiento de un partner esencial para el recorrido: TIVIT. Todo el proceso de planificación y ejecución de la migración contó con la asistencia de las dos empresas. Actualmente, TIVIT también se encarga de administrar el entorno.

“La importancia que le dio Google a nuestro desafío y la participación de los equipos de Google Cloud y TIVIT fueron imprescindibles. Fueron dos de los principales factores para elegirlos y que el proyecto tuviera éxito”.

Luciano Baramarchi, gerente de TI de Grupo Malwee

Un nuevo nivel de infraestructura

La migración se llevó a cabo entre fines de diciembre de 2019 y comienzos de enero de 2020, un período en el que toda la empresa estuvo de vacaciones. El equipo se ocupó de realizar una serie de pruebas en entornos de homologación para garantizar que no hubiera problemas cuando la fábrica volviera a operar, el 13 de enero.

Todo transcurrió sin sobresaltos. Ahora, algunos de los servicios, entre ellos los entornos SAP, se ejecutan en Compute Engine, una solución de Google Cloud que ofrece máquinas virtuales de alto rendimiento. Las aplicaciones más recientes y creadas bajo el modelo de microservicios se enviaron a Google Kubernetes Engine, un entorno administrado para aplicaciones en contenedores.

Otros sistemas, como los de control fabril, fiscal y de nóminas, seguirán en los centros de datos internos o se migrarán a SaaS. “La táctica de analizar cada ambiente, entender perfectamente sus características y contar con la flexibilidad para dejarlos en un modelo híbrido es importantísima”, afirma André Frederico, director ejecutivo y de soluciones de nube de TIVIT.

Gracias al cambio, el equipo puede crear nuevos recursos en minutos, escalar el entorno según lo necesite y replicar los datos en diversas regiones de Brasil y el mundo, lo que antes, con los centros de datos locales, era muy difícil o imposible de ejecutar. Además, la infraestructura anterior exigía comprar servidores según una proyección de cinco años de contrato. Hoy, se puede reajustar la cantidad de recursos siempre que se necesite, lo que optimiza los costos. Solo con la migración ya se redujeron 17% los costos de infraestructura.

El mayor rendimiento de los sistemas satisfizo a los empleados, lo que se reflejó en una mayor productividad. Se redujo hasta 200%, el tiempo de procesamiento; el procesamiento de informes pasó de horas a minutos. En el entorno SAP también hubo mejoras en los tiempos de los procesos: el backup pasó de nueve a tres horas y media, la ejecución de MRP (planificación de necesidades de materiales) global se redujo de una hora y media a 40 minutos, y las consultas de producción disminuyeron de diez a dos o tres minutos.

“La migración puso a Grupo Malwee en un nuevo nivel en materia de infraestructura tecnología. El entorno en la nube aporta flexibilidad y velocidad para poner la infraestructura a disposición de nuevos proyectos y hace posible administrar los costos para ofrecer rapidez en la toma de decisiones y previsibilidad presupuestaria”.

André Frederico, director ejecutivo y de soluciones en la nube, TIVIT.

Seguridad de los datos garantizada en un año de extremos

Todos estos beneficios ya se habían notado en los primeros meses de 2020, pero se amplificaron en el transcurso del año. La necesidad de distanciamiento social para enfrentar al COVID-19 obligó a Grupo Malwee a adoptar el trabajo remoto.

La empresa ya estaba implementando Google Workspace, lo que facilitó la transición. En tan solo tres días, 700 empleados empezaron a trabajar desde sus casas con acceso total a los sistemas en la nube. “Así, no tenemos que posponer una colección o una muestra, no queda afectada la empresa, porque todos siguieron trabajando desde sus casas”, cuenta el gerente de TI.

Pero no solo la pandemia le planteó desafíos a Grupo Malwee en 2020. En agosto, tornados y temporales provocaron daños en más de 30 ciudades de Santa Catarina. En Jaraguá do Sul, la sede de la empresa se quedó sin luz y con un solo enlace de comunicación en operación. En diciembre, uno de los edificios de la empresa sufrió un pequeño incendio que dañó el centro de datos encargado de algunos de los controladores industriales.

El equipo de TI activó inmediatamente su plan de contingencia en ambos casos, tanto para restaurar los enlaces de comunicación como para activar un segundo centro de datos y restaurar los sistemas. Sin embargo, nada de esto paralizó la continuidad de las operaciones, ya que los datos de la empresa estaban seguros en la nube. Para Baramarchi, el equipo logró terminar el año con un saldo muy positivo ante tantas adversidades, brindando asistencia para las operaciones de la empresa con la agilidad necesaria, reduciendo gastos y acelerando la adopción de nuevas tecnologías y modalidades de trabajo.

“Esto fue posible en gran parte porque poseemos una infraestructura sólida, flexible y moderna, que nos permitió cambiar el rumbo siempre que lo necesitamos. Y lo más importante: por las personas que están con nosotros, tanto el equipo de Malwee como los de Google Cloud y TIVIT. Más que tecnología, lo que elegimos fueron partners para un largo recorrido digital, y el resultado fue realmente sorprendente”.

Luciano Baramarchi, gerente de TI, Grupo Malwee.

Rumbo al modelo de Industria 4.0

Después de superar un año lleno de desafíos, Grupo Malwee tiene planes ambiciosos para 2021. En el segundo semestre, la empresa pretende comenzar su proyecto para acelerar su transición a un modelo de Industria 4.0. La idea es aplicar más inteligencia en los procesos fabriles que se realizan manualmente y todavía no se pueden automatizar, como el corte de las mallas, el ensamblaje de los kits y el plegado de las ropas.

El equipo comenzará a definir una estrategia para recopilar datos de todos los procesos en la cadena de fabricación, utilizando inteligencia artificial para entender qué ajustes se pueden realizar para mejorar la secuenciación de la producción. Así se reducirían los tiempos de entrega, inactividad y configuración y se aumentaría la eficiencia, la productividad y la rentabilidad de los procesos, todo con una infraestructura sólida en la nube, para apoyar a Grupo Malwee en otra etapa importante de su trayectoria de innovación.

Cuéntanos sobre tu desafío. Estamos para ayudarte.

Comunícate con nosotros

Acerca de Grupo Malwee

Grupo Malwee es una de las principales empresa de moda de Brasil y propietaria de marcas reconocidas en el mercado de ese país. La empresa se destaca por su actitud pionera y su actuación destacada en materia de sostenibilidad, ya que incorpora tecnologías y procesos innovadores.

Industrias: Manufacturing
Ubicación: Brasil

Acerca de TIVIT

TIVIT es una multinacional brasileña de tecnología. Está presente en el mercado hace 20 años y opera en diez países de América Latina.