Migrate for Compute Engine

Disfruta de una migración rápida, flexible y segura a Google Cloud con Migrate for Compute Engine (antes llamado Velostrata).

Migración fluida

Migración fluida

El proceso de migración a la nube genera muchas dudas. Por suerte, Migrate for Compute Engine (antes llamado Velostrata) de Google Cloud está aquí para ayudarte a resolverlas. Gracias a este servicio, los equipos de TI pueden migrar a Google Cloud tanto una aplicación on-premise como miles de aplicaciones en varios centros de datos y nubes.

Disminuye los riesgos

Disminuye los riesgos

Las pruebas integradas facilitan y aceleran la fase de validación previa a la migración. Además, la rápida restauración on-premise aporta un extra de seguridad cuando surgen imprevistos. Por otro lado, al no haber agentes de software, los recursos que necesita la carga de trabajo no se ven afectados, no es necesario facilitar el acceso a la red donde se están ejecutando las cargas de trabajo (ni desde ella) y es posible completar la migración sin ejecutar la máquina virtual de origen. Asimismo, como las cargas de trabajo comienzan a ejecutarse en cuestión de minutos, el periodo inactivo es mínimo, puede anticiparse y es predecible.

Mejora la agilidad

Mejora la agilidad

Aprovecha la velocidad y la capacidad de escalado de Migrate for Compute Engine para acelerar y simplificar el proceso de migración. Puedes migrar una única aplicación con solo unos clics, ejecutar un flujo de migración de 100 sistemas a través de olas de migración o usar nuestra API REST para crear tu propia fábrica de migración local. Gracias a Migrate for Compute Engine, puedes realizar la migración y personalizarla a tu gusto.

Reduce los costes

Reduce los costes

Migrate for Compute Engine facilita la migración y disminuye su complejidad. Por ejemplo, un cliente de la lista Fortune 50 redujo el tiempo que debía invertir en hasta cinco horas por servidor. Gracias a las analíticas basadas en el uso, evitarás los excesos de aprovisionamiento. De ese modo, podrás eliminar cuanto antes los costes del hardware on-premise y de las licencias de software, y ajustar el tamaño de las instancias en la nube.

La migración con Velostrata se realiza en 15 minutos, mientras que la migración tradicional puede llevar hasta 24 horas.

Ahorra tiempo

La transmisión en tiempo real de Migrate for Compute Engine permite que las cargas de trabajo con reconocimiento del estado empiecen a ejecutarse en la nube en cuestión de minutos, en lugar de tardar días o semanas. Mientras tu aplicación se ejecuta en Google Cloud, los datos que faltan se sincronizan y se transfieren de manera fluida en segundo plano. De esta forma, las aplicaciones se activan hasta 100 veces más rápido y las migraciones se completan 10 veces antes comparado con las estrategias de migración tradicionales. Elabora planes y haz pruebas en paralelo, restaura en minutos (si es necesario) y migra cientos de cargas de trabajo en cada flujo.

Funcionamiento

  • Paso 1: Validación y pruebas en la nube

    Usa clones aislados para realizar pruebas directamente en la nube sin que afecten a las aplicaciones publicadas.
  • Paso 2: Crea tus olas de migración

    Las olas de migración son grupos de sistemas que migras en un orden determinado para que el entorno informático mantenga las dependencias clave durante todo el proceso de migración. Consulta a nuestros partners de descubrimiento y evaluación de confianza para hacer un inventario de tu entorno informático actual y usa esa información para elaborar las olas de migración.
  • Paso 3: Despliega cargas de trabajo en Google Cloud

    Las migraciones más sencillas se pueden llevar a cabo directamente desde vCenter con nuestro complemento. Para las cargas de trabajo multinivel que requieren un orden o automatización específicos, ejecuta las olas de migración desde la consola de Migrate for Compute Engine. En ambos casos recibirás recomendaciones basadas en analíticas para llevar a cabo el reajuste del tamaño, lo que te ayudará a elegir los tipos de instancias en la nube que mejor se ajustan a tus necesidades informáticas.
  • Paso 4: Migra datos en segundo plano

    Las aplicaciones empiezan a ejecutarse en Google Cloud a los pocos minutos, por lo que el tiempo de inactividad es insignificante. Mientras tanto, los datos restantes se transfieren (y sincronizan) sin problemas en segundo plano y de forma totalmente transparente para el usuario final. Esto ayuda a mantener los acuerdos de nivel de servicio, a la vez que se reducen las ventanas de mantenimiento y se hacen más predecibles.
  • Paso 5: Restaura con reconocimiento del estado a la versión on-premise (si es necesario)

    Si surgen imprevistos, puedes restaurar a la versión on-premise, hacer las modificaciones necesarias y volver a intentarlo. Así, no perderás datos ni tiempo de proyecto.

"Google Cloud ha resultado ejemplar a la hora de ayudarnos a entender qué queríamos hacer y cómo podíamos llevarlo a la práctica".

–Jon Latshaw, vicepresidente de Servicios en la Nube de Cardinal Health

Aplicaciones

Acelera el proceso

Acelera el proceso de migración

Traslada las cargas de trabajo de aplicaciones de negocio on-premise o de otros servicios en la nube a Google Cloud de forma rápida y sencilla, y disfruta de la compatibilidad integrada de pruebas, restauración, automatización y mucho más. Reduce las tareas de TI y consigue que las migraciones se realicen a tiempo y dentro del presupuesto.

Migra cualquier aplicación

Migra cualquier entorno de aplicaciones

Migra aplicaciones de forma sencilla, ya se trate de una sola aplicación o de una mezcla de miles de aplicaciones, sistemas multinivel como SAP, sistemas operativos antiguos o servidores físicos.

Agilidad de la nube

Aprovecha la agilidad de la nube

Traslada las aplicaciones on-premise a instancias más potentes en la nube con un periodo inactivo mínimo y completa la sincronización de datos de principio a fin. Confía en la capacidad bajo demanda de la nube y elimina cuanto antes el costoso hardware on-premise.

Protege la migración

Protege la migración de forma integral

Prueba las aplicaciones directamente en la nube antes de realizar la migración. Empieza a ejecutar las aplicaciones en la nube en cuestión de minutos, con un periodo inactivo mínimo que puede predecirse y programarse fácilmente, y restaura la versión on-premise siempre que lo necesites.

Características

Adaptaciones automáticas y sin interrupciones

Disfruta de adaptaciones a la nube automáticas y sin interrupciones, como instalaciones de agentes y controladores, redes, licencias y mucho más. Para migrar la mayoría de sistemas operativos y versiones, no es necesario realizar ningún cambio manual en las aplicaciones, imágenes, redes, espacios de almacenamiento o controladores.

Aprovisionamiento y reajuste del tamaño

Aprovisiona las instancias en la nube directamente desde Migrate for Compute Engine, que ofrece compatibilidad con personalizaciones de redes, discos encriptados, etc. Asimismo, tendrás a tu disposición recomendaciones de reajuste del tamaño basadas en analíticas para aumentar la rentabilidad y el rendimiento.

Restauración on-premise con reconocimiento del estado

Realiza restauraciones con reconocimiento del estado para que no se pierda nada en la nube si surgen imprevistos en el funcionamiento de las aplicaciones.

Personalización

Gracias a las conexiones de personalización, los administradores de TI pueden realizar personalizaciones determinadas (por ejemplo, habilitar o inhabilitar servicios) tras la migración a la nube o la restauración de la versión on-premise.

Validación y pruebas previas a la migración

La función de clonación para pruebas de Migrate for Compute Engine posibilita la validación previa a la migración, lo que permite realizar pruebas de datos y de cargas de trabajo de producción directamente en un entorno aislado en la nube. De esta forma, los sistemas de producción o publicados no se ven afectados en absoluto.

Olas de migración automatizadas

Crea automáticamente olas de migración autodocumentadas y auditables desde vCenter u otros servicios en la nube. Esto te ayudará a crear un plan de migración ordenado que incorpore detalles de la configuración y permita realizar una migración por lotes automatizada y escalable.

Migraciones programables

Las operaciones programables con la API REST o PowerShell permiten automatizar el flujo de la migración con las herramientas de orquestación o automatización que prefieras.

Inicio a través de WAN

Migrate for Compute Engine realiza un inicio nativo desde el sistema operativo de origen a través de WAN en solo unos minutos, independientemente del tamaño de los datos. Mientras se inicia el sistema, Migrate for Compute Engine lo adapta sobre la marcha para ajustarlo al entorno de destino. No es necesario modificar de forma manual la aplicación, la imagen, el almacenamiento, los controladores ni las redes.

Transmisión inteligente

Se priorizan los datos necesarios para que se ejecute la aplicación y se trasladan a la nube en primer lugar. Las aplicaciones empiezan a ejecutarse en la nube en cuestión de minutos y los datos a los que se accede con menor frecuencia pueden transmitirse en segundo plano mientras la aplicación se ejecuta en la nube.

Almacenamiento en caché multinivel y optimización

Una caché multinivel de lectura y escritura almacena el conjunto de datos de trabajo que necesita la aplicación mientras se ejecuta en la nube. La anulación de duplicados, la precarga, la reescritura asíncrona y las optimizaciones de redes aceleran aún más la migración y reducen el ancho de banda en hasta un 75 % en migraciones de producción.

Resiliencia

Cada despliegue de Migrate for Compute Engine incorpora clústeres de migración siempre activos que se despliegan en dos zonas. Las escrituras se confirman en ambas zonas y se transfieren de vuelta al almacenamiento on-premise de forma asíncrona. De esta forma, se evita la pérdida de datos durante una interrupción en una zona cuando se despliega con una configuración de zona dual.

Precios
Los clientes que migren a GCP pueden disfrutar de Migrate for Compute Engine sin ningún coste adicional. Sin embargo, en GCP se cobrará por otros recursos, como las instancias de Compute Engine, el almacenamiento de Cloud Storage, el uso de Stackdriver y el ancho de banda de red que se necesiten para la migración.

Recursos

Ve vídeos, lee guías y descubre tus opciones de migración.

Google Cloud

Primeros pasos

Aprendizaje y desarrollo

¿Necesitas más ayuda?

Solicita una demostración o una prueba a nuestro equipo de ventas.

Enviar comentarios sobre...

Migrate for Compute Engine - Cloud Migration Software for GCP