Ciclo de vida de migración de VM

En esta página, se describen las fases que atraviesa una VM en particular durante una migración a GCP. Algunas fases son opcionales y otras no están disponibles durante las migraciones de nube a nube.

Clonación de prueba

Una clonación de prueba crea clones de las VM seleccionadas para probarlas en Google Cloud Platform (GCP). La clonación de prueba se comporta como los sistemas activos y aprovecha los datos de la VM de origen. Sin embargo, las clonaciones de prueba no modifican ningún dato activo porque los datos del entorno de prueba no se vuelven a escribir de manera local. Cuando creas una copia de prueba, Migrate for Compute Engine lleva a cabo lo siguiente:

  1. Adjunta los volúmenes de VM.
  2. Inicia cada instancia en GCP. El almacenamiento se transmite desde la VM a GCP.

Para obtener más información sobre cómo usar las clonaciones de prueba, consulta la página sobre cómo probar cargas de trabajo migradas.

Borra la clonación

Si borras la clonación de prueba, este dejará de aparecer en GCP.

Ten en cuenta que borrar la clonación de prueba no causa ningún impacto en tus datos o sistema activos. Los cambios que se realicen a los datos en la clonación de prueba no se replicarán en el sistema activo.

Migración de VM a la nube

En esta operación, se mueven las VM de origen de tu centro de datos local a GCP. Esto no mueve el almacenamiento de VM a la nube por completo.

En la operación de migración de VM a la nube, se llevan a cabo las siguientes acciones:

  1. Se finalizan las VM de origen.
  2. Se adjuntan los volúmenes de la VM.
  3. Se inicia la VM en GCP y se transmite el almacenamiento según sea necesario.

Migración al origen

Mueve las instancias en GCP a su fuente.

En la operación para mover a la fuente, se llevan a cabo las siguientes acciones:

  1. Se detienen las instancias de GCP.
  2. Se vuelve a mover el almacenamiento a la fuente respectiva.
  3. Se borran las instancias de GCP.

Migración completa

En la operación de migración completa, se mueven las VM en un solo paso desde la fuente hasta el destino. En este proceso, se llevan a cabo las siguientes acciones:

  1. Se realiza el proceso de migración de VM a la nube descrito antes.
  2. Cuando el almacenamiento se transmita a la nube, se espera a que las VM adquieran el estado Almacenamiento en caché a pedido.
  3. Se migran los datos de VM a GCP.
  4. Una vez que el almacenamiento se haya copiado por completo a GCP, se prepara a la VM para desvincularla de GCP.

Cuando se completa este proceso, el estado de la VM cambia a Listo para desvincularse.

Migración sin conexión

Migrate for Compute Engine puede migrar cargas de trabajo con sistemas operativos o sistemas de archivos que no admite la tecnología de transmisión de Migrate for Compute Engine, pero que el entorno de nube sí admite.

Durante el proceso de migración sin conexión, Migrate for Compute Engine lleva a cabo las siguientes acciones:

  1. Migra el almacenamiento.
  2. Inicia la VM nueva solo cuando se haya completado la migración.
  3. Desvincula la VM.

Preparación para la desvinculación

En esta operación, se toman discos de VM del depósito de objetos y memoria caché de Migrate for Compute Engine y se crean las unidades de datos nativas en GCP. Una vez que finaliza esta operación, puedes desvincular la VM de la memoria caché de Migrate for Compute Engine.

Desvincula

En la secuencia de desvinculación, Migrate for Compute Engine lleva a cabo las siguientes acciones:

  • Finaliza la VM en la nube.
  • Realiza cualquier sincronización de datos final necesaria.
  • Adjunta los discos nativos a la instancia.
  • Inicia la instancia en GCP.

Limpieza

Una vez que se hayan desvinculado las VM y hayas completado la validación necesaria, puedes comenzar a realizar la limpieza de la desvinculación. Cada VM se marca como no administrada por Migrate for Compute Engine.

¿Te ha resultado útil esta página? Enviar comentarios:

Enviar comentarios sobre...

Migrate for Compute Engine (formerly Velostrata)