Google Cloud Platform para profesionales de Azure: procesamiento

Actualizado el 18 de julio de 2017

Compara los servicios de procesamiento que Google y Microsoft ofrecen en sus entornos de la nube. A menudo, los servicios de procesamiento se ofrecen en cuatro modelos de servicio:

  • Infraestructura como un servicio (IaaS): permite que los usuarios accedan directamente y según demanda a las máquinas virtuales, y ofrece una variedad de servicios relacionados con las tareas comunes de automatización.
  • Plataforma como un servicio (PaaS): en este, la capa de la máquina se abstrae y el usuario interactúa con los recursos mediante servicios de alto nivel y API.
  • Contenedores como un servicio (CaaS): un modelo híbrido entre IaaS y PaaS que elimina la capa de la máquina, pero conserva la mayor parte de la flexibilidad del modelo de IaaS.
  • Funciones como un servicio (FaaS): en este, los usuarios pueden crear microservicios sin servidores similares a los de PaaS, pero sin la necesidad de compilar aplicaciones completas.

Este artículo se centra en los servicios de IaaS que ofrecen Google y Microsoft.

Comparación de IaaS

En cuanto a IaaS, Microsoft Azure ofrece máquinas virtuales (VM) y Google Cloud Platform ofrece Compute Engine. Ambas empresas abordan los servicios de IaaS de manera similar: ambos son fundamentales para los entornos de nube respectivos y casi todas las cargas de trabajo de los clientes se ejecutan en ellos.

A alto nivel, la terminología y los conceptos sobre IaaS de Azure se comparan con los de Google Compute Engine de la siguiente manera:

Función Azure Compute Engine
Máquinas virtuales Máquinas virtuales Instancias de máquinas virtuales
Imágenes Imagen (solo disco de arranque y máquina completa) Imagen (solo disco de arranque)
Imágenes personalizadas VM generalizadas de Azure Imágenes personalizadas
Plantillas de VM Plantillas de Resource Manager Plantillas de instancia
Escalamiento automático de instancias Azure Autoscale Escalador automático de Compute Engine
Formatos de importación de VM compatibles VHD RAW
Localidad de la implementación Regional (equivalente a las zonas de Cloud Platform) Zonal
VM interrumpibles
Instantáneas incrementales

Máquinas virtuales

Las instancias de VM de Compute Engine y las VM de Azure comparten muchas funciones. En ambos servicios se pueden realizar las siguientes acciones:

  • Crear instancias a partir de imágenes de discos de arranque
  • Iniciar y finalizar instancias según demanda
  • Administrar las instancias sin restricciones
  • Etiquetar las instancias
  • Instalar en la instancia una variedad de sistemas operativos disponibles

Acceso a las máquinas

Tanto en Compute Engine como en Azure, se puede acceder a las máquinas con Windows mediante métodos estándar, como el servicio Windows Remote Management y Remote Desktop Protocol (RDP).

En cuanto a las máquinas con Linux, Compute Engine y Azure abordan el acceso a las máquinas basado en SSH en formas un tanto diferentes. Con Azure, para crear un acceso basado en SSH a tu VM debes incluir tu propia llave SSH. Por el contrario, en Compute Engine puedes crear la llave cuando la necesites, incluso si la instancia de VM ya se está ejecutando.

Además, Compute Engine ofrece SSH desde el navegador, que permite usar una terminal SSH basada en navegador para una instancia de VM determinada. A diferencia de Azure Cloud Console y Google Cloud Shell, que proporcionan una interfaz de línea de comandos efímera para sus plataformas respectivas, SSH desde el navegador brinda acceso directo a una instancia de VM específica desde esta plataforma. Si prefieres esta opción, que está disponible en Google Cloud Platform Console, no es necesario que almacenes llaves en la máquina local.

Tipos de máquina

Tanto Azure como Compute Engine ofrecen una variedad de configuraciones de máquina virtual predefinidas con cantidades específicas de CPU virtual, RAM y capacidad de red. Además, con Compute Engine es posible alejarse de las configuraciones predefinidas, ya que permite personalizar los recursos de CPU y RAM de las instancias de VM para que se ajusten a las cargas de trabajo.

En la siguiente tabla se indican los tipos de máquina disponibles en ambos servicios, hasta junio de 2017.

Tipo de máquina Azure Compute Engine
Básica Basic A0 - Basic A4 f1-micro (núcleo compartido)
g1-small (núcleo compartido)
Uso general A0 - A7
A1 v2 - A8 v2
A2m v2 - A8m v2
D1 - D4
D1 v2 - D5 v2
DS1 - DS5
DS1 vs2 - DS5 v2
n1-standard-1 - n1-standard-64
Optimizada para el procesamiento F1 - F16
A8 - A11
H8 - H16mr
n1-highcpu-2 - n1-highcpu-64
Memoria optimizada M64ms - M128s
GS1 - GS5
G1 - G5
D11 v2 - D15 v2
D11 - D14
DS11 - DS14
n1-highmem-2 - n1-highmem-64
Optimizada para el almacenamiento L4s - L32s N/A
GPU NC6 - NC24r
NV6 - NV24
Conectable con cualquier tipo de máquina con núcleo no compartido
Configuración personalizada de recursos de VM No

Imágenes

Azure proporciona imágenes de SO, que solo se pueden usar en discos de arranque, así como imágenes de VM de Azure, que también incluyen discos de datos o de swap de la VM. Las imágenes de máquinas de Compute Engine solo usan discos de arranque.

Azure y Compute Engine proporcionan una variedad de imágenes respaldadas por la comunidad o que funcionan en distintas plataformas para los sistemas operativos de uso común, como Windows, Ubuntu o Red Hat Enterprise Linux, además de imágenes con varias aplicaciones de servidor comunes preinstaladas, como SQL Server. En ambas plataformas, si eliges una imagen que use un sistema operativo premium con licencia, debes pagar una tarifa de licencia, además de los costos de VM normales.

Las dos plataformas cuentan con mercados que ofrecen diversas soluciones de extremo a extremo preconfiguradas. En Azure se conoce como Azure Marketplace y en Cloud Platform, como Cloud Launcher. En estos canales puedes iniciar aplicaciones comunes en una o más VM con una configuración mínima.

Importación de imágenes personalizadas

Tanto Azure como Compute Engine ofrecen métodos para importar imágenes de máquinas existentes a sus entornos respectivos:

  • En Azure, la imagen de la máquina que se sube debe ser un VHD compatible con la versión de Hyper-V de Azure. Los VHD se almacenan en una cuenta de almacenamiento como blobs de páginas.
  • En Compute Engine, el formato de la imagen de la máquina que se sube debe ser RAW. Después de crear una imagen RAW a partir de un sistema existente o de convertir una imagen en RAW, esta se debe subir a Google Cloud Storage y, luego Compute Engine creará una copia privada de esta para su utilización. Consulta Importar una imagen existente para obtener más detalles sobre la realización de este proceso en Compute Engine.

Si compilas un sistema operativo personalizado para ejecutarlo en Compute Engine, asegúrate de que cumpla con los requisitos de kernel y compatibilidad de hardware para imágenes personalizadas.

VM interrumpibles

Azure ofrece VM de baja prioridad como parte de Azure Batch, un servicio diseñado para el procesamiento por lotes con un alto rendimiento. Estas son VM temporales que solo están disponibles cuando los recursos no se utilizan por completo. Además, son más baratas que las estándar, pero los servicios de procesamiento respectivos las pueden reclamar con poca antelación. Debido a su naturaleza efímera, la utilidad de estas VM se observa cuando las aplicaciones tienen tareas que se pueden interrumpir o que pueden usar un mayor poder de procesamiento, aunque no lo necesiten.

Estas VM de baja prioridad solo están disponibles mediante Azure Batch y, según la configuración predeterminada, tienen un límite de 50 núcleos por cuenta de Batch. Hasta mayo de 2017, las VM de baja prioridad se encontraban en versión preliminar.

De manera similar, Compute Engine ofrece las instancias de VM interrumpibles, que cumplen el mismo fin que las VM de baja prioridad de Azure. Pero a diferencia de estas, las VM interrumpibles no están vinculadas a un servicio específico, por lo que ofrecen un poco más de flexibilidad. La duración máxima de estas instancias de VM interrumpibles es de 24 horas. Consulta instancias de VM interrumpibles para obtener más información.

Automatización

Escalamiento

Tanto Compute Engine como Azure admiten el ajuste de escala automático, en el que las instancias se crean y quitan según las políticas que defina el usuario. Esta función se puede usar para mantener una cantidad específica de instancias en cualquier momento, o bien a fin de ajustar la capacidad en respuesta a ciertas condiciones. Las instancias con ajuste de escala automático se crean a partir de una plantilla definida por el usuario.

En Compute Engine y Azure, el ajuste de escala automático se implementa de forma similar:

  • Con Azure Autoscale, las instancias se escalan según un conjunto de escalas de VM. Este último crea y quita instancias según la política que se haya elegido para el ajuste de escala automático. Cada instancia nueva dentro del grupo se crea a partir de una plantilla de Resource Manager de instancia única.
  • Con el escalador automático de Compute Engine, las instancias se escalan dentro de un grupo de instancias administrado. El escalador automático crea y quita las instancias de acuerdo con la política de ajuste de escala automático que se elija. Se usa una plantilla de instancias para crear cada instancia nueva dentro del grupo de instancias.

Azure Autoscale admite dos tipos de ajuste de escala automático: programado y dinámico. En el ajuste programado, se configuran conjuntos de escalas de VM a fin de disminuir o aumentar la escala en momentos determinados. En el ajuste dinámico, la VM se configura para que su escala aumente o disminuya según un límite de métrica, como el uso de CPU o la longitud de la cola de mensajes.

El escalador automático de Compute Engine solo admite el escalamiento dinámico. Las políticas se pueden crear según el promedio de uso de CPU, la capacidad de entrega de balanceo de cargas HTTP o las métricas de Stackdriver Monitoring.

Configuración posterior a la implementación

Compute Engine y Azure ofrecen métodos para aplicar configuraciones adicionales automáticamente después de la implementación de una instancia. En Azure, puedes agregar extensiones de VM que te ayudarán a simplificar su configuración después de implementarlas. En Compute Engine, puedes agregar secuencias de comandos de inicio a fin de que se realicen tareas automatizadas, como la instalación de software, la aplicación de actualizaciones o la activación de servicios, cada vez que se inicia la instancia.

Redes internas

Tanto Compute Engine como Azure conectan automáticamente las VM nuevas a una red virtual interna. Además, en ambos servicios puedes crear redes adicionales, así como iniciar instancias dentro de esas redes. Consulta el artículo sobre herramientas de redes, para ver una comparación completa entre las herramientas de Cloud Platform y Azure.

Almacenamiento en bloque

Azure y Compute Engine son compatibles con el almacenamiento en bloque conectado en red y a nivel local. Consulta Almacenamiento en bloque para ver una comparación detallada de los servicios de almacenamiento en bloque.

Costos

En esta sección se comparan los modelos de precios de las VM de Compute Engine y Azure.

Precios según demanda

Los modelos de precios según demanda para las VM en ejecución son similares entre Compute Engine y Azure. Ambos servicios cobran por minuto. Compute Engine aplica un cargo mínimo de diez minutos de uso. Ninguno de los servicios tiene un límite para la ejecución de las VM.

Precios con descuento

Compute Engine y Azure abordan los precios con descuento de manera diferente.

Los descuentos más considerables de Microsoft para las VM se ofrecen a través de los Contratos Microsoft Enterprise. Estos contratos permiten acceder a precios con descuento si te comprometes a la instalación de una o más de las tecnologías de Microsoft en toda la organización, con una cobertura completa mediante Software Assurance. También es posible obtener tarifas con descuento a través de un distribuidor, si es que no tienes un Contrato Microsoft Enterprise.

Por el contrario, Compute Engine ofrece un modelo de descuento por uso continuo y uno de descuento por compromiso de uso:

  • Descuentos por uso continuo: Compute Engine aplica descuentos automáticamente para tus instancias en función del tiempo de actividad de las instancias de VM en un mes dado. Cuanto más se use una instancia durante un mes específico, mayor será el descuento. Con estos descuentos se puede ahorrar hasta un 30% de la tarifa según demanda estándar.
  • Descuentos por compromiso de uso: en esta modalidad, te comprometes a reservar una cantidad determinada de CPU virtuales por un período de 1 o 3 años, y el uso se factura sin importar si las CPU se usan por completo. El modelo es adecuado para usos de estado predecible y estable en los que usarás una cantidad específica de núcleos y de memoria para las futuras cargas de trabajo. Con los descuentos por compromiso de uso, puedes ahorrar hasta un 57% de la tarifa según demanda estándar.

Consulta precios de Compute Engine para obtener más detalles sobre el tema.

Pasos siguientes

Siguiente: Herramientas de redes

¿Te ha resultado útil esta página? Enviar comentarios:

Enviar comentarios sobre...

Google Cloud Platform para profesionales de Azure