Cloud Load Balancing

Balanceo de cargas escalable y de alto rendimiento en Google Cloud Platform
Ajuste de escala automático y balanceo de cargas en todo el mundo

Ajuste de escala automático y balanceo de cargas en todo el mundo

Escala tus aplicaciones de Compute Engine de cero a un funcionamiento pleno con Cloud Load Balancing, sin necesidad de preparación. Distribuye tus recursos de procesamiento con cargas balanceadas en una o varias regiones, cerca de tus usuarios y para satisfacer tus requisitos de alta disponibilidad. Cloud Load Balancing puede ubicar tus recursos en una sola IP Anycast y aumentar o disminuir la escala de tus recursos con el ajuste de escala automático inteligente. Cloud Load Balancing ofrece varias opciones y está integrado a Cloud CDN para una entrega óptima de aplicaciones y contenido.

Balanceo de cargas global con una sola IP Anycast

Con Cloud Load Balancing, una sola IP Anycast hace de frontend para todas las instancias de backend en regiones de todo el mundo. Proporciona un balanceo de cargas entre regiones con conmutación automática por error multirregional, que traslada el tráfico cuidadosamente en fracciones si el backend se encuentra en mal estado. A diferencia de las soluciones de balanceo de cargas global basadas en DNS, Cloud Load Balancing reacciona de inmediato ante los cambios en los usuarios, el tráfico, la red, el estado del backend y otras condiciones relacionadas.

Balanceo de cargas definido por software

Cloud Load Balancing es un servicio completamente distribuido, definido por software y administrado para todo tu tráfico. No es una solución basada en dispositivos ni instancias, así que no dependerás de infraestructuras físicas de balanceo de cargas ni tendrás que enfrentar los desafíos de alta disponibilidad, escalamiento y administración inherentes al balanceo de cargas basado en instancias. Puedes aplicar Cloud Load Balancing a todo tu tráfico: HTTP(S), TCP/SSL y UDP. También puedes inhabilitar tu tráfico de SSL con el balanceo de cargas de HTTPS y proxy SSL.

Más de un millón de consultas por segundo

Cloud Load Balancing está compilado en la misma infraestructura de servicio de frontend que usa Google. Es capaz de procesar más de 1 millón de consultas por segundo con un rendimiento alto y una latencia baja uniformes. El tráfico ingresa en Cloud Load Balancing a través de más de 80 ubicaciones diferentes de balanceo de cargas global, lo que maximiza la distancia recorrida en la red troncal rápida y privada de Google.

Ajuste de escala automático sin interrupciones

Cloud Load Balancing puede escalarse a medida que aumentan la cantidad de usuarios y el tráfico; esto incluye la administración con facilidad de picos de tráfico inesperados, inmediatos y enormes, ya que los desvía a otras regiones del mundo que puedan aceptarlos. El ajuste de escala automático no requiere preparación; puedes pasar de cero a un funcionamiento pleno en cuestión de segundos.

Balanceo de cargas interno

El balanceo de cargas interno te permite crear servicios internos escalables y con alta disponibilidad para tus instancias de cliente internas, sin necesidad de exponer los balanceadores de cargas a Internet. La arquitectura del balanceo de cargas interno de GCP usa Andromeda, la plataforma de virtualización de red definida por software de Google. El balanceo de cargas interno también es compatible con clientes ubicados en distintas VPN.

Compatibilidad con protocolos de vanguardia

Cloud Load Balancing es compatible con los protocolos de entrega de aplicaciones más recientes. Admite HTTP/2 con gRPC para la conexión con backends y también es el primer gran servicio público en la nube en admitir QUIC para que nuestros balanceadores de cargas HTTPS proporcionen una configuración de sesiones más rápida a fin de ofrecer a los clientes una aplicación con mejor capacidad de respuesta.

Características

Balanceo de cargas HTTP(S)

El balanceo de cargas de HTTP(S) puede balancear tráfico HTTP y HTTPS en diferentes instancias de backend ubicadas en diversas regiones. Toda tu app está disponible a través de una sola dirección IP mundial, por lo que la configuración de DNS es más simple. El balanceo de cargas de HTTP(S) es escalable, está diseñado a prueba de errores, no necesita preparación y permite el balanceo de cargas basado en el contenido. Para el tráfico de HTTPS, proporciona terminación SSL y balanceo de cargas.

Stackdriver Logging

Stackdriver Logging registra todas las solicitudes de balanceo de cargas que se envían a tu balanceador de cargas. Estos registros se pueden usar para depurar y analizar el tráfico de usuarios. Puedes ver los registros de solicitudes y exportarlos a Cloud Storage, BigQuery o Cloud Pub/Sub para analizarlos.

Balanceo de cargas de TCP/SSL

El balanceo de cargas de TCP puede distribuir el tráfico de TCP en un grupo de instancias dentro de una región de Compute Engine. Es escalable, no necesita preparación y las verificaciones de estado ayudan a determinar que solo las instancias en buen estado reciban tráfico. El proxy de SSL ofrece terminación SSL para el tráfico que no sea HTTPS con balanceo de cargas.

Ajuste de escala automático sin interrupciones

El ajuste de escala automático ayuda a tus aplicaciones a manejar de forma elegante los aumentos en el tráfico y a reducir los costos cuando la necesidad de recursos es menor. Simplemente debes definir la política de ajuste de escala automático, y el escalador automático realizará el escalamiento según la carga medida. No necesita preparación. Va de cero a un funcionamiento pleno en cuestión de segundos.

Descarga SSL

La descarga SSL te permite administrar de forma central los certificados y la desencriptación SSL. Puedes habilitar la encriptación entre tu capa de balanceo de cargas y los backends para garantizar el nivel más alto de seguridad con poca sobrecarga adicional en el procesamiento en los backends.

Verificaciones de estado de alta fidelidad

Las verificaciones de estado garantizan que el balanceo de cargas dirija las conexiones nuevas solo a backends en buen estado, que se estén ejecutando y estén listos para recibirlas. Las verificaciones de estado de alta fidelidad permiten que los sondeos imiten el tráfico real en los backends.

Compatibilidad con funciones avanzadas

Cloud Load Balancing también incluye compatibilidad con funciones avanzadas, como el balanceo de cargas global IPv6, WebSockets, encabezados de solicitudes definidos por el usuario y reenvío de protocolos para VIP privadas.

Afinidad

La afinidad de Cloud Load Balancing direcciona y fija el tráfico de usuarios a instancias de backend específicas.

Integración en Cloud CDN

Habilita Cloud CDN para el balanceo de cargas de HTTP(S) y optimiza la entrega de aplicaciones a tus usuarios con una sola casilla de verificación.

Balanceo de cargas UDP

El balanceo de cargas UDP puede distribuir el tráfico de UDP en un grupo de instancias dentro de una región de Compute Engine. Es escalable, no necesita preparación y las verificaciones de estado ayudan a determinar que solo las instancias en buen estado reciban tráfico.

“El balanceo de cargas de Google Cloud Platform simplifica nuestra implementación y proporciona el escalamiento y la alta disponibilidad que necesitamos sin problemas. Es posible administrar 150,000 solicitudes por segundo sin inconvenientes, tiempo de calentamiento ni preparación de nuestra parte. La tranquilidad que nos brinda marca una gran diferencia, en comparación con la época en la que teníamos que configurar hardware de balanceo de cargas especializado”.

Arnaud Granal, director de Tecnología, Adcash

Recursos

Precios

Todas las opciones de uso de Cloud Load Balancing comparten las mismas tarifas de servicio por hora y volumen de procesamiento de datos. Más información.

Google Cloud

Comenzar

Aprende y crea

¿Acabas de comenzar a usar GCP? Empieza a usar cualquier producto sin costo con un crédito de $300.

¿Necesitas más ayuda?

Nuestros expertos te ayudarán a crear la solución adecuada o a encontrar el socio más conveniente según tus necesidades.

Enviar comentarios sobre…