Información general sobre los conceptos de facturación de Cloud

Puedes configurar la facturación en Google Cloud Platform (GCP) de varias maneras para responder a distintas necesidades. En esta sección se ofrece una introducción a los conceptos básicos de la facturación y se analiza cómo aplicarlos de manera efectiva.

Recursos

Los recursos de GCP son los componentes fundamentales que constituyen todos sus servicios, como las máquinas virtuales de Google Compute Engine, los temas de Google Cloud Pub/Sub o los segmentos de Google Cloud Storage. Con el objetivo de poder facturar y realizar controles de acceso, los recursos de nivel inferior son la base de una jerarquía en la que también se incluyen proyectos y una organización.

Proyectos

Todos los recursos de nivel inferior subyacen a los proyectos, que son la capa intermedia en la jerarquía de recursos. Puedes utilizarlos para representar proyectos, equipos, entornos lógicos u otras colecciones que estén relacionados con una función o estructura empresarial. Un recurso concreto solo puede existir en un proyecto.

Organización

Una organización ocupa la cúspide de la jerarquía de recursos. Todos los recursos que pertenecen a una organización se agrupan en el nodo de la organización, cuya función es facilitar información y control de acceso a todos los recursos que esta englobe.

Para obtener más información sobre proyectos y organizaciones, consulta la documentación de Cloud Resource Manager.

Cuenta de facturación

Visión general

Una cuenta de facturación se utiliza para especificar quién paga un determinado conjunto de recursos. En ella se incluyen un método de pago, en el que se cobran los costes, y un control de acceso que se rige por las funciones de gestión de identidades y accesos de Cloud Platform.

Una cuenta de facturación se puede vincular a uno o más proyectos. El uso del proyecto se cobra en la cuenta de facturación asociada. Los proyectos que no están vinculados a una no pueden usar los servicios de GCP de pago.

Proyectos en una cuenta de facturación de Google Cloud Platform

Tipos de cuentas

Hay dos tipos de cuentas de facturación:

  • Autoservicio

    • El método de pago es una tarjeta de crédito o débito, o bien la domiciliación bancaria de SNCE.
    • Los costes se cobran automáticamente.
    • Puedes elegir que este sea el tipo de facturación que se te aplique a través de Internet.
  • Mensual

    • El método de pago puede ser un cheque o una transferencia bancaria.
    • Las facturas se envían por correo postal o electrónico.
    • Debes cumplir una serie de requisitos para poder pagar con este método. Obtén más información al respecto.

Ciclo de cobro

Los costes se cobran automáticamente en una cuenta de facturación de una de estas dos maneras:

  • Facturación mensual: los costes se cobran en un ciclo mensual regular.
  • Facturación por umbrales: los costes se cobran cuando tu cuenta acumula una cantidad específica.

Las cuentas de facturación mensual se cobran cada mes y las de autoservicio pueden facturarse mensualmente o por umbrales. Obtén más información sobre la facturación por umbrales.

Contactos de facturación

Una cuenta de facturación incluye un conjunto de contactos, definidos en el perfil de Google Payments y conectados a la cuenta, para que los usuarios puedan recibir los datos de facturación concretos de un método de pago registrado (por ejemplo, cuando sea necesario actualizar una tarjeta de crédito). Puedes administrar estos contactos a través de la consola de GCP o de la consola de Payments.

Subcuentas (versión beta)

Con las subcuentas de facturación es posible agrupar los cargos de proyectos en una sección independiente de tu factura. Una subcuenta de facturación es una cuenta de facturación que contiene un enlace a la cuenta maestra del distribuidor en la que aparecen los cargos. La cuenta maestra debe aparecer en la factura.

Una subcuenta es como una cuenta de facturación en la mayoría de los sentidos, ya que puede vincular proyectos, configurar exportaciones de facturación y tener funciones de gestión de identidades y accesos. Todos los cargos realizados a proyectos asociados a la subcuenta se agrupan y suman en la factura. Con respecto a la administración de recursos, esto permite que la política de control de acceso se pueda segregar en la subcuenta, de modo que el cliente pueda desempeñar tareas de separación y administración.

Por norma general, las subcuentas se utilizan para representar a los distribuidores cuando realizan algún contracargo.

Proyectos en una cuenta de facturación de Google Cloud Platform

La API de Cloud Billing ofrece la posibilidad de crear y administrar subcuentas a través de ella para que puedas conectarte a tus sistemas, aprovisionar a tus nuevos clientes o realizar contracargos a grupos mediante programación.

¿Te ha resultado útil esta página? Danos tu opinión: