Elegir un modelo de precios

En esta página se ofrece información sobre las estructuras de precios que puedes utilizar en tus aplicaciones de Kubernetes. Antes de decidir el modelo de tu aplicación, lee atentamente este documento.

Puedes elegir cualquiera de los siguientes modelos de precios para tu solución:

  • Gratuito: los clientes solo pagan por los recursos de Google Cloud que utilicen (por ejemplo, el coste de ejecutar clústeres en Google Kubernetes Engine). Si tu aplicación es gratuita, ve directamente a la sección Añadir un modelo de precios al Portal de Partners.

  • Licencia adquirida por el usuario (BYOL): los clientes pagan por usar la aplicación y se les cobra por los recursos de Google Cloud que utilicen por separado. En este modelo, te corresponde a ti asegurarte de que los clientes utilizan una licencia válida.

  • Modelo de precios basado en el uso: los clientes pagan por usar tu solución de software en función de una serie de criterios de tu elección llamados métricas, como el número de contenedores en los que ejecuten tu aplicación.

Si te decantas por este modelo, también podrás ofrecer una prueba gratuita de tu solución. Si quieres proporcionar pruebas gratuitas con un modelo de precios BYOL, deberás implementar la licencia de prueba en tu sistema de facturación.

Cuando hayas seleccionado un modelo de precios, tendrás que incluirlo en la página de tu solución del Portal de Partners para que podamos procesarlo.

Una vez que hayas configurado tus planes de precios, puedes crear presupuestos personalizados para clientes específicos. Por ejemplo, si ofreces un plan basado en el uso de 5 USD por contenedor que se ejecuta, puedes crear un presupuesto personalizado que ofrezca el mismo plan a tu cliente por 2 USD por contenedor. Si quieres conocer los pasos para crear un presupuesto personalizado, consulta el artículo sobre cómo crear presupuestos para clientes específicos.

Modelo de precios BYOL

Si quieres cobrar directamente a tus clientes, te recomendamos que utilices un modelo de precios de licencia adquirida por el usuario, también llamado "BYOL". Debes indicar el método que deberán usar los clientes para conseguir una licencia (normalmente lo harán a través de un sitio web). Cuando lo hagan, tú serás responsable de validarla en tu aplicación.

Si te decantas por este modelo, ve directamente a la sección Añadir un modelo de precios al Portal de Partners.

Precio en función del uso

Las aplicaciones de Kubernetes tienen un precio basado en el uso, por lo que los clientes pagan por usar tu solución de software en función de las métricas que elijas, como el número de contenedores o el tiempo de almacenamiento. Por ejemplo, puedes establecer un precio en gibibytes-hora de tiempo de almacenamiento.

Si quieres establecer un modelo de precios basado en el uso, te recomendamos que nos lo indiques lo antes posible para que podamos procesarlo. Este proceso puede tardar hasta dos semanas, pero durante este periodo puedes seguir integrando tu aplicación con Google Cloud Marketplace.

Elegir las métricas de precios

Puedes cobrar a los clientes en función de una serie de valores llamados métricas que se aplican a tu solución. Un ejemplo típico de métrica es el tiempo que los clientes utilizan tu solución (por ejemplo, 0,05 USD por hora). De modo similar, puedes cobrar a los clientes en función de la cantidad de datos que procesa tu aplicación, el número de solicitudes a APIs que realizan y un largo etcétera.

Cuando elijas las métricas, también tendrás que asignar una unidad de informes a cada una que refleje la granularidad con la que quieras medir el uso de la aplicación. Asimismo, deberás seleccionar una unidad de informes que sea un número entero.

Supongamos que cobras a los usuarios de tu aplicación 0,256 USD por cada gibibyte (1024 mebibytes) de datos procesados y que la unidad de informes es el mebibyte. Si un usuario procesa 512 mebibytes de datos, se le cobrará (512 Mib / 1024 MiB) * $0.256 (es decir, 0,128 USD) por su uso. Si la unidad de informes fuera el gibibyte, el uso del cliente se contabilizaría como 1 GiB y se le cobrarían 0,256 USD aunque solo utilice una fracción del gibibyte.

En la siguiente tabla se incluyen ejemplos de tipos de métricas que puedes utilizar:

Tipo de métrica Unidades admitidas Unidad de informes recomendada Precio de ejemplo
Tiempo Segundo, minuto, hora y día 1 segundo (unidad más pequeña) 5 USD por hora
Datos procesados

Byte, kibibyte (KiB), mebibyte (MiB) y gibibyte (GiB)

Las unidades de datos procesados están basadas en múltiplos binarios en los que un kibibyte son 1024 bytes, un mebibyte son 1024 kibibytes y así sucesivamente.

1 mebibyte (MiB) 10 USD por GiB
Tiempo de almacenamiento Ver unidades de tiempo y de datos 1 mebibyte/segundo 10 USD por GiB/hora
Métrica personalizada N/D. Tienes que definir la unidad que quieres medir, como las solicitudes a APIs. Depende de la métrica 10 USD por 1000 solicitudes a APIs

Si quieres utilizar una métrica personalizada para cobrar a los clientes, su valor debe ser una métrica delta, lo que significa que cada informe de uso representa los cambios que se han producido desde el último informe. Por ejemplo, puedes establecer un precio por correo electrónico en el que cada informe de uso por horas represente el número de correos enviados durante la última hora.

Definir una estructura de precios

Una vez que hayas decidido las métricas que quieres usar, puedes decantarte por una de las siguientes estructuras de precios:

  • Tarifa única: los clientes pagan un precio determinado por el uso que hacen de tu solución y se aplican cargos directamente proporcionales al uso. Por ejemplo, si cobras 0,50 USD por hora de uso y un cliente utiliza tu aplicación durante 20 horas, se le cobrarán 10 USD.

  • Precio por niveles: si quieres ofrecer descuentos por uso continuado a tus clientes, te recomendamos que crees niveles de precios. Puedes definir conjuntos de niveles para cada métrica que utilices para calcular el precio de tu solución.

    Por ejemplo, si quieres cobrar a los usuarios por cada solicitud que realicen a una API y el tiempo de almacenamiento que consuman, puedes asignar los siguientes niveles a cada métrica:

    Niveles de precios de las solicitudes a APIs Niveles de precios del tiempo de almacenamiento
    • 0,002 USD por solicitud a API (de 0 a 1000 solicitudes)
    • 0,001 USD por solicitud a API (de 1001 a 2000 solicitudes)
    • 0,0001 USD por solicitud a API (2001 solicitudes o más)
    • 0,05 USD por GiB/hora (de 0 a 1000 GiB/hora)
    • 0,001 USD por GiB/hora (de 1001 a 2000 GiB/horas)
    • 0,0001 USD por GiB/hora (2001 GiB/hora o más)

    Los niveles van cambiando en función del uso a lo largo del mes de facturación. Al principio de cada mes, los usuarios vuelven al primer nivel.

    Supongamos que tu aplicación sigue el modelo anterior y hay un usuario que realiza 1500 solicitudes a APIs a lo largo del mes de facturación. En ese caso, se le cobrarán las primeras 1000 solicitudes a 0,002 USD por solicitud y las otras 500, a 0,001 USD. Sin embargo, la primera solicitud a una API del siguiente mes de facturación se volverá a cobrar a 0,002 USD como parte de las primeras 1000 solicitudes a APIs del mes.

Añadir un modelo de precios al Portal de Partners

Cuando te hayas decantado por un modelo de precios para tu aplicación, puedes añadirlo al Portal de Partners. Te recomendamos que completes este paso y nos hagas llegar esta información lo antes posible para que podamos procesarla rápidamente.

El enlace del Portal de Partners es el siguiente:

https://console.cloud.google.com/partner/solutions?project=YOUR_PUBLIC_PROJECT_ID

Selecciona el nombre de tu solución en la lista de soluciones.

Haz clic en Editar, junto a Configuración de precios. Sigue los pasos correspondientes al modelo que hayas elegido:

Gratis

  1. Selecciona Gratis.

  2. Haz clic en Revisar y enviar para hacernos llegar tu modelo de precios.

BYOL

  1. Selecciona BYOL.

  2. Introduce la URL que deben utilizar los clientes para adquirir su licencia en la casilla URL de adquisición de la licencia.

  3. Haz clic en Revisar y enviar para hacernos llegar tu modelo de precios.

Basado en el uso

  1. Selecciona Modelo de precios basado en el uso y haz clic en Guardar y continuar.

  2. En Métricas de precios, haz clic en Añadir métrica.

  3. Añade la siguiente información:

    • Nombre: el nombre de la métrica que aparecerá en la página de Google Cloud Marketplace de tu aplicación. Por ejemplo, Requests.

    • Descripción: una breve descripción de la métrica en el contexto del producto (este parámetro es opcional). Por ejemplo, si tienes que medir varios tipos de solicitudes, puedes usar la descripción para explicar las diferencias, como "solicitudes de consulta" o "solicitudes de análisis".

    • Las unidades de precios que aparecen en la página de Google Cloud Marketplace de tu aplicación:

      • Unidad básica: el tipo de métrica, como el tiempo, los datos o un valor personalizado.

      • Unidad: la unidad que aparecerá en tu página de precios. Si la métrica es el volumen de datos o una métrica personalizada, la unidad también puede incluir el tiempo. Por ejemplo, si la unidad básica que has elegido es el gibibyte, puedes seleccionar la unidad gibibyte-hour.

  4. Haz clic en Añadir nivel para establecer un modelo de precios con niveles y, a continuación, añade el valor más bajo del nuevo nivel. El primer nivel empieza en 0 de forma predeterminada. El límite superior de un nivel se actualiza automáticamente cuando estableces el límite inferior del siguiente nivel.

  5. Repite los pasos anteriores con cada métrica de tu modelo de precios.

  6. Para revisar las métricas y completar el modelo de precios, haz clic en Guardar y continuar.

  7. Sigue estos pasos con cada métrica:

    1. Haz clic en la métrica.

    2. Apunta el ID de la métrica. Tendrás que utilizarlo para facilitarnos la información sobre el uso cuando crees un paquete de aplicaciones.

    3. Comprueba que los datos de Unidad de informes sean correctos (es el parámetro que utilizarás para medir el uso de tu aplicación). Cuando crees tu paquete de aplicaciones, deberás seleccionar la misma unidad que elijas en este paso.

      La unidad de informes refleja la granularidad con la que quieres cobrar a tus clientes. Si, por ejemplo, estableces una tarifa en GiB-hora, puedes seleccionar una unidad de informes de MiB-hora para cobrar con exactitud a los clientes que usen valores fraccionados de GiB-hora.

  8. Cuando esté todo listo para que empecemos a procesar el modelo de precios, haz clic en Revisar y enviar.

Ofrecer un periodo de prueba de la solución (opcional)

Si quieres ofrecer un periodo de prueba de tu solución de software a los usuarios de Google Cloud, rellena el formulario de admisión de pruebas de soluciones de Google Cloud Marketplace. Deberás especificar lo siguiente:

  • La duración del periodo de prueba (por ejemplo, 30 días).
  • La cantidad máxima de crédito que incluye el periodo de prueba en USD.

El crédito del periodo de prueba se aplicará al plan de precios que elijan los clientes.

El periodo de prueba finaliza cuando el cliente llega al límite de crédito o cuando termina el periodo, lo que suceda antes. Por ejemplo, si ofreces un periodo de prueba de 15 días con un crédito máximo de 100 USD, el periodo finalizará cuando el usuario acumule un gasto de 100 USD o cuando hayan pasado 15 días desde que lo inició.

Cuando finalice el periodo, se cobrará a los clientes en función del plan de precios que hayan elegido. Si el cliente cambió de plan durante el periodo de prueba, se le cobrará usando ese nuevo plan.

Si el modelo de precios de tu solución está basado en el uso, te recomendamos que establezcas un límite de crédito de prueba que sea el doble del gasto que esperes.