Acerca de las SSD locales

Organiza tus páginas con colecciones Guarda y categoriza el contenido según tus preferencias.

Compute Engine ofrece almacenamiento en bloque de unidad de estado sólido (SSD) local siempre encriptado para instancias de máquinas virtuales (VM). Cada SSD local tiene un tamaño de 375 GB, pero puedes conectar un máximo de 24 particiones SSD locales para obtener 9 TB por instancia. De manera opcional, puedes dar formato a varias particiones SSD locales y activarlas en un solo volumen lógico.

A diferencia de los discos persistentes, los SSD locales están conectados de manera física al servidor que aloja la instancia de VM. Este acoplamiento estricto ofrece un rendimiento superior, un valor muy elevado de operaciones de entrada/salida por segundo (IOPS) y una latencia muy baja en comparación con los discos persistentes. Consulta Configura discos para cumplir con los requisitos de rendimiento a fin de obtener más detalles.

Las SSD locales son adecuados solo para el almacenamiento temporal, como el almacenamiento en caché, el espacio de procesamiento o los datos de bajo valor. Para almacenar datos que no sean temporales o efímeros por naturaleza, usa una de nuestras opciones de almacenamiento duradero.

Cuando detienes o suspendes una VM, se descartan todos los datos del SSD local. Para detener o suspender una VM con discos SSD locales conectados, puedes usar uno de los siguientes métodos. * Puedes detener o suspender una VM con un SSD local si incluyes la opción --discard-local-ssd en el comando gcloud compute instances stop. Esta opción indica que el contenido del disco SSD local se descarta cuando se detiene la VM. Este es el método recomendado. * Puedes cerrar la VM desde el SO invitado.

Antes de apagar o borrar una VM con discos SSD locales, asegúrate de migrar los datos críticos del disco SSD local a un disco persistente o a otra VM.

Si los SSD locales no cumplen con los requisitos de redundancia o flexibilidad, puedes usar los SSD locales en combinación con otras opciones de almacenamiento.

Capacidad máxima de 9 TB

Puedes crear una instancia con las siguientes características:

  • 16 particiones SSD locales para tener 6 TB de espacio SSD local y un rendimiento de 1.6 millones de IOPS de lectura
  • 16 particiones SSD locales para tener 6 TB de espacio SSD local y un rendimiento de 1.6 millones de IOPS de lectura

Esto está disponible en instancias con tipos de máquinas N1, N2, N2D y personalizados. Para lograr un máximo rendimiento en las máquinas N1, selecciona un tipo de máquina con 32 CPU virtuales o más. Para lograr un máximo rendimiento en las máquinas N2 y N2D, selecciona un tipo de máquina con 24 CPU virtuales o más.

Ten en cuenta que leer y escribir en discos SSD locales requiere ciclos de CPU de tu máquina virtual. Para lograr niveles de IOPS altos y coherentes, debes tener CPU libres a fin de procesar las operaciones de entrada y salida. Si quieres obtener más información, consulta Configura discos para cumplir con los requisitos de rendimiento.

Persistencia de datos en SSD local

Antes de crear una instancia con un SSD local, debes comprender cuáles son los eventos que conservan tus datos en el SSD local y cuáles son los eventos que pueden hacer que los datos del SSD local sean irrecuperables.

Los datos en SSD locales solo persisten en los siguientes eventos:

  • Si reinicias el sistema operativo invitado.
  • Si configuras la instancia para la migración en vivo y la instancia pasa por un evento de mantenimiento del host.
  • Si el sistema de alojamiento experimenta un error de host, Compute Engine vuelve a conectarse a la VM y preservar los datos en los SSD locales, pero podría no tener éxito. Si el intento se realiza correctamente, la VM se reinicia de forma automática. Sin embargo, si falla el intento de reconexión, la VM se reinicia sin los datos. Mientras Compute Engine recupera tu VM y la SSD local, que puede tardar hasta 60 minutos, el sistema host y la unidad subyacente no responden. Para configurar el comportamiento de tus instancias de VM en caso de un error de host, consulta Configura políticas de disponibilidad de instancias.

Los datos en SSD locales no persisten en los siguientes eventos:

  • Si cierras el sistema operativo invitado y fuerzas la detención de la instancia.
  • Si configuras la instancia para que sea interrumpible y la instancia pase por el proceso de interrupción.
  • Si configuras la instancia para que se detenga en eventos de mantenimiento de host y la instancia pasa por un evento de mantenimiento de host.
  • Si el sistema host experimenta un error de host y la unidad subyacente no se recupera en 60 minutos, Compute Engine no intenta preservar los datos presentes en tu SSD local. Mientras Compute Engine recupera tu VM y la SSD local, que puede tardar hasta 60 minutos, el sistema host y la unidad subyacente no responden.
  • Si configuras el SSD local de forma incorrecta para que se vuelva inalcanzable.
  • Si inhabilitas la facturación del proyecto. La instancia se detendrá y tus datos se perderán.

Elige una interfaz

Puedes conectar SSD locales a tus VM mediante una interfaz NVMe o una interfaz SCSI. La mayoría de las imágenes públicas incluyen controladores NVMe y SCSI. Para imágenes públicas compatibles con SCSI, se habilita SCSI de múltiples colas. Para obtener una lista detallada, consulta la columna de interfaces compatibles en la documentación de detalles del sistema operativo.

Consideraciones para NVME para imágenes personalizadas

La mayoría de las imágenes incluyen un kernel con controladores optimizados que permiten que tu VM logre el mejor rendimiento mediante NVMe. Las imágenes personalizadas de Linux importadas pueden lograr el mejor rendimiento con NVMe si incluyen la versión de kernel 4.14.68 o una posterior.

Consideraciones para SCSI para imágenes personalizadas

Si tienes una configuración existente que requiere el uso de una interfaz SCSI, considera usar una SCSI de múltiples colas para lograr un mejor rendimiento sobre la interfaz SCSI estándar. Si usas una imagen personalizada que importaste, consulta Habilita SCSI de múltiples colas.

Elige una cantidad válida de SSD locales

Si conectas varios SSD locales a una sola instancia de VM, existen ciertas restricciones en torno a la cantidad válida de SSD locales que puedes conectar según el tipo de máquina de la instancia de VM. Según el tipo de máquina de la VM, puedes conectar desde 1 hasta 8, 16 o 24 SSD locales a una sola VM. Para obtener más información, consulta las restricciones de SSD locales y tipos de máquinas.

Rendimiento

El rendimiento del SSD local depende en gran medida de la interfaz que selecciones. Los SSD locales están disponibles a través de las interfaces SCSI y NVMe. Si decides usar NVMe, debes usar una imagen especial habilitada para NVMe a fin de lograr el mejor rendimiento. Para obtener más información, consulta la sección selecciona las interfaces NVMe o SCSI.

Para alcanzar los límites de rendimiento máximos con un tipo de máquina N1, usa 32 o más CPU virtuales. Para alcanzar los límites de rendimiento máximos en un tipo de máquina N2, N2D o A2, usa 24 CPU virtuales o más.

NVMe

Espacio de almacenamiento (GB) Particiones IOPS Capacidad de procesamiento
(MB/s)
Lectura Escritura Lectura Escritura
375 1 170,000 90,000 660 350
750 2 340,000 180,000 1,320 700
1,125 3 510,000 270,000 1,980 1,050
1,500 4 680,000 360,000 2,650 1,400
1,875 5 680,000 360,000 2,650 1,400
2,250 6 680,000 360,000 2,650 1,400
2,625 7 680,000 360,000 2,650 1,400
3,000 8 680,000 360,000 2,650 1,400
6,000 16 1,600,000 800,000 6,240 3,120
9,000 24 2,400,000 1,200,000 9,360 4,680

SCSI

Espacio de almacenamiento (GB) Particiones IOPS Capacidad de procesamiento
(MB/s)
Lectura Escritura Lectura Escritura
375 1 100,000 70,000 390 270
750 2 200,000 140,000 780 550
1,125 3 300,000 210,000 1,170 820
1,500 4 400,000 280,000 1,560 1,090
1,875 5 400,000 280,000 1,560 1,090
2,250 6 400,000 280,000 1,560 1,090
2,625 7 400,000 280,000 1,560 1,090
3,000 8 400,000 280,000 1,560 1,090
6,000 16 900,000 800,000 6,240 3,120
9,000 24 900,000 800,000 9,360 4,680

Se espera que las IOPS de lectura y escritura sean un 20% más bajas en las VM con tipos de máquinas N2D que en las VM con tipos de máquinas N1, N2 o A2.

Optimiza el rendimiento de SSD locales

Existen varias opciones de configuración de VM y de discos que pueden mejorar el rendimiento de los SSD locales. Para obtener más información, consulta la sección optimiza el rendimiento de SSD locales.