Kubernetes Engine

Método fiable, eficiente y seguro para ejecutar clústeres de Kubernetes

Pruébalo gratis Ver consola

Gestión a escala de aplicaciones en contenedores

Kubernetes Engine es un entorno gestionado listo para la fase de producción que se ha diseñado para desplegar aplicaciones en contenedores. Esta solución incorpora nuestras últimas innovaciones en cuanto a productividad para desarrolladores, eficiencia de recursos y operaciones automatizadas, junto con la flexibilidad del código abierto, para que reduzcas el tiempo de lanzamiento.

Kubernetes Engine se lanzó en el 2015 aprovechando los más de 12 años de experiencia de Google en la ejecución de servicios como Gmail y YouTube en contenedores. Gracias a esta solución, puedes empezar a usar Kubernetes en un abrir y cerrar de ojos, ya que no tienes que instalar, gestionar ni controlar tus propios clústeres de Kubernetes.

Despliega una amplia variedad de aplicaciones

Kubernetes Engine facilita las tareas de despliegue, actualización y gestión de tus aplicaciones y servicios, lo que te permite desarrollar e iterar aplicaciones rápidamente. Y no solo sirve para las aplicaciones sin reconocimiento del estado: también puedes vincular almacenamiento persistente e incluso ejecutar una base de datos en tu clúster. Solo tienes que describir los recursos informáticos, de memoria y de almacenamiento que necesitan los contenedores de tu aplicación, y Kubernetes Engine se encargará de aprovisionar y gestionar los recursos en la nube subyacentes de forma automática. Como esta solución admite la aceleración por hardware, resulta muy sencillo ejecutar cargas de trabajo de aprendizaje automático, de GPU en general y de informática de alto rendimiento, entre otras cargas que se benefician de los aceleradores por hardware especializados.

Operaciones impecables con alta disponibilidad

Controla tu entorno desde el panel de Kubernetes Engine integrado en la consola de Google Cloud. Puedes usar las comprobaciones de estado periódicas para detectar y sustituir aplicaciones de tus despliegues que hayan fallado o se hayan bloqueado. Asegúrate de que tus servicios tengan alta disponibilidad y ofrece una experiencia óptima a los usuarios gracias a las funciones para contenedores, que abarcan desde estrategias de replicación hasta reparaciones automáticas, pasando por tareas de supervisión. Los ingenieros de fiabilidad del sitio web (SRE) de Google supervisan constantemente tu clúster y sus recursos informáticos, de red y de almacenamiento para que tú no tengas que preocuparte por ellos y te centres al máximo en tus aplicaciones.

Escala fácilmente para satisfacer la demanda

Pasa de una sola máquina a miles de ellas: el autoescalado de Kubernetes Engine te permite gestionar los incrementos en la demanda de tus servicios, por lo que estarán disponibles cuando más lo necesites. Una vez que se estabilice la situación, podrás volver a escalar los recursos para ahorrar dinero o programar tareas por lotes de baja prioridad para aprovechar los ciclos libres. De este modo, Kubernetes Engine te ayuda a sacar el máximo partido de tu grupo de recursos.

Disfruta de una ejecución segura en la red de Google

Conéctate a los clústeres o aíslalos mediante políticas de red pormenorizadas desde cualquier lugar gracias a la nube privada virtual (VPC) mundial de Google Cloud. Recurre a los servicios públicos protegido por una sola dirección IP anycast mundial para que el balanceo de carga sea perfecto. Protege tus contenedores contra ataques DoS y otros tipos de ataques al perímetro.

Muévete con libertad entre los entornos in situ y las nubes

Kubernetes Engine cuenta con el certificado de Kubernetes para asegurar la portabilidad entre las nubes y los entornos in situ. Como no dependes de ningún proveedor, puedes retirar tus aplicaciones de Kubernetes Engine y ejecutarlas en cualquier entorno que sea compatible con este sistema, incluidos tus servidores in situ. Además, puedes adaptar las integraciones, como la supervisión, el almacenamiento de registros y la CI/CD, con Google Cloud Platform (GCP) y con soluciones de terceros del ecosistema.

Despliega un clúster de Kubernetes y actualiza el código de producción en cuestión de segundos

Ahora te toca a ti: escribe los comandos en el siguiente emulador de terminal y aprende a crear un clúster de Kubernetes en Kubernetes Engine.

Funciones de Kubernetes Engine

Ejecuta aplicaciones en contenedores en un entorno de Kubernetes listo para la fase de producción y gestionado por Google Cloud.

Gestión de identidades y acceso
Puedes controlar el acceso al clúster con tus cuentas de Google y los permisos de roles.
Redes híbridas
Reserva un intervalo de direcciones IP para tu clúster. Gracias a esto, las IP del clúster pueden coexistir con las de redes privadas mediante Google Cloud VPN.
Seguridad y cumplimiento
Kubernetes Engine cuenta con el respaldo de nuestro equipo de seguridad, compuesto por más de 750 expertos. Además, cumple los requisitos de la HIPAA y del estándar PCI DSS 3.1.
Supervisión y almacenamiento de registros integrados
Habilita Stackdriver Logging y Stackdriver Monitoring, y configúralos con solo marcar unas casillas. De esta forma, te resultará más sencillo obtener información valiosa sobre cómo funciona tu aplicación.
Autoescalado
Aumenta o reduce automáticamente la cantidad de recursos del despliegue de tu aplicación en función del uso (CPU o memoria).
Actualizaciones de versiones automáticas
Actualiza tu clúster a la versión más reciente de Kubernetes de forma automática. Las actualizaciones de Kubernetes están disponibles en Kubernetes Engine poco después de publicarlas.
Reparación automática
Si la reparación automática está habilitada y se detecta un nodo que no supera una comprobación del estado, Kubernetes Engine inicia un proceso de reparación del nodo en cuestión.
Límites de recursos
Kubernetes te permite especificar la cantidad de CPU y de memoria RAM que necesita cada contenedor, para que puedas organizar mejor las cargas de trabajo de tu clúster.
Compatibilidad con aplicaciones con reconocimiento de estado
Kubernetes Engine no es solo para las aplicaciones que siguen la metodología Twelve-Factor App. Puedes vincular almacenamiento persistente a los contenedores e, incluso, alojar bases de datos completas.
Compatibilidad con imágenes Docker
Kubernetes Engine admite el formato común de contenedores Docker.
Totalmente gestionado
Los ingenieros de fiabilidad del sitio web (SRE) de Google gestionan por completo los clústeres de Kubernetes Engine para asegurarse de que estén disponibles y actualizados en todo momento.
Sistema operativo desarrollado para contenedores
Kubernetes Engine se ejecuta en Container-Optimized OS, un sistema reforzado diseñado y gestionado por Google.
Registro privado de contenedores
La integración con Google Container Registry te facilita la tarea de almacenar y acceder a tus imágenes Docker privadas.
Versiones coherentes y rápidas
Utiliza Google Cloud Build para desplegar tus contenedores en Kubernetes Engine de forma fiable y sin necesidad de configurar la autenticación.
Portabilidad de las cargas de trabajo in situ y en la nube
Kubernetes Engine cuenta con el certificado de Kubernetes, por lo que puedes trasladar las cargas de trabajo a otras plataformas de dicho sistema in situ o en otras nubes.
Compatibilidad con GPUBETA
Kubernetes Engine admite las GPU, por lo que resulta muy sencillo ejecutar cargas de trabajo de aprendizaje automático, de GPU en general y de informática de alto rendimiento, entre otras cargas que se benefician de los aceleradores por hardware especializados.
Panel integrado
La consola de GCP ofrece paneles útiles para los clústeres de tus proyectos y sus recursos. Con estos paneles, puedes ver, inspeccionar, gestionar y eliminar recursos de tus clústeres.

Precios de Kubernetes Engine

Kubernetes Engine aplica los precios de las instancias de Compute Engine a cada nodo del clúster hasta que se elimina un clúster. Consulta nuestra guía de precios.

Enviar comentarios sobre...