Compute Engine

Máquinas virtuales escalables de alto rendimiento.

Consulta la documentación de este producto.

Máquinas virtuales escalables de alto rendimiento

Máquinas virtuales escalables de alto rendimiento

Compute Engine ofrece máquinas virtuales que se ejecutan en los innovadores centros de datos de Google y están conectadas a través de una red de fibra a nivel mundial. Gracias a sus herramientas y su flujo de trabajo, podrás escalar desde una sola instancia hasta un entorno de cloud computing global con balanceo de carga.

Las máquinas virtuales de Compute Engine se inician rápidamente, disponen de almacenamiento de disco persistente y proporcionan un rendimiento uniforme. Nuestros servidores virtuales ofrecen una gran variedad de configuraciones, desde tamaños predefinidos hasta la opción de crear tipos de máquinas personalizadas y optimizadas en función de tus necesidades. Gracias a sus precios flexibles y a sus descuentos automáticos por uso continuado, Compute Engine se ha convertido en el líder del sector en cuanto a precio y rendimiento.

Precio y rendimiento líderes en el sector

Las máquinas virtuales de Compute Engine se inician rápidamente y su rendimiento es de alto nivel de forma constante. Compute Engine también dispone de discos SSD locales con un rendimiento líder en el sector. Si comparas su rendimiento con el de otras ofertas equivalentes de infraestructura como servicio (IaaS), verás que nuestros servidores virtuales pueden marcar la diferencia en tus cargas de trabajo. Para lograr un rendimiento extraordinario al preparar y ejecutar los modelos de aprendizaje automático, utiliza las TPU o las GPU de Cloud.

Bajo coste y descuentos automáticos

Google factura en incrementos de un segundo, lo que significa que solo pagas por el tiempo de procesamiento que utilizas. Gracias a los descuentos por uso continuado, te ofrecemos automáticamente precios reducidos para las cargas de trabajo de larga duración sin necesidad de comprometerte por adelantado.

Redes rápidas y eficientes

Crea agrupaciones de computación de gran tamaño que aprovechen el ancho de banda sólido y coherente entre máquinas. Conéctate a máquinas de otros centros de datos y a otros servicios de Google mediante la red de fibra global privada de Google. Crea instancias, verifica la configuración de red y realiza pruebas.

Red global respetuosa con el medioambiente

La emisión de carbono de nuestra infraestructura es completamente neutra. Nuestra red mundial de centros de datos consume un 50 % menos de energía que un centro de datos estándar. Adquirimos suficiente energía renovable como para cubrir todo el consumo de nuestras operaciones mundiales. Estamos aumentando el número de nuestros centros de datos a nivel mundial para que tus aplicaciones se ejecuten más cerca de tus clientes y se distribuyan geográficamente para disfrutar de una mayor resiliencia.

Flexibilidad en todas las cargas de trabajo

Modifica el tamaño de tus clústeres, crea imágenes de máquinas, virtualiza tu red, usa máquinas virtuales no garantizadas para procesar cargas de trabajo por lotes y crea tipos de máquinas personalizadas para conseguir una optimización que se adapte a tus necesidades. Nuestro modelo de precios no te obligará a utilizar tipos de máquinas obsoletos debido a acuerdos establecidos por adelantado.

Características

Tipos de máquinas predefinidas

Compute Engine ofrece configuraciones predefinidas de máquinas virtuales que se adaptan a todas las necesidades, desde microinstancias hasta instancias con un máximo de 160 vCPU y 3,75 TB de memoria.

Tipos de máquinas personalizadas

Crea máquinas virtuales que se adapten perfectamente a tus cargas de trabajo (por ejemplo, con vCPU y memorias adecuadas). Si adaptas los tipos de máquinas personalizadas a tus necesidades específicas, disfrutarás de un ahorro significativo.

Discos persistentes

Las máquinas virtuales pueden incorporar un almacenamiento en red de hasta 64 TB a través de discos persistentes. Puedes crear discos de este tipo con formato HDD o SSD. Si se interrumpe la instancia de una máquina virtual, el disco persistente conserva los datos y es posible vincularlo a otra instancia. También es posible hacer capturas de un disco persistente y crear otros discos a partir de esa captura.

SSD local

Compute Engine proporciona almacenamiento en bloques en unidades de estado sólido (SSD) locales con encriptado permanente. A diferencia de los discos persistentes estándar, las SSD locales están vinculadas físicamente al servidor en el que se aloja la instancia de la máquina virtual, lo que permite realizar un gran número de operaciones de entrada/salida por segundo (IOPS) y brindar una latencia reducida en comparación con los discos persistentes. Hay disponibles SSD locales de hasta 3 TB para las máquinas virtuales que tengan al menos 1 vCPU.

Mantenimiento transparente

Gracias a nuestros innovadores centros de datos y a la tecnología de migración activa, es posible realizar un mantenimiento proactivo de la infraestructura y mejorar la fiabilidad y la seguridad. Las máquinas virtuales activas se trasladan automáticamente a los hosts cercanos (incluso si estas tienen una carga extrema) mientras se realiza el mantenimiento de las máquinas de host subyacentes. No tendrás que reiniciar las máquinas virtuales después de actualizar el software del host ni cuando se produzcan ciertos errores de hardware detectables.

Balance de carga mundial

La tecnología de balanceo de carga global permite distribuir las solicitudes entrantes en grupos de instancias y varias regiones. Gracias a esto, conseguirás resultados óptimos de rendimiento, transferencia de datos y disponibilidad a bajo coste.

Compatibilidad con Linux y Windows

Ejecuta el sistema operativo que prefieras, incluidos Debian, CentOS, CoreOS, SUSE, Ubuntu, Red Hat Enterprise Linux, FreeBSD o Windows Server 2008 R2, 2012 R2 y 2016. También puede usar una imagen compartida de la comunidad de Google Cloud Platform o incluso una tuya.

Procesamiento por lotes

Las máquinas virtuales no garantizadas te permiten realizar tareas de procesamiento y por lotes de gran tamaño de forma eficaz. No es necesario establecer contratos ni reservas y los precios son fijos, lo que hace que todo sea mucho más fácil: solo tienes que marcar una casilla cuando creas las máquinas virtuales y apagarlas cuando hayas terminado.

Cumplimiento y seguridad

Todos los datos guardados en el disco persistente de Compute Engine se encriptan sobre la marcha y después se transmiten y se almacenan de forma encriptada. Compute Engine cuenta con las certificaciones ISO 27001, SSAE‑16, SOC 1, SOC 2 y SOC 3, lo que demuestra nuestro compromiso con la seguridad de la información.

Facturación por segundo

Google factura en incrementos de un segundo, lo que significa que solo pagas por el tiempo de procesamiento que utilices.

Descuentos automáticos

Gracias a los descuentos por uso continuado, te ofrecemos de forma automática precios reducidos para las cargas de trabajo de larga duración sin necesidad de pagar cuotas de inscripción ni de comprometerte por adelantado.

Descuentos por uso confirmado

Con los descuentos por uso confirmado, puedes ahorrar hasta un 57 % sin costes por adelantado ni dependencias en cuanto al tipo de instancias.

Contenedores

Ejecuta, gestiona y orquesta contenedores Docker en las máquinas virtuales de Compute Engine a través de Google Kubernetes Engine.

"Como no había ninguna solución de renderizado en la nube que se adaptara a nuestras necesidades a la escala en que trabajamos, decidimos desarrollar nuestro propio software en Google Cloud Platform. La eficacia, la disponibilidad de los recursos y la facturación por segundo de Google forman el backend de un producto al que llamamos Conductor".

— Kevin Baillie, Atomic Fiction

Recursos técnicos

Precios

Los precios de Compute Engine se basan en el uso por segundo. Puedes probar Compute Engine gratis. Con el nivel gratuito de Google Cloud Platform, puedes usar una instancia de máquina virtual f1‑micro al mes desde Norteamérica (excepto en el norte de Virginia). Este nivel incluye 30 GB de almacenamiento en disco persistente estándar al mes y 5 GB de almacenamiento de capturas al mes. Cuando se termine el periodo de prueba gratuita, solo se te facturará por los recursos que sigas utilizando. Para obtener más información, consulta la página de precios de Compute Engine.

Prueba nuestra calculadora de precios para obtener una estimación de tu factura.

Google Cloud

Empezar

Aprendizaje y desarrollo

¿Acabas de aterrizar en GCP? Empieza a usar cualquiera de los productos de la plataforma con un crédito gratuito de 300 USD.

¿Necesitas más ayuda?

Nuestros expertos te ayudarán a crear la solución adecuada o a encontrar el partner que mejor se ajuste a tus necesidades.

Enviar comentarios sobre...

Compute Engine: Virtual Machines (VMs)