Migrate for Compute Engine

Migración rápida, flexible y segura a Google Cloud con Migrate for Compute Engine (anteriormente llamado Velostrata).

Migración sin problemas

Migración sin problemas

La migración a la nube genera muchos interrogantes. Migrate for Compute Engine (anteriormente llamado Velostrata) de Google Cloud tiene las respuestas. Ya sea que necesites migrar una aplicación local o mil aplicaciones desde varios centros de datos y nubes, Migrate for Compute Engine les ofrece a los equipos de TI la posibilidad de migrar estos sistemas a Google Cloud.

Reduce los riesgos

Reduce los riesgos

Las pruebas integradas hacen que la validación antes de migrar sea rápida y fácil. Además, la reversión local rápida proporciona una red de seguridad cuando ocurre algo inesperado. La ausencia de agentes de software significa que no hay impacto en los recursos que necesita la carga de trabajo, que no es necesario abrir el acceso desde o hacia la red en la que se ejecuta la carga de trabajo y que tienes la capacidad de completar la migración sin ejecutar en absoluto los sistemas de origen. Como las cargas de trabajo comienzan en cuestión de minutos, el tiempo de inactividad es mínimo, claro y predecible.

Mejora la agilidad

Mejora la agilidad

Acelera y simplifica tu recorrido de migración aprovechando la velocidad y escala de Migrate for Compute Engine. Migra una aplicación individual con unos pocos clics, ejecuta un sprint de migración con 100 sistemas mediante olas de migración o usa nuestra API de REST para crear tu fábrica de migración interna. Con Migrate for Compute Engine, tienes la posibilidad de migrar y personalizar de la manera que te resulte más conveniente.

Reduce los costos

Reduce los costos

Migrate for Compute Engine ayuda a reducir el trabajo y la complejidad de la migración; de hecho, un cliente de Fortune 50 se dio cuenta de que ahorró hasta cinco horas por servidor. También puedes eliminar más rápido las costosas licencias de hardware y software en las instalaciones locales y redimensionar las instancias en la nube con estadísticas basadas en el uso para evitar el aprovisionamiento excesivo.

La migración de Velostrata se completa en 15 minutos, en comparación con una migración tradicional que dura hasta 24 horas.

Ahorra tiempo

Con la transmisión en tiempo real de Migrate for Compute Engine, las cargas de trabajo con estado comienzan a ejecutarse en la nube en cuestión de minutos en lugar de días o semanas. Mientras tu aplicación se ejecuta en Google Cloud, los datos restantes se sincronizan y transfieren sin problemas en segundo plano. Esto significa que las aplicaciones están disponibles hasta 100 veces más rápido, y las migraciones se completan hasta 10 veces más rápido, en comparación con las estrategias de migración tradicionales. Planifica y prueba en paralelo, revierte en cuestión de minutos (si es necesario) y migra cientos de cargas de trabajo por sprint.

Cómo funciona

  • Paso 1: pruebas en la nube y validación

    Usa clones de prueba aislados para probar directamente en la nube sin ningún impacto en las aplicaciones activas.
  • Paso 2: compilación de las olas de migración

    Las olas de migración son un grupo de sistemas designados que se migran en un orden determinado para que la TI mantenga las dependencias clave en funcionamiento durante el proceso de migración. Usa nuestros socios de detección y evaluación de confianza con el fin de realizar el inventario del entorno de TI actual y, luego, usa esa información para diseñar la ola de migración.
  • Paso 3: implementación de cargas de trabajo en Google Cloud

    En los casos de migraciones simples, puedes migrar directamente desde vCenter mediante nuestro complemento. En los casos de cargas de trabajo de varios niveles que necesitan un orden o una automatización específicos, ejecutarás las olas de migración desde la consola de Migrate for Compute Engine. Para ambos casos, recibirás recomendaciones de redimensionamiento basadas en estadísticas que te ayudarán a elegir el tipo de instancia de nube que mejor se adapte a tus necesidades informáticas.
  • Paso 4: migración de datos en segundo plano

    Las aplicaciones comienzan a ejecutarse en Google Cloud en pocos minutos, por lo que el tiempo de inactividad es ínfimo. Mientras tanto, los datos restantes se transfieren (y se sincronizan) sin problemas en segundo plano, de manera completamente transparente para el usuario final. Esto ayuda a mantener los ANS, al mismo tiempo que permite que los períodos de mantenimiento sean cortos y predecibles.
  • Paso 5: reversión con estado a las instalaciones locales (si es necesario)

    Si la migración no tiene los resultados planificados, puedes volver a las instalaciones locales, hacer algunos ajustes y volver a intentarlo. No hay pérdida de datos ni de tiempo de proyecto.

“Google Cloud ha sido ejemplar en el enfoque ‘¿En qué podemos ayudarte?’ y en comprender lo que queremos hacer y cómo lograrlo”.

Brian Hanlin, director de Cloud Platform en Cardinal Health

Casos prácticos

Acelera la migración

Acelera tu recorrido de migración

Transfiere cargas de trabajo de aplicaciones empresariales de las instalaciones locales y otras nubes a Google Cloud de forma rápida y sencilla, con compatibilidad integrada para pruebas, reversión, automatización y más. Reduce el trabajo de TI y mantén las migraciones dentro del plazo y el presupuesto establecidos.

Migra cualquier aplicación

Migra cualquier entorno de aplicación

Migra cualquier entorno de aplicación con facilidad, ya sea una aplicación individual, una combinación de miles de aplicaciones, sistemas de varios niveles como SAP, SO heredados o servidores físicos. Además, actualiza automáticamente tus sistemas con Windows Server 2008 R2 a Windows Server 2012 durante la migración.

capacidad flexible de la nube

Desbloquea la capacidad flexible de la nube

Transfiere aplicaciones que están atadas a instalaciones locales hacia instancias más grandes y potentes en la nube con un tiempo de inactividad mínimo y una sincronización de datos completa en todo momento. No gastes más dinero en hardware local costoso y confía en la capacidad a pedido de la nube.

Protege la migración

Protege tu migración de extremo a extremo

Prueba las aplicaciones directamente en la nube antes de migrar. Inicia las aplicaciones en la nube en cuestión de minutos, con un tiempo de inactividad mínimo que es fácil de predecir y programar. Si es necesario, puedes revertir la migración a las instalaciones locales en cualquier momento.

Características

Adaptaciones automáticas y sin problemas

Adaptaciones automáticas y sin problemas para la nube, incluidas las instalaciones de controladores o agentes, herramientas de redes, licencias y más. No se necesitan cambios manuales en las aplicaciones, imágenes, redes, almacenamiento ni controladores durante la migración de la mayoría de los sistemas operativos y versiones.

Aprovisionamiento y redimensionamiento

Aprovisiona instancias en la nube directamente desde Migrate for Compute Engine, lo que incluye asistencia para personalizaciones de herramientas de redes, discos encriptados y mucho más, así como recomendaciones de redimensionamiento basadas en estadísticas, ya sea para el costo o el rendimiento.

Reversión con estado a las instalaciones locales

La reversión con estado garantiza que ningún viaje a la nube sea unidireccional si las aplicaciones no funcionan según lo planeado.

Actualización automática del SO

Actualiza tus sistemas con Windows Server 2008 R2 a Windows Server 2012 durante la migración. Puedes hacerlo con los servidores locales físicos y virtuales y también con las VM que se ejecuten actualmente en AWS o Azure. Es una forma rápida y sencilla de cumplir los objetivos de actualización y migración en un solo proceso, lo que les ahorra a los equipos de TI innumerables horas de esfuerzo.

Personalizable

Los enlaces de personalización permiten a los administradores de TI realizar personalizaciones específicas (p. ej., habilitar o inhabilitar servicios) cuando se migra a la nube o se revierte a las instalaciones locales.

Validación y pruebas previas a la migración

Migrate for Compute Engine cuenta con validación previa a la migración mediante clonaciones de prueba, que permiten probar los datos y las cargas de trabajo de producción directamente en la nube, dentro de un entorno aislado que no tiene impacto en la producción ni en los sistemas activos.

Olas de migración automáticas

Genera de manera automática olas de migración auditables y con documentación autónoma desde vCenter o desde otras nubes. Esto ayuda a proporcionar un plan de migración organizado que incluya detalles de configuración y habilite la migración en lotes automatizada y escalable.

Migraciones programables

Las operaciones programables con la API de REST o PowerShell permiten la automatización del flujo de migración con las herramientas de organización y automatización que elijas.

Inicio a través de la WAN

Migrate for Compute Engine realiza un inicio nativo desde el sistema operativo de origen a través de la WAN en cuestión de minutos, sin importar el tamaño de los datos. Mientras se inicia el sistema, Migrate for Compute Engine lo adapta sobre la marcha para que se ajuste al entorno de destino. No se requieren cambios manuales en la aplicación, la imagen, el almacenamiento, los controladores ni las herramientas de redes.

Transmisión inteligente

Prioriza los datos necesarios para que una aplicación se ejecute y transfiera esos datos primero a la nube. Las aplicaciones comienzan la migración a la nube en cuestión de minutos, mientras que los datos a los que se accede con menor frecuencia se pueden transmitir en segundo plano a la vez que la aplicación se ejecuta en la nube.

Almacenamiento en caché y optimización en múltiples niveles

Una caché de lectura y escritura en múltiples niveles en la nube almacena el conjunto de datos de trabajo que necesita la aplicación mientras se ejecuta en la nube. La anulación de duplicación, la búsqueda previa, la devolución asíncrona y las optimizaciones de red aceleran aún más la migración y reducen el ancho de banda hasta un 75% en las migraciones de producción.

Resiliencia

Cada implementación de Migrate for Compute Engine incorpora clústeres de migración de activo a activo que se implementan en dos zonas. Las escrituras se reconocen en ambas zonas y se transfieren de forma asíncrona al almacenamiento local para evitar la pérdida de datos durante una interrupción de una zona individual cuando se implementa en una configuración de zona dual.

Precios

Los clientes que migren a Google Cloud pueden usar el software de Migrate for Compute Engine sin costo adicional. Sin embargo, en Google Cloud, se cobra por recursos usados durante la migración, como las instancias de Compute Engine, Cloud Storage, Cloud Monitoring, Cloud Logging y el ancho de banda de red.

Recursos

Mira videos, lee guías y explora tus opciones de migración.

Google Cloud

Comienza ahora

Migrate for Compute Engine

Migración rápida, flexible y segura a Google Cloud con Migrate for Compute Engine (anteriormente llamado Velostrata).

¿Necesitas más ayuda?

Solicita una demostración o prueba a través de nuestro equipo de Ventas.