Menor impacto medioambiental de la infraestructura en la nube

Desde nuestra fundación en 1998, hemos logrado que todas nuestras emisiones de carbono sean neutras y, desde el 2017, compramos energía renovable para compensar el 100 % de nuestro consumo eléctrico, incluido el de Google Cloud. Nuestro objetivo de cara al futuro es que nuestras operaciones se basen en energía limpia, cada hora y en cada región para el año 2030.

Mejor uso de los recursos en todas nuestras operaciones

Estamos incorporando los principios de la economía circular en nuestros procesos de gestión de servidores y de la infraestructura en la nube. Reutilizamos los materiales varias veces, los reacondicionamos y reconstruimos el hardware para reducir la cantidad de residuos que generamos. Además, contamos con mejores opciones de eliminación, como el reciclaje y la reventa. 

Abastecimiento de energía renovable para crear un futuro mejor

Google es una de las empresas que más energía renovable compra del mundo y miramos con lupa el tipo de energía renovable que adquirimos. Por ello, gestionamos dicha adquisición por medio de acuerdos de compra de electricidad. Nos esforzamos en adquirir proyectos nuevos de una determinada red y, de ese modo, poder sustituir y reducir el consumo de energía no renovable de esa red.

Desarrollo de centros de datos más inteligentes y eficientes

La mayoría de los centros de datos utiliza casi la misma cantidad de energía de tipo general (es decir, la que no tiene que ver con las operaciones informáticas; por ejemplo, la refrigeración o la conversión de energía) que la suministrada a sus servidores. Hemos reducido este consumo de energía general a un 11 %. Gracias a nuestras funciones y recomendaciones de aprendizaje automático, hemos reducido la energía necesaria para enfriar nuestros servidores en un 30 %.

87 %

de residuos desviados de los vertederos

100 %

de energía renovable en todas las regiones de la nube

50 %

menos de energía que la media de los centros de datos

1.11

Eficiencia energética (PUE)

Tecnología que te ayuda a hacer más por el planeta

Para abordar los retos del cambio climático y la necesidad de usar los recursos de manera eficiente, trabajamos para proporcionar la tecnología de Google a todo el mundo (empresas, gobiernos, organizaciones sin ánimo de lucro, comunidades e individuos) con el objetivo de crear un mundo más sostenible.

"Con el planteamiento positivo respecto al código abierto y el compromiso de usar un 100 % de energía renovable en sus centros de datos para finales del 2017, Google Cloud se adhiere perfectamente al código ético de nuestra empresa".

Ryan Kerry, director general de Ingeniería y Tecnología de Lush

Ejecutar aplicaciones sin emisiones netas

Al pasar las aplicaciones de un centro de datos autogestionado o una instalación de colocación a Google Cloud, la ejecución de esas aplicaciones no producirá ninguna emisión neta.

Herramientas de productividad y de colaboración sostenibles

Las empresas que se han pasado a productos de Google Workspace, como Gmail, Calendar, Documentos, Drive y Meet, han reducido el uso de energía y las emisiones de carbono de los sistemas informáticos entre un 65 % y un 85 %.

Aprendizaje con un menor consumo de energía

Las cargas de trabajo del aprendizaje automático requieren operaciones de computación complejas que suelen consumir mucha energía. Las TPU de Google Cloud están diseñadas pensando en la eficiencia energética para acelerar las cargas de trabajo de aprendizaje profundo en más teraflops por vatio, en comparación con los procesadores de uso general.

Decisiones basadas en el planeta y en el mundo empresarial

Desde Google Earth a BigQuery GIS, los usuarios de datos tienen acceso a extensos conjuntos de datos sobre el entorno natural. Además, gracias al sistema potente de computación, la IA y las herramientas de analíticas de Google Cloud, los clientes están más preparados que nunca para tomar decisiones inteligentes sobre los recursos de la Tierra.