Agrega SSD locales


Compute Engine ofrece almacenamiento en bloque de unidad de estado sólido (SSD) local siempre encriptado para instancias de máquinas virtuales (VM). Cada SSD local tiene un tamaño de 375 GB, pero puedes conectar un máximo de 24 particiones SSD locales para obtener 9 TB por instancia. De manera opcional, puedes dar formato a varias particiones SSD locales y activarlas en un solo volumen lógico.

A diferencia de los discos persistentes, los SSD locales están conectados de manera física al servidor que aloja la instancia de VM. Este acoplamiento estricto ofrece un rendimiento superior, un valor muy elevado de operaciones de entrada/salida por segundo (IOPS) y una latencia muy baja en comparación con los discos persistentes. Consulta la documentación sobre el rendimiento del almacenamiento en bloque para obtener más detalles.

Los SSD locales son adecuados solo para el almacenamiento temporal, como el almacenamiento en caché, el espacio de procesamiento o los datos de bajo valor. Para almacenar datos que no sean temporales o efímeros por naturaleza, usa una de nuestras opciones de almacenamiento duradero.

No puedes detener una VM con una SSD local a través de la herramienta de gcloud o Console. Sin embargo, Compute Engine no evita que apagues una VM desde el sistema operativo (SO) invitado. Si cierras una VM con una SSD local a través del sistema operativo invitado, los datos en la SSD local se pierden. Asegúrate de migrar los datos importantes del SSD local a un disco persistente o a otra VM antes de borrar la VM.

Si las SSD locales no cumplen con los requisitos de redundancia o flexibilidad, puedes usar las SSD locales en combinación con otras opciones de almacenamiento.

Antes de comenzar

Capacidad máxima de 9 TB

Puedes crear una instancia con las siguientes características:

  • 16 particiones SSD locales para tener 6 TB de espacio SSD local y un rendimiento de 1.6 millones de IOPS de lectura
  • 24 particiones SSD locales para tener 9 TB de espacio SSD local y un rendimiento de 2.4 millones de IOPS de lectura

Esto está disponible en instancias con tipos de máquinas N1, N2, N2D y personalizados. Para lograr un máximo rendimiento en las máquinas N1, selecciona un tipo de máquina con 32 CPU virtuales o más. Para lograr un máximo rendimiento en las máquinas N2 y N2D, selecciona un tipo de máquina con 24 CPU virtuales o más.

Ten en cuenta que leer y escribir en discos SSD locales requiere ciclos de CPU de tu máquina virtual. Para lograr niveles de IOPS altos y coherentes, debes tener CPU libres a fin de procesar las operaciones de entrada y salida. Para obtener más información, consulta Rendimiento del almacenamiento en bloque.

Persistencia de datos en SSD local

Antes de crear una instancia con un SSD local, debes comprender cuáles son los eventos que conservan tus datos en el SSD local y cuáles son los eventos que pueden hacer que los datos del SSD local sean irrecuperables.

Los datos en SSD locales solo persisten en los siguientes eventos:

  • Si reinicias el sistema operativo invitado.
  • Si configuras la instancia para la migración en vivo y la instancia pasa por un evento de mantenimiento del host.
  • Si el sistema de alojamiento experimenta un error de host, Compute Engine vuelve a conectarse a la VM y preservar los datos en los SSD locales, pero podría no tener éxito. Si el intento se realiza correctamente, la VM se reinicia de forma automática. Sin embargo, si falla el intento de reconexión, la VM se reinicia sin los datos. Mientras Compute Engine recupera tu VM y la SSD local, que puede tardar hasta 60 minutos, el sistema host y la unidad subyacente no responden. Para configurar el comportamiento de tus instancias de VM en caso de un error de host, consulta Configura políticas de disponibilidad de instancias.

Los datos en SSD locales no persisten en los siguientes eventos:

  • Si cierras el sistema operativo invitado y fuerzas la detención de la instancia.
  • Si configuras la instancia para que sea interrumpible y la instancia pase por el proceso de interrupción.
  • Si configuras la instancia para que se detenga en eventos de mantenimiento de host y la instancia pasa por un evento de mantenimiento de host.
  • Si el sistema host experimenta un error de host y la unidad subyacente no se recupera en 60 minutos, Compute Engine no intenta preservar los datos presentes en tu SSD local. Mientras Compute Engine recupera tu VM y la SSD local, que puede tardar hasta 60 minutos, el sistema host y la unidad subyacente no responden.
  • Si configuras el SSD local de forma incorrecta para que se vuelva inalcanzable.
  • Si inhabilitas la facturación del proyecto. La instancia se detendrá y tus datos se perderán.

Crea una instancia con un SSD local

Debido a que los SSD locales se encuentran en la máquina física en la que se ejecuta tu instancia de máquina virtual, estos solo se pueden crear durante el proceso de creación de la instancia. Los SSD locales no se pueden usar como dispositivos de inicio.

Una vez creado el SSD local, debes formatear y activar el dispositivo antes de poder usarlo.

Puedes crear una instancia con un SSD local mediante Google Cloud Console, la herramienta gcloud o la API de Compute Engine.

Console

  1. Ir a la página Crear una instancia

    Ir a Crear una instancia

  2. Especifica los detalles de la VM.

  3. En la sección Configuración de la máquina, selecciona una serie de primera generación de la lista Series.

  4. Expande la sección Herramientas de redes, discos, seguridad, administración, usuario único.

  5. Expande Discos, haz clic en Agregar SSD local y haz lo siguiente:

    1. En la página Configurar SSD local, selecciona la cantidad de discos que deseas de la lista Cantidad de SSD locales.
    2. Haz clic en Guardar.
  6. Continúa con el proceso de creación de VM.

  7. Una vez creado la SSD local, debes dar formato al dispositivo y activarlo antes de poder usarlo.

gcloud

Para crear una instancia de VM con un SSD local conectado, sigue las instrucciones para crear una instancia y usa la marca --local-ssd a fin de crear y conectar particiones SSD locales. Para crear varias particiones SSD locales, agrega más marcas --local-ssd. De manera opcional, también puedes configurar valores de la interfaz y el nombre del dispositivo de cada marca --local-ssd.

De manera similar, puedes crear una instancia con dos SSD locales que usen una interfaz SCSI de la manera siguiente:

gcloud compute instances create example-instance \
    --machine-type n2-standard-8 \
    --local-ssd interface=[INTERFACE_TYPE] \
    --local-ssd interface=[INTERFACE_TYPE] \
    --image-project [IMAGE_PROJECT] \
    --image-family [IMAGE_FAMILY]

En el ejemplo anterior, se ilustra lo siguiente:

Si es necesario, puedes conectar particiones SSD locales a una sola instancia con una combinación de nvme y scsi para diferentes particiones. El rendimiento del dispositivo nvme depende de la imagen del disco de arranque de tu instancia.

Una vez creado el SSD local, debes formatear y activar el dispositivo antes de poder usarlo.

API

En la API, puedes crear un dispositivo SSD local si creas una instancia de máquina virtual con la propiedad initializeParams. También debes proporcionar las siguientes propiedades:

  • diskType: Establecer en SSD local
  • autoDelete: establecer en verdadero
  • type: Establecer en SCRATCH

Las siguientes propiedades no se pueden establecer para instancias de SSD locales:

  • diskName
  • Propiedad sourceImage
  • diskSizeGb

Esta es una carga útil de la solicitud de muestra que crea una instancia con un disco de arranque y un dispositivo SSD local:

{
   "machineType":"zones/us-central1-f/machineTypes/n2-standard-8",
   "name":"local-ssd-instance",
   "disks":[
      {
         "type":"PERSISTENT",
         "initializeParams":{
            "sourceImage":"projects/ubuntu-os-cloud/global/images/family/ubuntu-1604-lts"
         },
         "boot":true
      },
      {
         "type":"SCRATCH",
         "initializeParams":{
            "diskType":"zones/us-central1-f/diskTypes/local-ssd"
         },
         "autoDelete":true,
         "interface": "NVME"
      }
   ],
   "networkInterfaces":[
      {
         "network":"global/networks/default"
      }
   ]
 }

Una vez creado el SSD local, debes formatear y activar el dispositivo antes de poder usarlo.

Para obtener más información sobre cómo crear una instancia en la API, consulta API de Compute Engine.

Elige una interfaz

Puedes conectar SSD locales a tus VM mediante una interfaz NVMe o una interfaz SCSI. La mayoría de las imágenes públicas incluyen controladores NVMe y SCSI. La mayoría de las imágenes incluyen un kernel con controladores optimizados que permiten que tu VM logre el mejor rendimiento mediante NVMe. Las imágenes de Linux importadas pueden lograr el mejor rendimiento con NVMe si incluyen la versión de kernel 4.14.68 o una posterior.

Las siguientes imágenes son compatibles con NVMe, pero no incluyen todas las optimizaciones para NVMe:

  • Debian 9 y versiones anteriores
  • CentOS 6 y versiones anteriores
  • RHEL 6 y versiones anteriores
  • SLES 12SP3 y versiones anteriores
  • Container-Optimized OS (COS) 65 y versiones anteriores

Si tienes una configuración existente que requiere el uso de una interfaz SCSI, usa una imagen que admita una SCSI de varias colas para lograr un mejor rendimiento sobre la interfaz SCSI estándar.

Las siguientes imágenes admiten una SCSI de múltiples colas:

  • Imágenes de Debian 9 Stretch o la familia de imágenes debian-9
  • Imagen ubuntu-1404-trusty-v20170807 de Ubuntu 14.04 LTS y posterior, o familia de imágenes ubuntu-1404-lts
  • Imagen ubuntu-1604-xenial-v20170803 de Ubuntu 16.04 LTS y posterior, o familia de imágenes ubuntu-1604-lts
  • Familia de imágenes de Ubuntu 17.10 ubuntu-1710
  • Familia de imágenes de Ubuntu 18.04 LTS ubuntu-1804-lts
  • Todas las imágenes de Windows Server
  • Todas las imágenes de SQL Server

De manera opcional, puedes habilitar SCSI de varias colas para imágenes personalizadas que importes a tu proyecto. Consulta habilita la SCSI de múltiples colas para obtener más información.

Elige una cantidad válida de SSD locales

Si conectas varios SSD locales a una sola instancia de VM, existen ciertas restricciones en torno a la cantidad válida de SSD locales que puedes conectar según el tipo de máquina de la instancia de VM. Según el tipo de máquina de la VM, puedes conectar desde 1 hasta 8, 16 o 24 SSD locales a una sola VM. Para obtener más información, consulta las restricciones de SSD locales y tipos de máquinas.

Formatea y activa un dispositivo SSD local

Da formato a las particiones SSD locales individuales y actívalas

La forma más fácil de conectar SSD locales a tu instancia es formatear y activar cada dispositivo con una sola partición. Otra opción es combinar varias particiones en un solo volumen lógico.

Instancias de Linux

Formatea y activa el nuevo SSD local en tu instancia de Linux. Puedes usar cualquier formato y configuración de partición que necesites. Para este ejemplo, debes crear una única partición ext4.

  1. Ve a la página Instancias de VM.

    Ir a Instancias de VM

  2. Haz clic en el botón SSH al lado de la instancia que tiene la SSD local nuevo conectado. El navegador abre una conexión de terminal a la instancia.

  3. En el terminal, usa el comando lsblk para identificar el SSD local que quieres activar.

    $ lsblk
    

    Los SSD locales en modo SCSI tienen nombres estándar, como sdb. Los SSD locales en modo NVMe tienen nombres como nvme0n1, tal como se muestra en la columna NOMBRE del resultado siguiente:

    NAME    MAJ:MIN RM  SIZE RO TYPE MOUNTPOINT
    sda       8:0    0   10G  0 disk
    └─sda1    8:1    0   10G  0 part /
    nvme0n1 259:0    0  375G  0 disk
    
  4. Formatea el SSD local con un sistema de archivos ext4. Este comando borra todos los datos existentes del SSD local.

    $ sudo mkfs.ext4 -F /dev/[SSD_NAME]
    

    Reemplaza [SSD_NAME] por el ID de la unidad SSD local que quieres formatear. Por ejemplo, especifica nvme0n1 para formatear el primer SSD local NVMe de la instancia.

  5. Usa el comando mkdir para crear un directorio en el que puedas activar el dispositivo.

    $ sudo mkdir -p /mnt/disks/[MNT_DIR]
    

    donde: [MNT_DIR] es el directorio donde deseas activar tu SSD local.

  6. Activa el SSD local en la instancia. De forma opcional, puedes inhabilitar la limpieza de la caché de escritura a fin de mejorar el rendimiento de la escritura mientras te arriesgas a reducir la durabilidad de hasta dos segundos de las escrituras de datos en caché.

    $ sudo mount /dev/[SSD_NAME] /mnt/disks/[MNT_DIR]
    

    En el ejemplo anterior, se ilustra lo siguiente:

    • [SSD_NAME] es el ID del SSD local que quieres activar.
    • [MNT_DIR] es el directorio en el que quieres activar el SSD local.
  7. Configura el acceso de lectura y escritura al dispositivo. En este ejemplo, se debe otorgar acceso de escritura al dispositivo para todos los usuarios.

    $ sudo chmod a+w /mnt/disks/[MNT_DIR]
    

    donde: [MNT_DIR] es el directorio donde activaste el SSD local.

De forma opcional, puedes agregar el SSD local al archivo /etc/fstab para que el dispositivo se vuelva a activar de forma automática cuando se reinicie la instancia. Esta entrada no conserva los datos de tu SSD local si la instancia se detiene. Consulta Persistencia de datos en SSD local para obtener detalles completos sobre la persistencia de los datos en SSD locales.

Cuando especifiques el archivo de entrada /etc/fstab, asegúrate de incluir la opción nofail para que la instancia pueda seguir iniciándose, incluso si el SSD local no está presente. Por ejemplo, si tomas una instantánea del disco de arranque y creas una instancia nueva sin ningún SSD local conectado, la instancia puede continuar el proceso de inicio y no detenerse indefinidamente.

  1. Crea la entrada /etc/fstab. Usa el comando blkid a fin de buscar el UUID para el sistema de archivos en el dispositivo y edita el archivo /etc/fstab si quieres incluir ese UUID con las opciones de activación. Puedes completar este paso con un solo comando. Por ejemplo:

    $ echo UUID=`sudo blkid -s UUID -o value /dev/disk/by-id/google-local-ssd-0` /mnt/disks/[MNT_DIR] ext4 discard,defaults,nofail 0 2 | sudo tee -a /etc/fstab
    

    donde [MNT_DIR] es el directorio donde activaste el SSD local.

  2. Usa el comando cat para verificar que tus entradas /etc/fstab sean correctas:

    $ cat /etc/fstab
    

Si creas una instantánea desde el disco de arranque de esta instancia y la usas para crear una instancia separada que no tenga SSD locales, edita el archivo /etc/fstab y quita la entrada para este SSD local. Incluso con la opción nofail establecida, debes mantener el archivo /etc/fstab en sincronización con las particiones conectadas a tu instancia y quitar estas entradas antes de crear la instantánea del disco de arranque.

Instancias de Windows

Usa las herramientas de administración de discos de Windows para formatear y activar un SSD local en una instancia de Windows.

  1. Conéctate a la instancia a través de RDP. Para este ejemplo, ve a la página de instancias de VM y haz clic en el botón RDP al lado de la instancia que tiene los SSD locales conectados. Después de ingresar tu nombre de usuario y contraseña, se abre una ventana con la interfaz de escritorio de tu servidor.

  2. Haz clic derecho en el botón Inicio de Windows y selecciona Administración de discos.

    Selección de la herramienta Administración de discos de Windows en el menú que aparece cuando haces clic derecho en el botón Inicio de Windows

  3. Si no iniciaste el SSD local antes, la herramienta te pedirá que selecciones un esquema de partición para las particiones nuevas. Selecciona GPT y haz clic en OK (Aceptar).

    Selección de un esquema de partición en la ventana de inicialización del disco.

  4. Una vez que se inicialice el SSD local, haz clic con el botón derecho en el espacio del disco sin asignar y selecciona Nuevo volumen simple (New Simple Volume).

    Creación de un volumen simple nuevo desde el disco conectado.

  5. Sigue las instrucciones del Asistente para nuevo volumen simple (New Simple Volume Wizard) a fin de configurar el volumen nuevo. Puedes usar cualquier formato de partición que quieras, pero selecciona NTFS para este ejemplo. Además, debes marcar Dar formato rápido para acelerar el proceso de formateo.

    Selección del tipo de formato de partición en el Asistente de volumen simple nuevo (New Simple Volume Wizard).

  6. Una vez que seguiste los pasos del asistente y el volumen termina de formatearse, debes verificar el SSD local nuevo a fin de asegurarte de que el estado sea Healthy.

    Vista de la lista de discos reconocidos por Windows en la que se verifica que el SSD local tenga un buen estado.

Listo. Ahora puedes escribir archivos en el SSD local.

Da formato a varias particiones SSD locales en un solo volumen lógico y actívalas

A diferencia de los SSD persistentes, los SSD locales tienen una capacidad fija de 375 GB para cada dispositivo que conectes a la instancia. Si deseas combinar varias particiones SSD locales en un solo volumen lógico, debes definir la administración del volumen en estas particiones.

Instancias de Linux

Usa mdadm para crear un arreglo de RAID 0. En este ejemplo, se da formato al arreglo con un único sistema de archivos ext4, pero puedes aplicar cualquier sistema de archivos que prefieras.

  1. Ve a la página Instancias de VM.

    Ir a Instancias de VM

  2. Haz clic en el botón SSH al lado de la instancia que tiene la SSD local nuevo conectado. El navegador abre una conexión de terminal a la instancia.

  3. En la terminal, instala la herramienta mdadm. El proceso de instalación para mdadm incluye una solicitud de usuario que detiene las secuencias de comandos, por lo tanto, debes ejecutar este proceso de forma manual.

    Debian y Ubuntu:

    $ sudo apt update && sudo apt install mdadm --no-install-recommends
    

    CentOS y RHEL:

    $ sudo yum install mdadm -y
    

    SLES y openSUSE:

    $ sudo zypper install -y mdadm
    

  4. Usa el comando lsblk para identificar todos los SSD locales que quieras activar juntos. Para este ejemplo, la instancia tiene ocho particiones SSD locales en modo NVMe:

    $ lsblk
    
    NAME    MAJ:MIN RM  SIZE RO TYPE MOUNTPOINT
    sda       8:0    0   10G  0 disk
    └─sda1    8:1    0   10G  0 part /
    nvme0n1 259:0    0  375G  0 disk
    nvme0n2 259:1    0  375G  0 disk
    nvme0n3 259:2    0  375G  0 disk
    nvme0n4 259:3    0  375G  0 disk
    nvme0n5 259:4    0  375G  0 disk
    nvme0n6 259:5    0  375G  0 disk
    nvme0n7 259:6    0  375G  0 disk
    nvme0n8 259:7    0  375G  0 disk
    
    

    Los SSD locales en modo SCSI tienen nombres estándar, como sdb. Los SSD locales en modo NVMe tienen nombres como nvme0n1.

  5. Usa mdadm para combinar varios dispositivos SSD locales en un solo arreglo llamado /dev/md0. En este ejemplo, se combinan ocho dispositivos SSD locales en modo NVMe. Para dispositivos SSD locales en modo SCSI, especifica los nombres que obtuviste del comando lsblk:

    $ sudo mdadm --create /dev/md0 --level=0 --raid-devices=8 \
    /dev/nvme0n1 /dev/nvme0n2 /dev/nvme0n3 /dev/nvme0n4 \
    /dev/nvme0n5 /dev/nvme0n6 /dev/nvme0n7 /dev/nvme0n8
    
    mdadm: Defaulting to version 1.2 metadata
    mdadm: array /dev/md0 started.
    
    
  6. Formatea el arreglo /dev/md0 completo con un sistema de archivos ext4. Con este comando se borran todos los datos existentes de los SSD locales.

    $ sudo mkfs.ext4 -F /dev/md0
    
  7. Crea un directorio en el que puedas activar /dev/md0. Para este ejemplo, crea el directorio /mnt/disks/ssd-array:

    $ sudo mkdir -p /mnt/disks/[MNT_DIR]
    

    donde: [MNT_DIR] es el directorio donde deseas activar tu arreglo de SSD local.

  8. Activa el arreglo /dev/md0 en el directorio /mnt/disks/ssd-array. De forma opcional, puedes inhabilitar la limpieza de la caché de escritura a fin de mejorar el rendimiento de la escritura mientras te arriesgas a reducir la durabilidad de hasta dos segundos de las escrituras de datos en caché.

    $ sudo mount /dev/md0 /mnt/disks/[MNT_DIR]
    

    donde: [MNT_DIR] es el directorio donde quieres activar tu arreglo de SSD local.

  9. Configura el acceso de lectura y escritura al dispositivo. En este ejemplo, se debe otorgar acceso de escritura al dispositivo para todos los usuarios.

    $ sudo chmod a+w /mnt/disks/[MNT_DIR]
    

    donde: [MNT_DIR] es el directorio donde activaste tu arreglo de SSD local.

De forma opcional, puedes agregar el SSD local al archivo /etc/fstab para que el dispositivo se vuelva a activar de forma automática cuando se reinicie la instancia. Esta entrada no conserva los datos de tu SSD local si la instancia se detiene. Consulta Persistencia de datos en SSD local para obtener detalles completos sobre la persistencia de los datos en SSD locales.

Cuando especifiques el archivo de entrada /etc/fstab, asegúrate de incluir la opción nofail para que la instancia pueda seguir iniciándose, incluso si el SSD local no está presente. Por ejemplo, si tomas una instantánea del disco de arranque y creas una instancia nueva sin ningún SSD local conectado, la instancia puede continuar el proceso de inicio y no detenerse indefinidamente.

  1. Crea la entrada /etc/fstab. Usa el comando blkid a fin de buscar el UUID para el sistema de archivos en el dispositivo y edita el archivo /etc/fstab si quieres incluir ese UUID con las opciones de activación. Especifica la opción nofail para permitir que el sistema se inicie, aunque el SSD local no esté disponible. Puedes completar este paso con un solo comando. Por ejemplo:

    $ echo UUID=`sudo blkid -s UUID -o value /dev/md0` /mnt/disks/[MNT_DIR] ext4 discard,defaults,nofail 0 2 | sudo tee -a /etc/fstab
    

    donde [MNT_DIR] es el directorio donde activaste tu arreglo de SSD local.

  2. Usa el comando cat para verificar que tus entradas /etc/fstab sean correctas:

    $ cat /etc/fstab
    

Si creas una instantánea desde el disco de arranque de esta instancia y la usas para crear una instancia separada que no tenga SSD locales, edita el archivo /etc/fstab y quita la entrada para este arreglo de SSD local. Incluso con la opción nofail establecida, debes mantener el archivo /etc/fstab en sincronización con las particiones conectadas a tu instancia y quitar estas entradas antes de crear la instantánea del disco de arranque.

Instancias de Windows

Usa las herramientas de administración de discos de Windows para formatear y activar un arreglo de SSD locales en una instancia de Windows.

  1. Conéctate a la instancia a través de RDP. Para este ejemplo, ve a la página de instancias de VM y haz clic en el botón RDP al lado de la instancia que tiene los SSD locales conectados. Después de ingresar tu nombre de usuario y contraseña, se abre una ventana con la interfaz de escritorio de tu servidor.

  2. Haz clic derecho en el botón Inicio de Windows y selecciona Administración de discos.

    Selección de la herramienta Administración de discos de Windows en el menú que aparece cuando haces clic derecho en el botón Inicio de Windows

  3. Si no inicializaste los SSD locales antes, la herramienta te pedirá que selecciones un esquema de partición para las particiones nuevas. Selecciona GPT y haz clic en OK (Aceptar).

    Selección de un esquema de partición en la ventana de inicialización del disco.

  4. Una vez que se inicialice el SSD local, haz clic con el botón derecho en el espacio del disco sin asignar y selecciona Nuevo volumen seccionado (New Simple Volume).

    Crea un volumen seccionado nuevo desde el disco conectado.

  5. Selecciona las particiones SSD locales que deseas incluir en el arreglo seccionado. En este ejemplo, se seleccionan todas las particiones para combinarlas en un solo dispositivo SSD local.

    Selecciona las particiones SSD locales para incluir en el arreglo.

  6. Sigue las instrucciones del New Simple Volume Wizard (Asistente para nuevo volumen seccionado) a fin de configurarlo. Puedes usar cualquier formato de partición que quieras, pero para este ejemplo, selecciona NTFS. Además, debes marcar Dar formato rápido para acelerar el proceso de formateo.

    Selección del tipo de formato de partición en el Asistente de volumen seccionado nuevo (New Simple Volume Wizard).

  7. Una vez que seguiste los pasos del asistente y el volumen termina de formatearse, debes verificar el SSD local nuevo a fin de asegurarte de que el estado sea Healthy.

    Vista de la lista de discos reconocidos por Windows en la que se verifica que el SSD local tenga un buen estado.

Ahora puedes escribir archivos en el SSD local.

Rendimiento

El rendimiento del SSD local depende en gran medida de la interfaz que selecciones. Los SSD locales están disponibles a través de las interfaces SCSI y NVMe. Si decides usar NVMe, debes usar una imagen especial habilitada para NVMe a fin de lograr el mejor rendimiento. Para obtener más información, consulta la sección selecciona las interfaces NVMe o SCSI.

Para alcanzar los límites de rendimiento máximos con un tipo de máquina N1, usa 32 o más CPU virtuales. Para alcanzar los límites de rendimiento máximos en un tipo de máquina N2 y N2D, usa 24 o más CPU virtuales.

NVMe

Espacio de almacenamiento (GB) Particiones IOPS Capacidad de procesamiento
(MB/s)
Lectura Escritura Lectura Escritura
375 1 170,000 90,000 660 350
750 2 340,000 180,000 1,320 700
1,125 3 510,000 270,000 1,980 1,050
1,500 4 680,000 360,000 2,650 1,400
1,875 5 680,000 360,000 2,650 1,400
2,250 6 680,000 360,000 2,650 1,400
2,625 7 680,000 360,000 2,650 1,400
3,000 8 680,000 360,000 2,650 1,400
6,000 16 1,600,000 800,000 6,240 3,120
9,000 24 2,400,000 1,200,000 9,360 4,680

SCSI

Espacio de almacenamiento (GB) Particiones IOPS Capacidad de procesamiento
(MB/s)
Lectura Escritura Lectura Escritura
375 1 100,000 70,000 390 270
750 2 200,000 140,000 780 550
1,125 3 300,000 210,000 1,170 820
1,500 4 400,000 280,000 1,560 1,090
1,875 5 400,000 280,000 1,560 1,090
2,250 6 400,000 280,000 1,560 1,090
2,625 7 400,000 280,000 1,560 1,090
3,000 8 400,000 280,000 1,560 1,090
6,000 16 900,000 800,000 6,240 3,120
9,000 24 900,000 800,000 9,360 4,680

Se espera que las IOPS de lectura y escritura sean un 20% más bajas en las VM con tipos de máquinas N2D que en las VM con tipos de máquinas N1 o N2.