Google Cloud Platform para profesionales de centros de datos: procesamiento

En este artículo, se analizan los servicios de procesamiento de Google Cloud Platform y la manera en que estos se comparan con las tecnologías tradicionales de los centros de datos. El artículo se centra en Google Compute Engine, un producto de infraestructura como servicio (IaaS) de Cloud Platform.

Comparación de los modelos de servicio

Por lo general, los centros de datos usan la virtualización de servidores, que te permite ejecutar varios servidores virtuales de Unix/Linux o Windows en una sola máquina física. Estas máquinas virtuales se crean, aprovisionan y administran a través de un conjunto de software como VMware vSphere o XenCenter.

Compute Engine también usa este modelo, con la combinación de la virtualización de servidores y las herramientas de administración relacionadas en un conjunto integrado. En Compute Engine, las máquinas virtuales se denominan instancias de máquina virtual (VM). Puedes crear y administrar estas instancias de varias maneras, incluidas las siguientes:

Administración

Compute Engine borra gran parte de la sobrecarga administrativa asociada con la administración de máquinas virtuales. Ya no tienes que preocuparte por aprovisionar el servidor físico, la red o la capacidad de almacenamiento, ni tampoco por configurar la red física. Desde el punto de vista del software, ya no tienes que preocuparte por instalar y actualizar las herramientas de administración virtual; controlar las actualizaciones automáticas del software de hipervisor virtual, el firmware del servidor y las herramientas relacionadas; o migrar las máquinas virtuales durante el mantenimiento de la máquina física. Google controla todas estas tareas a la perfección, detrás de escena.

Planificación de las capacidades y aprovisionamiento de los recursos

En los centros de datos tradicionales, por lo general, dedicas ciclos trimestrales para revisar los requisitos de los recursos actuales y prever los requisitos futuros. Debes tener en cuenta las cuestiones físicas, logísticas y de recursos humanos, como el espacio de bastidores, el enfriamiento, la electricidad, el ancho de banda, el cableado, los tiempos de adquisición, de envío y la disponibilidad de ingenieros para colocar y apilar equipos nuevos. Además, debes administrar de forma activa la capacidad y las distribuciones de la carga de trabajo para que los trabajos que requieren un uso intensivo de recursos, como las canalizaciones de Hadoop, no interfieran en los servicios que deben tener alta disponibilidad, como los servidores web.

En cambio, cuando usas Compute Engine, transfieres a Google la mayor parte de tu planificación de capacidad. Puedes aumentar la escala de las instancias de VM o disminuirla según sea necesario. Debido a que pagas por lo que usas por segundo, puedes optimizar tus costos sin tener que pagar por el exceso de capacidad que no necesitas o que solo necesitas en los momentos de mayor tráfico. Para ayudarte a ahorrar costos, Cloud Console incluso te notificará si detecta que tienes instancias con poco uso que se pueden cambiar de tamaño o borrar.

Además, cuando creas una instancia, se te asignan la RAM y las CPU que especificaste para ella. Tu rendimiento no se degradará debido a otras instancias o servicios que consumen recursos adicionales en la máquina host física de tu instancia.

Cloud Platform no requiere que administres tu cuota, que especifica la cantidad de recursos que puedes consumir en Cloud Platform. Puedes revisar y solicitar una cuota adicional en Cloud Console con facilidad. Si quieres evitar que se alcancen los límites máximos de las cuotas cuando usas las API de Cloud Platform, solicita con antelación una cuota adicional de manera proactiva, en especial cuando esperas grandes aumentos. Si quieres administrar tus gastos y evitar que se consuman demasiados recursos, también puedes solicitar disminuciones en tu cuota.

Garantías mensuales del tiempo de actividad

Compute Engine proporciona un Acuerdo de Nivel de Servicio (ANS) que ofrece un porcentaje de tiempo de actividad mensual de un 99.95% como mínimo, sujeto a ciertas limitaciones. Para obtener más información, consulta el ANS de Google Compute Engine.

Comparación de características

Configuración y administración básicas

Compute Engine proporciona la misma funcionalidad y flexibilidad que esperas de los servicios de hipervisor populares como VMware ESXi, KVM y Xen. Al igual que con estos servicios, puedes realizar lo siguiente:

Imágenes de máquina

Al igual que con otras máquinas virtuales, puedes crear las instancias de VM de Compute Engine a partir de imágenes de disco. Compute Engine es compatible con varios enfoques diferentes:

Acceso y permisos

Te puedes conectar a las instancias de Compute Engine mediante SSH, RDP o un puerto en serie. Cloud Console proporciona una terminal SSH basada en el navegador y la herramienta de línea de comandos de gcloud, que te permite establecer una conexión a través de la terminal que elijas. Si eliges habilitar IP externas estáticas para tus instancias, también puedes usar herramientas tradicionales como Escritorio Remoto de Windows o ssh.

Una instancia de VM puede conectarse a los recursos de Cloud Platform mediante una cuenta de servicio. Una cuenta de servicio es una Cuenta de Google especial que las aplicaciones pueden utilizar para acceder a los servicios de Google de manera programática. Esta cuenta pertenece a tu aplicación o a una instancia de VM, en lugar de a un usuario final individual. Tu aplicación usa la cuenta de servicio para llamar a la API de un servicio, de modo que los usuarios no estén involucrados de forma directa.

Cloud Platform proporciona administración de identidades y accesos (IAM) para la administración de identidades federada y de acceso detallado. Para ver un análisis de IAM en relación con Compute Engine, consulta Funciones de la administración de identidades y accesos. Si quieres obtener una explicación general de la administración de identidades en Cloud Platform, consulta el artículo sobre Administración.

Aprovisionamiento de máquinas

Con Google Cloud Deployment Manager, puedes administrar de forma declarativa el aprovisionamiento y la configuración de tus recursos informáticos, incluidas las instancias de VM, los discos, las herramientas de redes y casi todos los demás recursos dentro de tu proyecto de Cloud Platform. Deployment Manager te permite usar lenguaje de marcado de datos simple para personalizar y automatizar tus implementaciones. Para administrar la configuración y automatizar dentro de tus instancias de VM, puedes usar las mismas herramientas que ya estás usando, como Chef, Puppet, Packer, o Vagrant.

Para obtener una explicación más completa del aprovisionamiento de los recursos en Cloud Platform, consulta el artículo sobre Administración.

Recursos interrumpibles

Para las tareas que se pueden interrumpir y continuar en un host diferente, Cloud Platform ofrece VM interrumpibles. Son exactamente iguales a las VM normales, pero se pueden interrumpir, es decir, no se pueden ejecutar durante más de 24 horas y Google puede interrumpir la VM antes si se necesita la capacidad para otros fines. Las VM interrumpibles pueden costar hasta un 80% menos que las instancias de VM estándar, según el tiempo de instancia que elegiste.

Almacenamiento

Las instancias de VM de Compute Engine usan discos persistentes o almacenamiento virtualizado en bloque para volúmenes de discos de arranque y de almacenamiento. El disco persistente ofrece los tipos de volumen estándar (HDD) y SSD, y puede aprovisionar de forma dinámica hasta 128 discos persistentes según el tipo de máquina de tu VM. Para obtener más información sobre el disco persistente de Compute Engine, consulta el artículo sobre Almacenamiento.

Herramientas de redes

Compute Engine proporciona herramientas de redes definidas por software, en las que puedes configurar tus redes públicas y privadas en Compute Engine en el nivel del software. Para obtener una explicación sobre la comparación entre las herramientas de redes de Cloud Platform y las redes de los centros de datos tradicionales, consulta el artículo sobre Herramientas de redes.

Migración y recuperación

De forma predeterminada, Compute Engine habilita la migración en vivo, que permite que tus instancias migren de manera automática y sin problemas cuando el hardware físico requiere mantenimiento.

Al igual que con los conjuntos de hipervisor estándar, Compute Engine también te permite tomar instantáneas en vivo de las instancias de VM. Puede usar estas instantáneas para crear nuevas instancias dentro de una zona o mover una instancia a una zona diferente.

Si la instancia de VM de Compute Engine termina debido a problemas con el host físico subyacente, la instancia se recuperará de forma automática en un host diferente dentro de la misma zona. También puedes elegir que tus máquinas se mantengan apagadas si desactivas el reinicio automático.

Costos

Consulta los precios de Compute Engine para obtener información detallada sobre los precios.

Próximos pasos

Siguiente: Almacenamiento en Cloud Platform