Guías de inicio rápido para PHP

Google Cloud Platform ofrece cuatro opciones de alojamiento para los desarrolladores de PHP. Es importante analizar qué entorno se adecua más a tus necesidades, pero también debes tener en cuenta que muchas aplicaciones necesitarán utilizar dos o más de estas opciones de alojamiento.

Google App Engine constituye un punto de partida ideal. App Engine es una plataforma como servicio (PaaS) para aplicaciones web y backends móviles que puede realizar un escalado automático de tu aplicación según el tráfico. No se necesita aprovisionar ni mantener servidores. Si te interesa usar máquinas virtuales o contenedores directamente, también puedes consultar los tutoriales sobre cómo utilizar Compute Engine o Kubernetes Engine.

App Engine cuenta con dos entornos: el entorno estándar y el entorno flexible. Cada entorno tiene sus ventajas y desventajas. Puedes informarte sobre las diferencias generales que existen entre los dos entornos en la documentación de App Engine. Para los desarrolladores de PHP, las diferencias principales son:

Entorno estándar Entorno flexible
Disponible de forma general. Beta.
Nivel gratuito limitado. Sin nivel gratuito.
Solo PHP 5.5. PHP 5.6, 7.0 y 7.1.
Está disponible un subconjunto de extensiones PHP. Se puede ampliar el tiempo de ejecución para instalar cualquier extensión PHP que funcione en Debian Linux.
No hay acceso desde la línea de comandos a las instancias. Acceso desde la línea de comandos a las instancias mediante Cloud Shell y SSH.
Servidor web gestionado por Google. Servidor web NGINX configurable.
No se puede editar ningún sistema de archivos. Sistema de archivos editable.
No se pueden ejecutar secuencias de comandos de despliegue. Se pueden ejecutar secuencias de comandos de despliegue con composer.json.
Usar el entorno estándar Usar el entorno flexible