Codificación y transcodificación de vídeo

Una exclusiva tecnología híbrida de codificación en la nube que combina la potencia y escala de las tecnologías de Google Cloud con las ventajas del procesamiento on-premise

Contactar con Ventas
Aprovecha las mejores ventajas de los recursos tanto locales como remotos
Nuestra tecnología de codificación y transcodificación aprovecha tanto el hardware on-premise como la escala flexible de las tecnologías de Google (como Compute Engine y Cloud CDN, nuestra propia red de distribución de contenido en la nube) para poner a tu disposición una de las ofertas más rentables y potentes del sector. Tanto si quieres procesar un solo evento de transmisión en directo lineal como si tu objetivo es ingerir y procesar miles de recursos según demanda, contamos con unos algoritmos intuitivos que son capaces de determinar dónde y cómo se realiza el procesamiento de contenido. De este modo, puedes alcanzar la máxima eficiencia sin que esto afecte a la calidad o a los acuerdos de nivel de servicio relacionados con el tiempo de lanzamiento.
Fiabilidad de última generación
Nuestra tecnología de máquinas supervisa el estado y la calidad de codificación las 24 horas del día y, en el caso de que se produzca un error en la red o en el hardware, tu trabajo se traslada automáticamente a otra instancia. Este sistema nos permite garantizar la continuidad de los negocios y evita que incumplas los acuerdos de nivel de servicio y la calidad de codificación.
Potente arquitectura híbrida en la nube
Nuestra exclusiva arquitectura híbrida en la nube determina de forma intuitiva cómo se designan los recursos on-premise a las tareas y cuántos recursos en la nube se deben asignar. Las tareas que requieren un tiempo de transferencia más prolongado o archivos grandes aprovechan los recursos on-premise, mientras que los procesos que se adecuan mejor al procesamiento paralelo se envían a la nube.
Codificación a varios formatos
Una entrega óptima para varios formatos (como H.264, HEVC y otros), que funciona a través de un sistema de descarga progresiva o de transmisión con tasa de bits adaptable, garantiza que tu contenido llegará a tu audiencia, independientemente de las restricciones de sus dispositivos o de su ancho de banda. Además, se incluye la gestión de derechos digitales (DRM) de los proveedores Widevine, PlayReady y FairPlay.
Sin inversión de capital
Como disponemos de un sistema de precios y un modelo de despliegue sencillos, puedes lanzar tus canales fácilmente sin ningún coste adelantado, lo cual se aplica también a los requisitos de transcodificación de vídeo bajo demanda. Olvídate de tener que invertir capital en la infraestructura de hardware o de software para hacer frente a los requisitos de rendimiento previstos.