Información general

En este framework de arquitectura de Google Cloud se describen las prácticas recomendadas, se ofrecen sugerencias sobre el despliegue y se profundiza en los productos y servicios. Está concebido para ayudarte a diseñar tu despliegue de Google Cloud como mejor se ajuste a las necesidades de tu empresa.

El framework es obra de expertos de Google Cloud con mucha experiencia, como ingenieros de clientes, arquitectos de soluciones, ingenieros de fiabilidad de la nube e integrantes del equipo Professional Services Organization. Consta de los siguientes artículos:

Ventajas de Google Cloud

Si utilizas Google Cloud, te beneficias de los años que Google lleva mejorando su infraestructura interna y tecnología de código abierto.

La seguridad es lo primero

En Google Cloud hemos puesto el listón muy alto en lo que a alojar, servir y proteger datos de los clientes se refiere. Tanto la seguridad como la protección de datos son factores fundamentales en los procesos de diseño y creación de nuestros productos. Partimos de la premisa de que, como cliente de Google Cloud, tus datos son exclusivamente de tu propiedad y tú eres quien controla cómo se utilizan.

En Google aplicamos unos férreos controles internos y un sólido proceso de auditoría para impedir el acceso de insiders a los datos de los clientes. Cada vez que los administradores de Google acceden a los datos que tienes en Google Cloud, recibes los registros oportunos casi en tiempo real. Además de monitorizar continuamente la seguridad, los datos almacenados en Google Cloud permanecen encriptados en reposo y en tránsito de forma predeterminada. Cloud Key Management Service (Cloud KMS) te permite utilizar la función CMEK (claves de encriptado gestionadas por el cliente) para gestionar tus propias claves de encriptado.

Para obtener más información, consulta Confianza y seguridad.

Nube abierta

En Google, creemos que las ataduras a una nube concreta no se deben interponer en tu camino para alcanzar tus metas. La nube abierta te permite enviar tus aplicaciones a diferentes nubes, al tiempo que mantienes un enfoque común en el ámbito del desarrollo y las operaciones. De esta forma, puedes cumplir los objetivos prioritarios que te marques en cada momento, ya sea agilizar la innovación o aprovechar al máximo los conocimientos que comparten tus equipos. El software libre hace posible que existan las nubes abiertas, puesto que te permite controlar dónde despliegas tus inversiones en TI. Por ejemplo, puedes usar Kubernetes para gestionar contenedores y TensorFlow para desarrollar modelos de aprendizaje automático on‑premise y en varias nubes.

En Google somos pioneros en las tecnologías de código abierto. El software libre nos importa tanto que lo mencionamos dos veces en nuestra filosofía corporativa y animamos a los empleados (y a los desarrolladores en general) a utilizarlo. Por lo tanto, no te tienes que preocupar de permanencias ni de trabas que estorben la exportación de tus datos.

Para obtener más información, consulta el artículo donde se explica por qué las plataformas de APIs abiertas consiguen mejores resultados en la nube.

Analíticas e inteligencia artificial

Las analíticas sin servidor y totalmente gestionadas de Google Cloud dotan a tu empresa de toda la información que necesita y, al mismo tiempo, eliminan las limitaciones de escalabilidad, rendimiento y costes. Obtén información valiosa en tiempo real que te ayude a tomar decisiones más acertadas y agilizar la innovación. Como no tienes que gestionar ninguna infraestructura, puedes incrementar la cantidad de datos que pones a disposición del equipo de negocio para su análisis sin sacrificar la rapidez.

En Google llevamos mucho tiempo innovando en las áreas de las analíticas y la inteligencia artificial (IA); algunos ejemplos de ello son MapReduce, Dremel, Apache Beam y TensorFlow. Todo ese trabajo se ha traducido en funciones inteligentes que hemos incorporado a productos de consumo de Google, como la Búsqueda de Google y Google Workspace, pero también a importantes productos de Google Cloud, como Cloud Bigtable, Dataflow y AI Platform, cuyas potentes prestaciones te permiten generar mejores recomendaciones de productos, elaborar campañas de marketing más precisas y optimizar tanto la experiencia como la eficacia del servicio de atención al cliente.

Para obtener más información, consulta la página sobre analíticas inteligentes.

Red y centros de datos mundiales

Si eliges Google Cloud, utilizas la misma infraestructura preparada para el futuro que permite a Google ofrecer miles de millones de resultados de búsqueda en cuestión de milisegundos, servir 6000 millones de horas de vídeos de YouTube al mes y proporcionar espacio de almacenamiento a más de 1000 millones de usuarios de Gmail. Además, nuestra infraestructura cuenta con la protección de más de 700 expertos en seguridad de la información, las aplicaciones y las redes.

Google Cloud facilita el rendimiento rápido y uniforme en todos los servicios de computación, almacenamiento y aplicaciones. Gracias a una potente capacidad de procesamiento, el acceso a la memoria que necesitas y un número de IOPS elevado, tu aplicación funciona siempre igual de bien para los usuarios. Disfruta de las ventajas que implica una latencia mínima y ahórrate los problemas derivados de compartir recursos con otras organizaciones.

Por último, en Google contamos con una de las redes informáticas definidas mediante software más grandes y avanzadas del mundo. Nuestra red troncal emplea redes definidas por software avanzadas y dispone de servicios de almacenamiento en caché perimetral para ofrecer un rendimiento rápido, uniforme y escalable.

Para obtener más información, consulta las páginas sobre las ubicaciones internacionales, la infraestructura mundial y las características diferenciadoras de Google Cloud.

Principios de diseño de sistemas

A la hora de desarrollar aplicaciones y utilizar la infraestructura en la nube, el primer y crucial paso es diseñar sistemas sólidos, seguros y escalables. En el capítulo Introducing Non‑Abstract Large System Design del cuaderno Site Reliability Engineering, se destaca la importancia de que el diseño sea el correcto:

"Basándonos en la experiencia de Google en desarrollar sistemas, consideramos que la fiabilidad es la característica más crítica de cualquier sistema de producción. Durante la fase de diseño, postergar los problemas de fiabilidad es como asumir que se van a crear menos funciones, pero con mayor coste. Si los sistemas se idean y se despliegan conforme a un modelo iterativo, se consiguen diseños sólidos y escalables con menos costes operativos".

Este framework de arquitectura de Google Cloud te ayuda a sopesar las ventajas y los inconvenientes de las alternativas de diseño y te orienta sobre cómo optimizar, proteger y ajustar los servicios sin perder las riendas de los costes de despliegue. El framework te sirve como punto de partida para crear y mejorar tus despliegues basándote en cuatro principios:

Cada principio se desarrolla en una sección aparte que incluye detalles sobre estrategias, prácticas recomendadas, dudas relativas al diseño, recomendaciones y servicios clave de Google Cloud, así como enlaces a otros recursos.

Estos principios valen tanto para las aplicaciones nativas de la nube como para las migraciones de aplicaciones on‑premise a despliegues multinube, híbridos y de nube pública. Es fundamental construir una arquitectura bien diseñada para las aplicaciones en las que se sustenta tu negocio.