Migra VM con Migrate for Compute Engine: Introducción

Este documento es el primero de una serie que te ayudará a migrar las máquinas virtuales (VM) de tu entorno de origen a Google Cloud con Migrate for Compute Engine. Tu entorno de origen puede ejecutarse en un entorno local, en un entorno de hosting privado o en otro proveedor de servicios en la nube.

En este documento, se proporciona una descripción general de Migrate for Compute Engine y se explica para qué se usa. También contiene aspectos importantes que debes tener en cuenta cuando planifiques una migración de VM, y proporciona orientación sobre cómo migrar las VM.

Este documento pertenece a una serie de varias partes sobre la migración a Google Cloud. Si te interesa ver una descripción general de la serie, consulta Migración a Google Cloud: Elige tu ruta de migración.

Este documento forma parte de una serie:

Este documento es útil si planeas migrar VM de un entorno de origen compatible a Compute Engine con Migrate for Compute Engine. Estos entornos de origen pueden incluir los siguientes elementos:

Migrate for Compute Engine te permite optimizar tu migración de VM a Google Cloud. No necesitas esforzarte en diseñar y, luego, implementar una cadena de herramientas confiable para evaluar manualmente el comportamiento de tus VM en Google Cloud y migrarlas del mismo modo. Migrate for Compute Engine acelera la migración de tu VM, te ahorra tiempo y permite que te enfoques en mejorar tus cargas de trabajo.

En esta serie, se supone que leíste y que estás familiarizado con los siguientes documentos:

Diseña la migración a Google Cloud

Para migrar las VM de tu entorno de origen a Google Cloud, te recomendamos que sigas el framework descrito en la serie de Migración a Google Cloud.

En el siguiente diagrama, se ilustra la ruta del recorrido de tu migración.

Ruta de migración con cuatro fases

El framework que se ilustra en el diagrama anterior consta de las siguientes cuatro fases:

  1. Evaluación. En esta fase, debes evaluar tu entorno de origen, examinar las cargas de trabajo que deseas migrar a Google Cloud y evaluar qué VM son compatibles con cada una de ellas.
  2. Planificación. En esta fase, debes crear la infraestructura básica de Migrate for Compute Engine. Para ello, tienes que aprovisionar la jerarquía de recursos y configurar el acceso a la red.
  3. Implementación. En esta fase, debes migrar las VM del entorno de origen a Compute Engine.
  4. Optimización. En esta fase, debes comenzar a aprovechar las tecnologías y capacidades de la nube.

Evalúa el entorno de origen y las cargas de trabajo

En la fase de evaluación, debes recopilar información sobre tu entorno de origen y las cargas de trabajo que deseas migrar. Evaluar tu entorno de origen y las cargas de trabajo que deseas migrar es fundamental para planificar tu migración y redimensionar los recursos que necesitas para la migración y tu entorno de destino.

El proceso de evaluación del entorno de origen y las cargas de trabajo no solo sirve para usar Migrate for Compute Engine en la migración de tus VM. Para obtener más información sobre cómo evaluar tu entorno de origen, consulta Migración a Google Cloud: Evalúa y descubre tus cargas de trabajo.

¿Qué sigue?