Nube privada virtual (VPC)

Funcionalidad de red gestionada para tus recursos de Google Cloud Platform.

Consulta la documentación de este producto.

Un espacio privado dentro de Google Cloud Platform

Un espacio privado dentro de Google Cloud Platform

La nube privada virtual (VPC) te ofrece la flexibilidad de escalar y controlar cómo se conectan las cargas de trabajo a nivel regional y mundial. Cuando conectes tus recursos on-premise o remotos a GCP, tendrás acceso en todo el mundo a tus VPC sin necesidad de replicar las políticas de conectividad o administrativas en cada región. Puedes incorporar tus propias direcciones IP a la red Google en todas las regiones.

Internacional

Una sola VPC de Google Cloud puede abarcar varias regiones sin comunicarse a través de la Internet pública. En contextos on-premise, puedes compartir una conexión entre la VPC y los recursos on-premise con todas las regiones mediante una sola VPC; es decir, no necesitas una conexión en cada región.

Compartible

Al disponer de una única VPC para toda una organización, es posible aislar los equipos dentro de cada proyecto, con facturación y cuotas independientes. Sin embargo, se mantienen un espacio de IP privado compartido y el acceso a los servicios que se usan de forma común, como una solución de VPN o Cloud Interconnect.

Ampliable

Las VPC de Google Cloud te permiten aumentar el espacio de IP de cualquier subred sin desactivar las cargas de trabajo y sin periodos inactivos. De este modo, contarás con una mayor flexibilidad y con opciones de crecimiento que se ajustan a tus necesidades.

Transparente

Con los registros de flujo de VPC, podrás almacenar registros casi en tiempo real (en intervalos de 5 segundos) para supervisar el despliegue y llevar a cabo tanto análisis de rendimiento como evaluaciones de informática forense de la red. De esta forma, podrás hacer que tu despliegue se ejecute de forma segura y con la máxima eficiencia.

Características

Red VPC

VPC puede crear automáticamente tu topología virtual al configurar rangos de prefijo para tus subredes y políticas de red, aunque puedes configurar tus propios intervalos. También es posible ampliar los intervalos de CIDR sin periodos inactivos.

Replicación de paquetes

Soluciona los problemas de tus VPC existentes mediante la recopilación e inspección del tráfico de red a escala, la detección de intrusiones, la supervisión del rendimiento de las aplicaciones y los controles de cumplimiento.

VPN

Conecta de forma segura tu red actual a la red VPC a través de IPsec.

Cortafuegos

Segmenta tus redes con un cortafuegos de distribución mundial para limitar el acceso a las instancias. El almacenamiento de registros de reglas de cortafuegos te permite auditar, verificar y analizar los efectos de estas.

Emparejamiento de VPC

Configura la comunicación privada en una misma organización (o entre varias diferentes) sin cuellos de botella en el ancho de banda ni puntos de fallo únicos.

VPC compartida

Configura una red VPC de modo que se pueda compartir entre diversos proyectos de tu organización. Las rutas de conectividad y los cortafuegos asociados se gestionan de forma centralizada. Tus desarrolladores tendrán sus propios proyectos, con facturaciones y cuotas independientes. Lo único que compartirán es la red privada a la que se conectan, la cual facilita la comunicación entre los equipos.

Rutas

Reenvía el tráfico de una instancia a otra dentro de la misma red o entre subredes sin necesidad de recurrir a direcciones IP externas.

Registros de flujos de las VPC.

Los registros de flujo obtienen información sobre el tráfico IP que entra y sale de las interfaces de red en Compute Engine. Estos ayudan a supervisar la red, optimizar el gasto y hacer evaluaciones de informática forense y análisis de seguridad en tiempo real. Los registros de flujo de GCP se actualizan cada 5 segundos para proporcionar una visibilidad inmediata.

Arquitecturas sencillas y complejas

Alojar aplicaciones multinivel distribuidas por todo el mundo mediante una VPC con subredes. Conectar bases de datos alojadas en GCP o de forma externa a los servicios de aprendizaje automático de Google a través de una VPC con subredes y acceso a una VPN.

Recuperación tras fallos

Con las réplicas de aplicaciones, puede crear copias de seguridad con la capacidad de computación de GCP para volver a ellas después de los incidentes.

Acceso privado

Obtén acceso privado a los servicios de Google, como el almacenamiento, el Big Data, las analíticas y el aprendizaje automático, sin necesidad de dar a tu servicio una dirección IP pública. Configura el frontend de tu aplicación para recibir solicitudes de Internet y proteger tus servicios de backend frente a los puntos de conexión públicos. Al mismo tiempo, también podrás acceder a los servicios de Google Cloud.

Incorpora tus propias IP

Incorpora tus propias direcciones IPa la red Google en todas las regiones para minimizar el periodo inactivo durante la migración y reducir el coste de la infraestructura de red. Después de incorporar tus propias IP, GCP las publicará globalmente a todos los compañeros. Puedes desglosar tus prefijos en bloques de apenas 16 direcciones (/28) para conseguir más flexibilidad con tus recursos.

Replicación de paquetes de Partner

Recursos técnicos

PRECIOS DE VPC

VPC ofrece tarifas competitivas en términos de precio y rendimiento. Más información

Google Cloud

Primeros pasos

Aprendizaje y desarrollo

Los nuevos clientes reciben 300 USD en créditos gratuitos para aprender y crear en Google Cloud durante un máximo de 12 meses.

¿Necesitas más ayuda?

Nuestros expertos te ayudarán a crear la solución adecuada o a encontrar el partner que mejor se ajuste a tus necesidades.

Enviar comentarios sobre...

Nube privada virtual