Cuotas de recursos

En Compute Engine, el uso de recursos está sujeto a cuotas por diversos motivos. Por ejemplo, para evitar que se produzcan picos de uso imprevistos y proteger así a la comunidad de usuarios de Google Cloud. Google Cloud también tiene cuotas de prueba gratuita que ofrecen un acceso limitado a proyectos para que explores Google Cloud de forma gratuita.

Estas cuotas varían en función del proyecto y pueden ir aumentando conforme se amplía el uso que das a Google Cloud. Si crees que ese uso va a aumentar de manera considerable, solicita un ajuste de la cuota en la página Cuotas de la consola de Cloud.

Consultar tu cuota

Para conocer las cuotas de los recursos de tu proyecto, visita la página Cuotas de la consola de Google Cloud.

Si usas la herramienta de línea de comandos gcloud y quieres comprobar las cuotas de todo el proyecto, ejecuta el comando que aparece a continuación, en el que tienes que sustituir myproject por el ID de tu proyecto.

gcloud compute project-info describe --project myproject

Los resultados no contienen las cuotas por región. Para verlas, utiliza este comando, en el que [REGION] es la región que quieres consultar:

gcloud compute regions describe [REGION]

Solicitar el aumento de una cuota

En la página Cuotas de la consola de Cloud, puedes pedir que se modifique una cuota. No te cobraremos nada por solicitar un aumento de cuota. Los costes solo se incrementan si utilizas más recursos.

Permiso para modificar una cuota

Para cambiar las cuotas, necesitas el permiso serviceusage.quotas.update, que está incluido de forma predeterminada en los siguientes roles predefinidos: propietario, editor y administrador de cuota.

Solicitar un cambio de cuota

  1. Ve a la página Cuotas.

    Ir a la página Cuotas

  2. Selecciona las cuotas que quieras modificar.
  3. Haz clic en el botón Editar cuotas que se encuentra en la parte superior de la página.
  4. Marca la casilla del servicio que quieras cambiar.
  5. Escribe tu nombre, correo electrónico y número de teléfono y, luego, haz clic en Siguiente.
  6. Rellena la solicitud de aumento de cuota y haz clic en Siguiente.
  7. Envía la solicitud.
  8. Las solicitudes para reducir la cuota se rechazan sistemáticamente. Si necesitas reducirla, responde al correo electrónico de asistencia explicando tu situación. Un representante del equipo de asistencia de Compute Engine responderá a tu solicitud en un plazo de 24 a 48 horas.

Si quieres planificar y solicitar más recursos, hazlo con algunos días de antelación. De esta forma, tendremos suficiente tiempo para procesar tu solicitud.

Disponibilidad de recursos y cuotas

Las cuotas de recursos son el número máximo de recursos que puedes crear de un tipo en concreto, siempre que estén disponibles (lo cual no está garantizado). Si algún recurso no está disponible o se ha agotado en la región seleccionada, no podrás crear más recursos de ese tipo, aunque quede cuota en tu región o proyecto. Por ejemplo, quizá tengas cuota suficiente como para crear direcciones IP externas en us-central1, pero es posible que no haya direcciones IP disponibles en esa región.

Del mismo modo, aunque te quede cuota regional, cabe la posibilidad de que un recurso no esté disponible en una zona en concreto. Por ejemplo, puede que aún tengas cuota en la región us-central1 para crear instancias de máquinas virtuales, pero si se ha agotado en la zona us-central1-a, no podrás crear más instancias de máquina virtual en ella. En tales casos, prueba a crear el mismo recurso en otra zona, como us-central1-f. Si quieres saber qué opciones tienes si se agotan los recursos de zona, consulta la página Solución de problemas generales.

Cuotas de VMs, CPUs y direcciones IP

Cuando vayas a decidir qué necesita tu instancia de VM, debes tener en cuenta una serie de cuotas, ya que pueden afectar al número de instancias que puedes crear.

Cuotas regionales y globales

Las cuotas de VM se gestionan a nivel regional. Las cuotas de instancias de VM, grupos de instancias, CPUs y discos las puede consumir cualquier VM de la región, independientemente de la zona en que se encuentre. Por ejemplo, la cuota de CPUs es regional, y cada región tiene diferentes límites y formas de calcular el uso. Para lanzar una instancia n1-standard-16 en cualquier zona de la región us-central1, debes tener suficiente cuota como para implementar al menos 16 CPU en us-central1.

Las cuotas de redes y de balanceo de carga son necesarias para crear cortafuegos, balanceadores de carga, redes y VPNs. Estas cuotas son globales y no dependen de ninguna región en concreto. Por otra parte, cualquier región puede usar las cuotas globales. Por ejemplo, las direcciones IP externas, estáticas y en uso que estén asignadas a balanceadores de carga y proxies HTTP(S) consumen cuotas globales.

CPUs

La cuota de CPUs es el número total de CPU virtuales en todas tus instancias de máquina virtual de una región. Las cuotas de CPUs se aplican a las instancias en ejecución y a las reservas de instancias, y las consumen tanto las instancias normales como las no garantizadas.

Para proteger los sistemas de Compute Engine y a otros usuarios, algunas cuentas y proyectos nuevos tendrán también una cuota de CPUs (All Regions) global aplicable a todas las regiones, que se mide como una suma de todas tus vCPU en todas las regiones.

Por ejemplo, si te quedan 48 vCPU en una región como us-central1, pero en la cuota CPUs (All Regions) únicamente tienes 32, solo puedes lanzar 32 vCPU en la región , aunque sobre cuota regional. Esto se debe a que habrás alcanzado la cuota CPU (All Regions) y, para lanzar nuevas instancias, debes eliminar alguna de las ya creadas.

GPUs

Al igual que ocurre con la cuota de CPU virtual, la cuota de GPU equivale al número total de GPU virtuales de todas las instancias de máquina virtual de una región. En la página de cuotas puedes comprobar si hay suficientes GPU disponibles en un proyecto y, si procede, solicitar un aumento de la cuota. Además, las cuentas y los proyectos nuevos tienen una cuota de GPU global que se aplica a todas las regiones.

Cuando solicites una cuota de GPUs, tienes que pedir una cuota para los modelos de GPU que vayas a crear en cada región y, además, una cuota global para el total de GPUs (de todos los tipos y en todas las zonas).

Instancias de máquina virtual

La cuota de instancias de máquina virtual es regional y limita el número de instancias de máquina virtual que puede haber en una región determinada (independientemente de si la máquina virtual se está ejecutando). Esta cuota no se puede ver en la consola de Google Cloud, pero Compute Engine la configura automáticamente como diez veces tu cuota de CPUs normal. No tienes que solicitarla; si necesitas cuota para más instancias de máquina virtual, solicita más CPUs y la cuota aumentará a su vez. Se aplica tanto a las máquinas virtuales en ejecución como a las que no se están ejecutando, y tanto a las instancias normales como a las no garantizadas.

Cuotas para recursos no garantizados

Para poder usar CPU o GPU no garantizadas vinculadas a instancias de máquina virtual no garantizadas, o para utilizar SSD locales vinculadas a instancias de máquina virtual no garantizadas, debes tener cuota suficiente en el proyecto para cada recurso.

Puedes solicitar cuotas especiales de recursos no garantizados para Preemptible CPUs, Preemptible GPUs o Preemptible Local SSDs (GB). Sin embargo, si tu proyecto carece de una cuota no garantizada, puedes usar la cuota normal para ejecutar recursos no garantizados.

Cuando Compute Engine te conceda la cuota de recursos no garantizados en una región, todas las instancias no garantizadas pasarán a contabilizarse en dicha cuota de forma automática.

Cuotas de disco

Las siguientes cuotas de SSD locales y de discos persistentes se aplican a cada región por separado:

  • Local SSD (GB): es el tamaño total combinado de las particiones de discos SSD locales que se pueden vincular a las máquinas virtuales de una región. Una unidad SSD local es un disco efímero y rápido, ideal para tareas temporales, de la caché local o de procesamiento con una alta tolerancia a fallos, ya que no es necesario que siga activa tras reiniciarse la instancia de máquina virtual. Las particiones de SSD locales se cobran en incrementos de 375 GB, y se pueden vincular hasta 8 de dichas particiones a una misma máquina virtual. En la herramienta gcloud y en la API, esto se conoce como LOCAL_SSD_TOTAL_GB.

  • Persistent disk standard (GB): es el tamaño total de los discos persistentes estándares que se pueden crear en una región. Tal como se indica en el artículo sobre la optimización del rendimiento de las unidades SSD locales y de los discos persistentes, estos discos tienen un rendimiento y un número de IOPS (es decir, operaciones de entrada o salida por segundo) inferiores a los de los discos persistentes SSD o las unidades SSD locales. Son una opción rentable cuando se utilizan como discos de almacenamiento de gran duración, como discos de arranque y para realizar operaciones de escritura en serie (como es el caso de los registros). Los discos persistentes estándares son duraderos y siempre se pueden vincular a una máquina virtual de la misma zona. En la herramienta gcloud y en la API, esto se conoce como DISKS_TOTAL_GB. Esta cuota también se aplica a los discos persistentes estándares regionales, aunque los de este tipo consumen el doble de cuota por GB debido a la replicación en dos zonas de una región.

  • Persistent disk SSD (GB): se trata del tamaño total combinado de las particiones de discos persistentes SSD que se pueden crear en una región. Estos discos tienen varias réplicas y, tal como se indica en el artículo sobre la optimización del rendimiento de las SSD locales y de los discos persistentes, tienen un rendimiento y un número de IOPS superiores a los de los discos persistentes estándar. Son una opción rentable en caso de que se precise un almacenamiento duradero y los requisitos de E/S sean muy exigentes. Además, siempre se pueden vincular a una máquina virtual de la misma zona. En la herramienta gcloud y en la API, esto se conoce como SSD_TOTAL_GB. Esta cuota es distinta de la de unidades SSD locales. Además, también se aplica a los discos persistentes SSD regionales, aunque los discos regionales consumen el doble de cuota por GB debido a la replicación en dos zonas de una región.

Direcciones IP

Tienes que disponer de suficientes direcciones IP para cada máquina virtual a la que se deba acceder a través de la Internet pública. La cuota de IP regionales se aplica a la asignación de direcciones IPv4 a las máquinas virtuales de una región concreta, mientras que la global limita la asignación de direcciones IPv4 a los recursos de red globales, como es el caso de los proxies HTTP y los balanceadores de carga. Google Cloud ofrece diversos tipos de direcciones IP para distintas necesidades. Para conocer los costes, consulta los precios de las direcciones IP externas.

  • Dirección IP en uso: abarca las direcciones IP que está utilizando un recurso, tanto efímeras como estáticas.
  • Direcciones IP externas estáticas: son direcciones IP reservadas para los recursos que persisten al reiniciar las máquinas. Puedes registrarlas a través de un proveedor de dominios y de DNS, de modo que tengan un formato más intuitivo (como www.sitio-web-de-ejemplo.com).
  • Direcciones IP internas estáticas: permiten reservar direcciones IP internas del intervalo privado de IP de la RFC 1918 que se ha configurado en la subred. Después, puedes asignar dichas direcciones a los recursos según tus necesidades.
¿Te ha resultado útil esta página? Enviar comentarios:

Enviar comentarios sobre...

Documentación de Compute Engine