• Temas
  • ¿Qué es el gobierno de datos?

¿Qué es el gobierno de datos?

El gobierno de datos es un enfoque riguroso para gestionar los datos durante su ciclo de vida, desde la adquisición hasta la eliminación, pasando por el uso.

El gobierno de datos es imprescindible en todas las empresas de todos los sectores, ya que los datos se han ido convirtiendo en su recurso más valioso al avanzar en su transformación digital.

Los responsables sénior necesitan datos precisos y oportunos para tomar decisiones empresariales estratégicas. Los profesionales de marketing y ventas necesitan datos fiables para saber qué quieren los clientes. Los empleados de aprovisionamiento y gestión de la cadena de suministro necesitan datos exactos para mantener abastecidos los inventarios y minimizar los costes de fabricación. Los responsables del cumplimiento deben demostrar que los datos se tratan conforme a las normas tanto internas como externas. Y así sucesivamente.

Definición del gobierno de datos

El gobierno de datos abarca todas las medidas adoptadas para que los datos sean seguros, privados y precisos y, además, estén disponibles y se puedan usar. Incluye todas las acciones que deben realizar los usuarios, los procedimientos que deben seguir y la tecnología que utilizan durante todo el ciclo de vida de los datos.

El gobierno de datos significa fijar estándares internos (es decir, políticas de datos) que regulen cómo se recopilan, almacenan, procesan y eliminan los datos. Rige quiénes pueden acceder a qué tipos de datos y cuáles de estos están sometidos al gobierno. También implica cumplir los estándares externos que fijan las asociaciones del sector, los organismos públicos y otras partes interesadas. 

¿Cuáles son las ventajas del gobierno de datos?

Toma decisiones más acertadas y oportunas

Los usuarios de toda la organización reciben los datos que necesitan para llegar y atender a los clientes, diseñar y mejorar productos y servicios, y aprovechar las oportunidades nuevas de obtener ingresos.

Mejora los controles de costes

Los datos te sirven para gestionar los recursos de manera más eficaz. Como puedes eliminar los datos que se duplican a causa de los silos de información, no compras hardware de más, con lo que cuesta, ni tienes que mantenerlo.

Mejora el cumplimiento de normativas

Dado que el marco normativo es cada vez más complejo, fijar prácticas rigurosas de gobierno de datos en las organizaciones cobra aún más importancia. Ahórrate el riesgo de incumplir normativas y anticípate a las que van a entrar en vigor de forma proactiva.

Aumenta la confianza que depositan en ti los clientes y proveedores

Si demuestras mediante auditorías que cumples las políticas de datos internas y externas, los clientes y los partners están seguros de que proteges su información sensible y se muestran dispuestos a hacer negocios contigo.

Gestiona los riesgos con más facilidad

Con un gobierno riguroso, disipas cualquier duda sobre la posibilidad de que los datos sensibles queden expuestos a personas o sistemas sin autorización, de que usuarios externos malintencionados quiebren la seguridad o incluso de que insiders accedan a datos que no tienen derecho a ver.

Permite que más empleados accedan a más datos

Si el gobierno de datos es riguroso, puedes permitir que más empleados accedan a más datos con la plena seguridad de que siempre son los adecuados y de que esta democratización de los datos no perjudica a la organización.

Gobierno de datos en la nube

Cuanto más se generaliza la adopción de la nube, más dudas surgen en cuanto a cómo afecta al gobierno de datos. Estas son las inquietudes que desasosiegan a las empresas:

  • ¿Estarán protegidos los datos?: a algunas empresas les preocupa almacenar datos en la nube pública. Siguen controlando el gobierno de datos en sus sistemas on‑premise, pero quieren tener la certeza de que el proveedor de servicios en la nube impide que sus datos queden expuestos y los protege contra robos en la nube.  
  • ¿Cumplirá las normativas el proveedor de servicios en la nube?: los responsables de cumplimiento y los custodios de datos de las empresas velan por acatar las normativas y los estándares y deben estar seguros de que el proveedor de servicios en la nube también los cumple todos, como el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), la Ley de Privacidad del Consumidor de California (CCPA), las normas de seguridad de datos del sector de las tarjetas de pago (PCI DSS) y la ley de transferencia y responsabilidad de los seguros médicos de EE. UU. (Health Insurance Portability and Accountability Act o HIPAA), entre otros. Además, le tienen que proporcionar herramientas que les faciliten el cumplimiento cuando los datos están en la nube.
  • ¿Mantendremos la visibilidad y el control?: el gobierno de datos es fundamental para que los proveedores de servicios en la nube se ganen la confianza de los clientes y mejoren notablemente su experiencia. Por eso, los proveedores más importantes ofrecen a las empresas que usan sus plataformas ciertos componentes esenciales, como herramientas para evaluar datos, catalogar metadatos, gestionar el control de acceso o monitorizar la calidad de los datos y la seguridad de la información.

¿Para qué se usa el gobierno de datos?

El gobierno de datos es imprescindible para que los datos sean seguros, privados y precisos y, además, estén protegidos, se puedan usar y cumplan las políticas tanto internas como externas. El gobierno de datos te permite definir medidas obligatorias de control que amplíen el acceso a los datos, pero con la seguridad y la privacidad que garantizan los propios controles. A continuación se indican algunos de los usos más habituales.

Custodia de los datos

A menudo, el gobierno de datos implica dar a los denominados "custodios de datos" responsabilidad proactiva sobre los datos en sí y sobre los procesos que aseguran su correcto uso.

Calidad de los datos

El gobierno de datos también permite comprobar la calidad de los datos, que engloba cualquier actividad o técnica diseñadas para confirmar si los datos se pueden utilizar. En general, la calidad de los datos se valora según seis dimensiones: precisión, integridad, coherencia, oportunidad, validez y exclusividad.

Gestión de los datos

Es un concepto amplio que abarca todas las facetas de gestionar los datos como recurso empresarial, desde la recogida y el almacenamiento hasta el uso y la monitorización. También implica verificar que se utilizan de forma segura, eficiente y rentable antes de eliminarlos.