Versión 4.11

Comienza a usar Migrate for Compute Engine

En esta guía práctica, se explican los pasos de implementación de alto nivel y de extremo a extremo para configurar Google Cloud Migrate for Compute Engine (antes llamado Velostrata) y migrar tus VM a Google Cloud.

Acerca de Migrate for Compute Engine

Migrate for Compute Engine te ayuda a ejecutar aplicaciones empresariales en Google Cloud en cuestión de minutos, mientras los datos migran con transparencia en segundo plano. Con Migrate for Compute Engine, las empresas pueden validar, ejecutar y migrar aplicaciones a Google Cloud sin reescribirlas, modificar la imagen ni cambiar los procesos de administración.

Para obtener más información sobre la arquitectura, las funciones y la terminología de la solución Migrate for Compute Engine, consulta la arquitectura de referencia de Google Cloud.

Revisa los requisitos para la migración

Revisa los requisitos para las migraciones desde tu plataforma de origen.

Configura un entorno de migración

Antes de migrar, configura un entorno de migración que incluya la configuración de red, un administrador que coordine la migración, la configuración de la plataforma de origen y las extensiones de Cloud como un conducto de destino para los datos de almacenamiento.

Configura la red y el acceso

Antes de que puedas implementar los componentes de Migrate for Compute Engine, configura las Herramientas de redes y las cuentas de servicio para permitir la comunicación entre los componentes de Migrate for Compute Engine y tu plataforma de origen.

Configura Migrate for Compute Engine Manager

Implementa Migrate for Compute Engine Manager para que puedas seleccionar las VM que deseas migrar, seleccionar operaciones de migración y administrar migraciones.

Configura la plataforma de origen como fuente para la migración

Configura una extensión de Cloud

Instala una o más extensiones de Cloud en Google Cloud. Estas actúan como un conducto para el almacenamiento de VM entre el origen y el destino de la migración.

Migra tu primera VM

Luego de configurar y poner en funcionamiento Migrate for Compute Engine Manager y la extensión de Cloud, estarás listo para comenzar a migrar VM a Compute Engine.

Puedes encontrar las instrucciones para algunas de las operaciones más comunes en los siguientes vínculos:

Obtén ayuda

¿Estás atascado en tu implementación? Comunícate para que podamos ayudarte.

Otras opciones de importación

Además de usar Migrate for Compute Engine, puedes agregar a Compute Engine instancias de VM, imágenes personalizadas o discos que estén disponibles en un entorno existente, como los locales o en otros proveedores de servicios en la nube.

La elección de un método de importación depende de si se importa una instancia de VM, un disco o una imagen.

En la siguiente tabla, se resumen los métodos de importación además de Migrate for Compute Engine.

Qué quieres importar Herramienta o procedimiento Mejor uso para
Instancias de VM (en formato OVA o formato OVF) Importar dispositivos virtuales Importar dispositivos virtuales. Un dispositivo virtual es una máquina virtual ya preparada.
Imágenes o discos virtuales
Importa discos virtuales
Importar discos virtuales o discos de plantillas desde un entorno local.

Este método usa el comando images import.

Si necesitas realizar personalizaciones avanzadas o tener discos de origen en un formato que no sea compatible con el comando de importación, puedes importar y configurar los discos de forma manual.
Imágenes de máquina Crea una imagen de máquina a partir de un dispositivo virtual Importa imágenes de máquinas. Una imagen de máquina es un recurso de Compute Engine que almacena toda la configuración, los metadatos, los permisos y los datos de uno o más discos necesarios para crear una instancia de VM.

Este método es más adecuado para crear imágenes de máquinas desde dispositivos virtuales.

¿Qué sigue?

En la siguiente serie de referencias técnicas, se explica cómo migrar tus VM del entorno de origen a Google Cloud mediante Migrate for Compute Engine: