Máquinas virtuales no garantizadas (preemptible)

Instancias informáticas asequibles de duración reducida, ideales para trabajos por lotes y cargas de trabajo tolerantes a fallos.

Pruébalo gratis

Máquinas virtuales de bajo coste y duración reducida

Las máquinas virtuales no garantizadas son instancias informáticas de bajo coste y duración reducida, ideales para trabajos por lotes y cargas de trabajo tolerantes a fallos. Además, ofrecen los mismos tipos de máquinas y opciones que las instancias informáticas convencionales, y duran hasta 24 horas. Si tus aplicaciones son tolerantes a fallos y soportan posibles interrupciones en las instancias, puedes reducir considerablemente tus costes de Google Compute Engine gracias a las instancias no garantizadas.

Predecibles y asequibles

Las máquinas virtuales no garantizadas son un 80% más económicas que las convencionales. Los precios son fijos para que puedas planificar tus finanzas y tus costes se mantengan siempre bajos, sin arriesgarte a depender de las fluctuaciones del mercado.

Amplía tus recursos informáticos

Usa máquinas virtuales no garantizadas con cualquier carga de trabajo de duración reducida y tolerante a fallos. Estos son algunos ejemplos de posibles usos: genómica, farmacéutica, modelos y simulación financieros, procesamiento, transcodificación de medios, diseño de fabricación, Hadoop y Big Data, integración continua y rastreo web.

Procesamiento por lotes más rápido

Complementa tus máquinas virtuales convencionales con instancias no garantizadas de bajo coste para acabar tus trabajos de informática intensiva con mayor rapidez y ahorrar tiempo y dinero.

Habilitación instantánea

Solo tienes que añadir --preemptible a la línea de comandos de gcloud y ya está todo listo para que empiece la acción, no es necesario codificar nada más. Gracias a la facturación por segundo, puedes apagar las máquinas virtuales en cuanto terminas.

// ENABLE PREEMPTIBLE OPTION
gcloud compute instances create my-vm --zone us-central1-b --preemptible

Características de las máquinas virtuales no garantizadas

Instancias informáticas asequibles de duración reducida, ideales para trabajos por lotes y cargas de trabajo tolerantes a fallos.

Configuración sencilla
Para crear una instancia no garantizada, solo tienes que realizar una inversión binaria mediante la línea de comandos, la API o la consola de desarrollo.
Capacidad de ampliación sencilla
Adjunta GPUs y SSD locales a las instancias no garantizadas para mejorar el rendimiento y disfrutar de un mayor ahorro.
Apagado suave
En Compute Engine tienes 30 segundos para apagar cuando usas instancias no garantizadas, de forma que puedes guardar el trabajo en curso para continuar más tarde.
Informática a gran escala
Acelera todas las instancias que necesites y apágalas cuando hayas terminado. Solo pagas lo que usas.
Capacidad de recuperación rápida
Los grupos de instancias administrados automáticamente recrean tus instancias cuando están en máquinas virtuales no garantizadas (si hay capacidad disponible).
Precios fijos
Las máquinas virtuales no garantizadas tienen un precio fijo un 80% inferior al de las instancias convencionales. En la factura aparecen desglosadas, así que puedes ver perfectamente lo que estás ahorrando.

"El modelo de precios de las máquinas virtuales no garantizadas cambia radicalmente las reglas del juego
para una empresa emergente de capital semilla como la nuestra".

- Mark Johnson Cofundador y director ejecutivo de Descartes Labs