Modifica la configuración de las VM para sistemas SAP

Después de implementar una VM y ejecutar tus sistemas SAP, tarde o temprano, deberás modificar la configuración de la VM. Es posible que debas hacerlo por varias razones, como un aumento en la carga de trabajo o a fin de aumentar el tamaño de una VM de copia de seguridad en una situación de recuperación ante desastres.

En esta página, se analizan las consideraciones para los sistemas SAP cuando se modifica una VM.

Procedimiento de alto nivel

En la página Cambia el tipo de máquina de una instancia detenida en la documentación de Compute Engine, se detallan los pasos para modificar una VM.

Puedes usar Cloud Console, los comandos de gcloud del SDK de Cloud o la API de Compute Engine. Sin importar qué interfaz uses para modificar tu VM, los pasos de alto nivel que sigues suelen ser los mismos:

  1. Crea una copia de seguridad de tu sistema SAP.

  2. Detén tu sistema SAP.

  3. Detén la instancia de VM.

  4. Modifica la configuración de la instancia de VM.

  5. Inicia la VM.

  6. Valida los cambios.

Tipos de modificaciones

Algunos cambios se pueden realizar mediante la detención del sistema SAP, la detención de la VM, la realización de cambios y el reinicio. Otros cambios pueden requerir que vuelvas a particionar las unidades o restablezcas los sistemas de bases de datos a partir de las copias de seguridad.

Los siguientes cambios se pueden realizar mediante la detención y el reinicio de la VM:

  • Cambiar a un tipo de instancia de VM más grande o más pequeño
  • Cambiar a una plataforma de CPU posterior
  • Cambiar de una configuración de VM predefinida a una configuración de VM personalizada

Los siguientes cambios pueden requerir que restablezcas tu sistema SAP a partir de copias de seguridad después de que se complete el cambio:

  • Reducción del tamaño de un disco persistente
  • Reconfiguración del diseño de almacenamiento o la partición
  • Alteración de la tarjeta de interfaz de red o la configuración de la nube privada virtual

Para obtener más información sobre cómo modificar la configuración de tu VM, consulta la página Cambia el tipo de máquina de una instancia detenida.

Sugerencias y recomendaciones

Considera las siguientes sugerencias y recomendaciones antes de modificar una configuración de VM.

Haz una copia de seguridad de tu sistema antes de realizar cambios

Antes de realizar cambios, crea una copia de seguridad de tus datos, sistemas de SAP, la configuración de VM actual y cualquier otro elemento que pueda verse afectado por el cambio.

Una forma de crear una copia de seguridad de tu configuración de VM es tomar una instantánea del disco de arranque de tu VM. Para obtener más información, consulta Crea instantáneas de disco persistente.

También puedes crear imágenes personalizadas desde el disco de arranque de tu VM. Para obtener más información, consulta Crea, borra y da de baja imágenes personalizadas.

Para probar la instantánea o la imagen personalizada de tu disco de arranque, puedes crear una instancia de VM a partir de ella.

Guardar una copia de los detalles de configuración de tu VM también puede ser útil. Las instantáneas de disco persistentes o las imágenes personalizadas no captan todos los detalles de configuración de la VM.

Puedes mostrar y copiar con rapidez los detalles de configuración de VM en formato de respuesta de REST si haces clic en REST equivalente en la parte inferior de la página Detalles de la instancia de VM en Google Cloud Console.

También puedes mostrar los detalles de la instancia de VM en Cloud Shell o, si tienes el SDK de Cloud instalado, una terminal de comando local mediante el siguiente comando:

gcloud compute instances describe instance_name

Consideraciones de una plataforma de CPU

Una certificación de SAP de un tipo de VM de Compute Engine define la plataforma de CPU mínima que puedes usar con una instancia de VM. Debido a que algunos tipos de VM de Compute Engine te permiten elegir plataformas de CPU, cuando cambias una configuración de VM, debes asegurarte de que la plataforma de CPU resultante cumpla con los requisitos mínimos de la certificación de SAP. Esto aplica en particular si especificas Automático para la plataforma de CPU.

Para obtener información sobre las plataformas de CPU mínimas que requieren las certificaciones de SAP de los tipos de VM de Compute Engine en Google Cloud, consulta:

Para obtener información sobre cómo cambiar la plataforma de la CPU, consulta Especifica una plataforma de CPU mínima para instancias de VM.

Si quieres obtener más información sobre las plataformas de CPU que están disponibles en Compute Engine, consulta plataformas de CPU.

Consideraciones de disco persistente

Si cambias el tamaño de un disco persistente a fin de reducir el riesgo asociado con cualquier cambio, crea discos nuevos del tamaño requerido y conserva los viejos hasta asegurarte de que el cambio fue exitoso.

Configuración de máquinas personalizadas

Las configuraciones de las máquinas personalizadas tienen ciertas restricciones que afectan el tamaño y la implementación.

Proporciones de memoria y CPU virtual

Si cambias a una configuración de VM personalizada, la proporción de memoria y CPU debe cumplir con los lineamientos definidos por SAP con el fin de garantizar un rendimiento adecuado para tus cargas de trabajo y cumplir con los requisitos de asistencia de SAP.

Para los sistemas de SAP Netweaver, puedes usar 3.75 GB por CPU virtual o 6.5 GB por CPU virtual.

Para los sistemas SAP HANA, la configuración personalizada debe tener entre 32 y 64 CPU virtuales, cada una con 6.5 GB de memoria. No es necesario que abras un ticket de asistencia de SAP. Para obtener más información, consulta la entrada sobre máquinas personalizadas de uso general en la tabla de la sección sobre certificaciones para SAP HANA en GCP.

Deployment Manager y tipos de VM personalizadas para SAP

Si usas las plantillas del Administrador de implementación proporcionadas por Google Cloud para implementar tus VM a fin de implementar un tipo de VM personalizada, debes implementar un tipo de VM predefinida temporal y, luego, modificar la VM para obtener la cantidad de CPU virtuales que necesites. Las plantillas de Deployment Manager no admiten la especificación de tipos personalizados de máquinas.

Cuando especifiques un tipo de VM temporal para SAP HANA, selecciona un tipo de VM con más CPU virtuales de las que necesitas y, luego, reduce la cantidad de CPU virtuales y de memoria a fin de personalizar la VM. Implementar una VM con un poco más de CPU virtuales y memoria de lo que necesitas garantiza que tendrás suficiente almacenamiento en disco para tu sistema SAP HANA sin tener que pagar mucho espacio de almacenamiento persistente que no necesitas. Si quieres implementar una VM con menos CPU virtuales de las que necesitas, después de agregar las CPU virtuales y la memoria, también debes aumentar el tamaño de los discos persistentes para que coincidan con el aumento de memoria.

Para SAP NetWeaver, puedes seleccionar el tipo de VM predefinido más pequeño y, luego, agregar las CPU virtuales que necesitas. No es necesario que ajustes los tamaños de los discos persistentes.

Más información sobre la creación de una instancia de VM personalizada

Para obtener más información sobre la creación de una instancia de VM de Compute Engine con una configuración personalizada, consulta Crear una instancia de VM con un tipo personalizado de máquina.

Prueba tus cambios

Como paso final en tu proceso de cambios, usa un sistema que no sea de producción para probar los cambios que realizas antes de aplicarlos en la producción.

Evita el tiempo de inactividad cuando modificas las configuraciones de VM

El proceso de cambio es más simple si los cambios que debes hacer no requieren que restablezcas tu sistema a partir de copias de seguridad y tu empresa puede tolerar un breve tiempo de inactividad.

Si tu empresa no puede tolerar ningún tiempo de inactividad, es posible que tus sistemas de SAP se ejecuten en una configuración de alta disponibilidad (HA), en cuyo caso, puedes realizar cambios de un nodo a la vez. Sin embargo, mientras se realizan los cambios en un nodo secundario, el sistema secundario no está disponible para la conmutación por error si el nodo primario tiene problemas.

Los cambios de VM de a uno en los nodos en una configuración de HA también se pueden usar para otros cambios, como los siguientes:

  • Aplicación de parches al sistema operativo
  • Aplicación de parches al sistema de base de datos
  • Aplicación de parches al kernel de SAP, cuando se combina con actualizaciones progresivas del kernel
  • Reconfiguración de cuentas de servicio de VM y redes, entre otras

Estos tipos de cambios están fuera del alcance de este tema y podrían incluir consideraciones, pasos o requisitos adicionales.