Descripción general del aprovisionamiento

Cuando creas una interconexión dedicada, debes seguir estos pasos para lograr una creación y configuración exitosas:

1. Solicitar una nueva interconexión dedicada
Envía un pedido en el que especifiques los detalles de tu interconexión. Google te enviará una confirmación del pedido por correo electrónico. Una vez que se asignen tus recursos, recibirás otro correo electrónico con tus LOA-CFA.
2. Enviar las LOA-CFA
Envía las LOA-CFA a tu proveedor para que aprovisione las conexiones cruzadas entre el perímetro de intercambio de tráfico de Google y tu red local. Google comienza a probar de forma automática los niveles de luz de cada puerto asignado luego de 24 horas.
3. Probar la interconexión

Google te enviará correos electrónicos automáticos con información de configuración para dos pruebas diferentes. Primero, Google enviará una configuración de IP para probar los niveles de luz de cada circuito de una interconexión. Después de pasar esas pruebas, Google enviará la configuración IP final para probar la conectividad IP de la configuración de producción de cada interconexión.

Aplica estas opciones de configuración a tus routers para que Google pueda confirmar la conectividad. Si no aplicas estas opciones de configuración (o las aplicas de forma incorrecta), Google enviará un correo electrónico automático con información para la solución de problemas. Después de pasar todas las pruebas, tu interconexión estará lista para usar.

4. Crear los adjuntos de VLAN y establecer las sesiones de BGP

Cuando tu interconexión esté lista para usar, necesitarás conectar las redes de VPC a tu red local. Para ello, debes crear un adjunto de VLAN que especifique un Cloud Router existente de la red de VPC a la que deseas llegar. Con la información del adjunto, establece una sesión de BGP entre el Cloud Router y tu router local para comenzar a enviar tráfico entre las redes.

¿Te sirvió esta página? Envíanos tu opinión:

Enviar comentarios sobre…