Reducimos del impacto ambiental en la infraestructura de nube

Neutralizamos todas nuestras emisiones de carbono desde nuestros inicios en 1998. De la misma forma, igualamos el 100% de nuestro consumo eléctrico con adquisiciones de energía renovable desde 2017, incluida la electricidad para proveer de energía a Google Cloud. Somos la primera nube para lanzar puntuaciones de energía sin emisiones de carbono de las regiones de Google Cloud a fin de ayudar a los usuarios a elegir ubicaciones con emisiones de carbono más bajas.

Maximizamos la reutilización de recursos en nuestras operaciones

Incorporamos principios de economía circular en nuestros procesos de administración de servidores y de infraestructura de nube. Reutilizamos los materiales varias veces, reacondicionamos y remodelamos hardware para reducir la cantidad de residuos que generamos, y buscamos mejores opciones de eliminación, como el reciclaje y la reventa. 

Obtenemos energía renovable para un futuro mejor

Google es uno de los compradores corporativos de energía renovable más grande del mundo, y tenemos un gran estándar para el tipo de energía renovable que compramos mediante acuerdos de compra de energía. Buscamos comprarla de proyectos nuevos en la red eléctrica, que reemplacen y reduzcan la cantidad de energía no renovable en esa red.

Creamos centros de datos más inteligentes y eficientes

La mayoría de los centros de datos usan casi la misma cantidad de energía para las tareas que no están en procesamiento (por ejemplo, sistemas de enfriamiento y conversión de energía, etc.), como lo hacen para el funcionamiento de sus servidores. Redujimos esta “sobrecarga” al 11%. Mediante las capacidades y recomendaciones del aprendizaje automático, redujimos la electricidad necesaria para enfriar nuestros servidores en un 30%.

90%

de residuos desviados de los vertederos

100%

energía renovable para todas las regiones de la nube

50%

menos de energía que los centros de datos promedio

1.11

de eficacia del uso de energía (PUE)

Tecnología que te permite tomar más acciones por el planeta

Nos enfrentamos a los desafíos que plantea el cambio climático y la necesidad de hacer un uso eficaz de los recursos a través de nuestro esfuerzo por brindarles a todos (empresas, gobiernos, organizaciones sin fines de lucro, personas y comunidades) la oportunidad de usar la tecnología de Google para crear un mundo más sustentable.

Con su enfoque positivo hacia el código abierto y su promesa de energía 100% renovable en sus centros de datos para finales de 2017, Google Cloud Platform se vinculó de verdad con nuestra ética empresarial.

Ryan Kerry, director global de Ingeniería y Tecnología, Lush

Ejecuta aplicaciones sin emisiones netas

Si trasladas una aplicación desde un centro de datos autoadministrado o una instalación de colocación a Google Cloud, las emisiones operativas netas de la ejecución de esa aplicación serán cero.

Herramientas de colaboración y productividad sustentables

Las empresas que empezaron a usar a productos de Google Workspace, como Gmail, Calendario, Documentos, Drive y Meet, informaron reducciones en el uso de energía de TI y emisiones de carbono de entre el 65% y el 85%.

Aprendizaje intensivo con menos uso de energía

Las cargas de trabajo de aprendizaje automático requieren cálculos complejos que, por lo general, consumen mucha energía. Las Google Cloud TPU están diseñadas para lograr la eficiencia energética, con el fin específico de acelerar las cargas de trabajo de aprendizaje profundo a más teraflops por vatio que los procesadores de uso general.

Decisiones pensadas para las empresas y el planeta

Desde Google Earth hasta BigQuery GIS, los usuarios de datos tienen acceso a grandes conjuntos de datos sobre el entorno natural. Junto con la potencia de procesamiento de Google Cloud, la inteligencia artificial y las herramientas estadísticas, los clientes están más capacitados que nunca para tomar decisiones más inteligentes sobre los recursos de la Tierra.