Descripción general de la interconexión dedicada

La interconexión dedicada proporciona conexiones físicas directas entre tu red local y la de Google. La interconexión dedicada te permite transferir grandes cantidades de datos entre redes, lo que puede ser más rentable que pagar por más ancho de banda en la Internet pública.

Antes de usar la interconexión dedicada

Asegúrate de cumplir con los siguientes requisitos:

  • Familiarízate con las interconexiones de red básicas para que puedas ordenar y configurar circuitos.
  • Familiarízate con la terminología de Cloud Interconnect.
  • Tu red debe conectarse con la red de Google en el espacio físico de una instalación de colocación. Debes brindar tus equipos de enrutamiento.
  • En la instalación de colocación, tus dispositivos de red locales deben ser admitir los siguientes requisitos técnicos:

    • Circuitos de 10 Gbps, fibra óptica de modo único y 10GBASE-LR (1,310 nm), o circuitos de 100 Gbps, fibra de modo único, 100GBASE-LR4

    • Vínculo IPv4 de direccionamiento local

    • LACP, incluso si usas un solo circuito

    • EBGP-4 con salto múltiple

    • VLAN 802.1q

¿Cómo funciona la interconexión dedicada?

Para la interconexión dedicada, debes aprovisionar una conexión de interconexión dedicada entre la red de Google y tu propio router en una ubicación común. En el siguiente diagrama de ejemplo, se muestra una conexión de interconexión dedicada única entre una red de nube privada virtual (VPC) y tu red local.

Una conexión de interconexión dedicada (haz clic para ampliar).
Conexión de interconexión dedicada (haz clic para ampliar)

Para esta configuración básica, se aprovisiona una conexión de interconexión dedicada entre la red de Google y el router local en una instalación de colocación común.

Cuando creas un adjunto de VLAN, lo asocias con un Cloud Router. Este Cloud Router crea una sesión de BGP para el adjunto de VLAN y su router de intercambio local correspondiente. Cloud Router recibe las rutas que anuncia tu router local. Estas rutas se agregan como rutas dinámicas personalizadas en tu red de VPC. Cloud Router también anuncia rutas para los recursos de Google Cloud al router de par local.

Aprovisionamiento

A fin de crear y configurar una conexión de interconexión dedicada, primero debes ordenar una conexión de interconexión para que Google pueda asignar los recursos necesarios y enviarte una carta de autorización y asignación de instalación (LOA-CFA). Después de recibir la LOA-CFA, debes enviarla a tu proveedor para que pueda aprovisionar las conexiones de interconexión entre la red de Google y la tuya.

Luego, debes configurar y probar las conexiones con Google antes de poder usarlas. Cuando estén listas, puedes crear adjuntos de VLAN para asignar una VLAN a la conexión.

Si deseas conocer los pasos detallados para aprovisionar una conexión de interconexión dedicada, consulta la Descripción general del aprovisionamiento.

Redundancia y ANS

Según tus necesidades de disponibilidad, puedes configurar la interconexión dedicada para que admita servicios o aplicaciones esenciales que pueden tolerar cierto tiempo de inactividad. Para lograr un nivel específico de confiabilidad, Google tiene dos configuraciones prescriptivas:

Para la disponibilidad de más alto nivel, recomendamos la configuración de la disponibilidad del 99.99% como la configuración base, como se muestra en el siguiente diagrama. Los clientes de la red local pueden acceder a las direcciones IP de las instancias de máquina virtual (VM) en la región us-central1 a través de, al menos, una de las rutas de acceso redundantes. Si una ruta de acceso no está disponible, las otras pueden continuar entregando tráfico.

Conexiones de interconexión redundantes para obtener una disponibilidad del 99.99% (haz clic si quieres ampliar)
Conexiones de interconexión redundantes para obtener una disponibilidad del 99.99% (haz clic si quieres ampliar)

Te recomendamos que uses la configuración de disponibilidad del 99.99% para aplicaciones de nivel de producción con baja tolerancia al tiempo de inactividad. Si tus aplicaciones no son esenciales y pueden tolerar cierto tiempo de inactividad, puedes usar la configuración de disponibilidad del 99.9%.

El ANS requiere topologías bien configuradas que se definen mediante las opciones de configuración del 99.99% y el 99.9%. Estas opciones de configuración aseguran la disponibilidad y proporcionan un ANS.

Balanceo del tráfico de salida con conexiones redundantes de Cloud Interconnect

Cuando tienes una topología redundante similar a la configuración del 99.99%, existen varias rutas de acceso para que el tráfico vaya de la red de VPC a tu red local. Si los Cloud Routers reciben el mismo anuncio con un costo idéntico (el mismo rango de CIDR y los mismos valores de MED), Google Cloud usa ECMP para balancear el tráfico de salida a través de las conexiones.

Crea conexiones de interconexión redundantes con capacidad suficiente

En el documento Prácticas recomendadas, se describen las prácticas recomendadas para crear conexiones de interconexión redundantes que tienen capacidad suficiente en una situación de conmutación por error. Seguir estas prácticas ayuda a garantizar que los eventos como el mantenimiento planificado o las fallas de hardware no provoquen pérdida de conectividad.

Disponibilidad de la interconexión dedicada

Una interconexión dedicada se considera disponible si puedes enviar y recibir paquetes (ICMP ping) entre una VM en una región específica de Google Cloud y una máquina bien configurada en tu red local. Deberías poder enviar y recibir paquetes a través de al menos una de tus conexiones redundantes.

Restringe el uso de la interconexión dedicada

De forma predeterminada, cualquier red de VPC puede usar Cloud Interconnect. Puedes establecer una política de la organización para controlar qué redes de VPC pueden usar Cloud Interconnect. Para obtener más información, consulta Restringe el uso de Cloud Interconnect.

Próximos pasos