Máquinas virtuales escalables de alto rendimiento
Máquinas virtuales escalables de alto rendimiento

Compute Engine ofrece máquinas virtuales que se pueden configurar y que se ejecutan en los centros de datos de Google. Estas máquinas cuentan con almacenamiento en bloques y una infraestructura de red de alto rendimiento.

  • Selecciona la máquina virtual que más se adapte a tus necesidades: destinadas al uso general u optimizadas para gestionar distintas cargas de trabajo, y con tamaños predefinidos o personalizados.
  • Integra Compute Engine con otros servicios de Google Cloud, como los de inteligencia artificial, aprendizaje automático o analíticas de datos.
  • Haz reservas para que tus aplicaciones cuenten con la capacidad que necesiten a medida que requieran más recursos. Ahorra dinero con solo ejecutar cargas de trabajo de forma continua gracias a los descuentos por uso continuado. Además, si quieres disfrutar de una mayor rentabilidad, aprovecha los descuentos por uso confirmado.

Uso general (N2)

Los tipos de máquinas N2 ofrecen un equilibrio entre precio y rendimiento. Estas máquinas virtuales son adecuadas para la mayoría de las cargas de trabajo, como las aplicaciones de línea de negocio, el servicio web y las bases de datos.

Optimizadas para la computación (C2)

Los tipos de máquina C2 proporcionan un alto rendimiento de vCPU de forma constante. Estas máquinas virtuales son una opción fantástica para los juegos AAA, la automatización de diseño electrónico, la HPC y otras aplicaciones.

Con memoria optimizada (M2)

Los tipos de máquinas M2 cuentan con la mayor cantidad de memoria. Estas máquinas virtuales son adecuadas para las bases de datos en memoria, como SAP HANA, las analíticas en tiempo real y la caché en memoria.

Características principales

Migración activa de máquinas virtuales

Las máquinas virtuales de Compute Engine pueden migrarse de forma activa entre sistemas host y sin necesidad de reiniciarse, lo que permite que tus aplicaciones sigan funcionando incluso si hay que llevar a cabo tareas de mantenimiento en dichos sistemas.

Máquinas virtuales interrumpibles

Ejecuta tareas por lotes y cargas de trabajo tolerantes a fallos en máquinas virtuales interrumpibles para reducir los costes de vCPU y memoria hasta un 80 % sin dejar de disponer del rendimiento y las funciones que ofrecen las máquinas virtuales convencionales.

Nodos de único propietario

Los nodos de único propietario son servidores físicos de Compute Engine dedicados exclusivamente al uso que necesites hacer de ellos. Con estos nodos, puedes desplegar más fácilmente aplicaciones que usen licencias que hayas adquirido (BYOL). Los nodos de único propietario te dan acceso a los mismos tipos de máquinas y las mismas opciones de configuración de máquinas virtuales que las instancias computacionales convencionales.

Testimonios de clientes

Aspectos destacados

  • Al poder aprovisionar su infraestructura más rápido, pudieron realizar más lanzamientos en menos tiempo.

  • Pudieron reescribir desde cero una versión piloto de un producto viable mínimo del sistema de cadena de suministro principal en cuestión de unas semanas.

  • Director de información: "Ya no tengo que preocuparme tanto por la estabilidad del sistema".

Sector

  • Venta minorista y bienes de consumo

Ver todos los clientes

Novedades

Documentación

Aspectos básicos de Google Cloud
Precios de Compute Engine

Consulta los precios de todos los recursos de Compute Engine, incluidos los distintos tipos de máquinas virtuales.

Tutorial
Guía de inicio rápido con una máquina virtual de Linux

Crea una instancia y conéctate a ella mediante SSH.

Aspectos básicos de Google Cloud
Imágenes de disco de arranque

Consulta información sobre las imágenes públicas que puedes usar para crear tus máquinas virtuales o aprende a crear imágenes personalizadas e importarlas a Compute Engine.

Tutorial
Usar la API de Compute Engine a través de bibliotecas de cliente

Con las bibliotecas de cliente, puedes crear y gestionar recursos de Compute Engine en distintos lenguajes, como Go, Python, Java y Node.js, entre otros.

Tutorial
Crear grupos de instancias gestionadas

Los grupos de instancias gestionadas admiten las aplicaciones sin reconocimiento del estado que se pueden ejecutar en distintas máquinas virtuales. Mediante el autoescalado, puedes añadir o quitar instancias automáticamente en función del tamaño de tu carga de trabajo.

Aspectos básicos de Google Cloud
Información general sobre las redes de nube privada virtual (VPC)

Las redes virtuales te permiten conectar tus máquinas virtuales de Compute Engine entre sí y con otros servicios de Google Cloud. Configura los cortafuegos y la red VCP para gestionar el tráfico de red de tus aplicaciones.

Aspectos básicos de Google Cloud
Información general sobre la gestión de identidades y accesos

Los roles y permisos de la gestión de identidades y accesos (IAM) te permiten controlar el acceso a tus recursos de Compute Engine. Para acceder a tus recursos de la nube, los miembros de un proyecto y las cuentas de servicio de una aplicación deben tener los permisos de IAM correspondientes.

Casos prácticos habituales

Migración de máquinas virtuales

Las máquinas virtuales de Compute Engine pueden ejecutar una gran variedad de cargas de trabajo y son suficientemente flexibles como para gestionar las aplicaciones que tengas sin apenas necesidad de hacer cambios. Migra tus sistemas a Compute Engine para poder ejecutar tus cargas de trabajo en la nube y, de esta forma, tener más flexibilidad y menos costes.

Migra tus sistemas actuales a Compute Engine

Compute Engine incluye herramientas que te ayudan a migrar tus aplicaciones a la nube. En tan solo unos minutos, puedes hacer que tus aplicaciones se ejecuten en Compute Engine mientras que los datos se migran de forma transparente en segundo plano. Migra tus aplicaciones desde servidores físicos y máquinas virtuales de VMware vSphere, Amazon EC2 o Azure.

Arquitectura con todos los componentes de la infraestructura

Todas las características

Tipos de máquinas predefinidas Compute Engine ofrece configuraciones predefinidas de máquinas virtuales que se adaptan a todas las necesidades: instancias pequeñas destinadas al uso general, instancias grandes con memoria optimizada y hasta 11,5 TB de RAM o instancias rápidas optimizadas para la computación con hasta 60 vCPU.
Tipos de máquinas personalizadas Crea una máquina virtual con el tipo de máquina personalizada más conveniente para tus cargas de trabajo. Si adaptas los tipos de máquinas personalizadas a tus necesidades específicas, disfrutarás de un ahorro significativo.
Máquinas virtuales interrumpibles Instancias asequibles de duración reducida, ideales para ejecutar tareas por lotes y cargas de trabajo tolerantes a fallos. Gracias a las máquinas virtuales interrumpibles, puedes ahorrar hasta un 80 % sin dejar de disponer del rendimiento y las funciones que ofrecen las máquinas virtuales convencionales.
Migración activa de máquinas virtuales Las máquinas virtuales de Compute Engine pueden migrarse de forma activa entre sistemas host y sin necesidad de reiniciarse, lo que permite que tus aplicaciones sigan funcionando incluso si hay que llevar a cabo tareas de mantenimiento en dichos sistemas.
Discos persistentes Almacenamiento en bloques duradero y de alto rendimiento para instancias de máquina virtual. Los datos se almacenan de forma redundante para ofrecer más integridad y flexibilidad, lo que permite automatizar su encriptación y modificar el tamaño del almacenamiento sin interrupciones. Puedes crear discos persistentes con formato HDD o SSD. También es posible hacer capturas de un disco persistente y crear otros discos a partir de ellas. Si se desactiva una instancia de máquina virtual, su disco persistente conserva los datos y se puede vincular a otra instancia.
Unidades de estado sólido locales Compute Engine proporciona almacenamiento en bloques en unidades de estado sólido (SSD) locales con encriptado permanente. Las SSD locales están vinculadas físicamente al servidor en el que se aloja la instancia de la máquina virtual, lo que permite realizar un gran número de operaciones de entrada/salida por segundo (IOPS) y brinda una latencia reducida en comparación con los discos persistentes.
Aceleradores de GPU Se pueden añadir GPU para acelerar las cargas de trabajo que consuman muchos recursos computacionales, como el aprendizaje automático, las simulaciones, el análisis médico y las aplicaciones de estaciones de trabajo virtuales. Añade GPUs a tus máquinas virtuales o quítaselas en función de cómo varíen tus cargas de trabajo y paga por recursos de GPU únicamente cuando los utilices.
Balanceo de carga global La tecnología de balanceo de carga global permite distribuir las solicitudes entrantes en grupos de instancias de varias regiones. Gracias a esto, conseguirás resultados óptimos de rendimiento, transferencia de datos y disponibilidad a bajo coste.
Compatibilidad con Linux y Windows Ejecuta el sistema operativo que prefieras, incluidos Debian, CentOS, CoreOS, SUSE, Ubuntu, Red Hat Enterprise Linux, FreeBSD o Windows Server 2008 R2, 2012 R2 y 2016. También puedes usar una imagen compartida de la comunidad de Google Cloud o una tuya.
Facturación por segundo Google factura en incrementos de un segundo, lo que significa que solo pagas por el tiempo de procesamiento que utilices.
Descuentos por uso confirmado Con los descuentos por uso confirmado, puedes ahorrar hasta un 57 % sin costes por adelantado ni dependencias en cuanto al tipo de instancia.
Compatibilidad con contenedores Ejecuta, gestiona y orquesta contenedores Docker en las máquinas virtuales de Compute Engine mediante Google Kubernetes Engine.
Descuentos por uso continuado Los descuentos por uso continuado son rebajas automáticas que obtienes por ejecutar determinados recursos de Compute Engine durante una parte considerable del mes de facturación.
Reservas Crea reservas de instancias de máquina virtual en una zona concreta. Puedes usar las reservas para que tu proyecto cuente con recursos suficientes en caso de que necesite más en el futuro. Cuando ya no necesites una reserva, elimínala para evitar que se te cobre por ella.
Recomendaciones de tamaño Compute Engine ofrece recomendaciones sobre el tipo de máquina para que puedas optimizar el uso de recursos de tus instancias de máquina virtual. Aprovecha estas recomendaciones para modificar el tamaño del tipo de máquina de tus instancias y, de esta forma, usar los recursos de las instancias de manera más eficiente.

Precios

Los precios de Compute Engine se basan en el uso por segundo de los tipos de máquinas, discos persistentes y otros recursos que selecciones para tus máquinas virtuales. Puedes probar Compute Engine gratis.

Ver detalles de precios