Infraestructura de confianza

Nuestra infraestructura de nube no depende de una sola tecnología para garantizar su seguridad. Nuestra pila crea seguridad a partir de capas progresivas que proporcionan una verdadera defensa en profundidad.

Seguridad operativa y de dispositivos

Desarrollamos e implementamos software de infraestructura mediante prácticas de seguridad rigurosas. Nuestros equipos operativos detectan las amenazas contra la infraestructura y responden a ellas las 24 horas, todos los días del año, sin importar si provienen de usuarios con información privilegiada o de actores externos.

Imagen conceptual de filas de personas sentadas en escritorios frente a una pared bloqueada con un caballo de Troya en el otro lado.

Comunicación en Internet

Encriptamos en tránsito las comunicaciones a través de Internet a nuestros nuestros servicios de nube pública. Nuestra infraestructura y nuestra red tienen varias capas de protección para defender a los clientes contra ataques de denegación del servicio.

Foto esférica central conectada a seis dispositivos en nubes individuales.

Identidad

Las identidades, los usuarios y los servicios se autentican de forma segura. Protegemos el acceso a los datos sensibles con herramientas avanzadas, como las llaves de seguridad a prueba de suplantación de identidad (phishing).

Servicios de almacenamiento

Los datos almacenados en nuestra infraestructura se encriptan en reposo automáticamente y se distribuyen para preservar los niveles de disponibilidad y confiabilidad. De esta manera, se brinda protección contra el acceso no autorizado y las interrupciones del servicio.

Implementación de servicios

Cualquier aplicación que se ejecute en nuestra infraestructura se implementa con la seguridad como prioridad. No damos por sentada la confiabilidad de ningún servicio y usamos más de un mecanismo para establecer y mantener la confianza. Nuestra infraestructura se diseñó con una concepción multiusuario desde el comienzo.

Infraestructura de hardware

En Google nos ocupamos de controlar, proteger, diseñar y endurecer toda nuestra infraestructura de hardware, desde las instalaciones físicas, los servidores para propósitos específicos, los equipos de redes y los chips de seguridad personalizados hasta la pila de software de bajo nivel que se ejecuta en cada máquina.

Centros de datos

Los centros de datos de Google incorporan seguridad en capas con tarjetas de acceso electrónicas personalizadas, alarmas, barreras de acceso para vehículos cercas perimetrales, detectores de metal, biometría y detección de intrusiones por rayos láser. Se supervisan las 24 horas, todos los días, con cámaras de alta resolución que pueden detectar y rastrear a los intrusos. Solo pueden ingresar los empleados autorizados que tengan funciones específicas. 

Centro de datos con luces encendidas al anochecer

Disponibilidad continua

La infraestructura respalda la forma en la que Google Cloud presta servicios que cumplen con nuestros altos estándares en cuanto al rendimiento, la resiliencia, la disponibilidad, la precisión y la seguridad. El diseño, la operación y la entrega cumplen una función importante para la disponibilidad continua de los servicios.

Nuestra red

Una de las redes troncales más grandes del mundo, que administra Google y es de su propiedad, conecta nuestros centros de datos. Cuando tu tráfico se encuentra en nuestra red, ya no transita por la Internet pública, por lo que es menos probable que sea objeto de ataques, intercepciones o manipulaciones.