Los pacientes son lo primero para el sistema sanitario de Chile

En la actualidad, las enfermedades crónicas como las cardiopatías, la diabetes, la obesidad, o el cáncer están en crecimiento constante. Por esta razón, el acceso a una atención sanitaria asequible y de calidad constituye uno de los grandes retos a los que se enfrentan los países tanto desarrollados como en vías de desarrollo. Además, esta situación se ve agravada por las infraestructuras de TI anticuadas del sector sanitario, ya que entorpecen el acceso a la historia clínica actualizada de los pacientes. Si el personal médico y los pacientes carecen de acceso universal a los datos sanitarios, los primeros no podrán abordar su enfermedad con facilidad y los segundos no podrán dispensar una atención de la máxima calidad.

El primer paso para acondicionar el sistema sanitario de Chile consiste en corregir la infraestructura de TI del sector

En Chile, los pacientes deben recordar constantemente datos tan importantes como qué presión arterial tenían la última vez que fueron al médico, ya sea al pedir una segunda opinión con respecto a una enfermedad crónica o cuando acuden a las urbes desde zonas rurales en busca de atención especializada. Si les falta información o manejan datos incorrectos, pueden ser víctimas de un error médico involuntario.

El Ministerio de Salud de Chile (MINSAL) está afrontando este problema de forma directa mediante un enfoque integral que constituye todo un ejemplo y una fuente de inspiración. El ministerio considera fundamentales tanto la interoperabilidad de los datos como contar con una sólida base de TI, por lo que se ha servido de la plataforma Apigee de Google Cloud para empezar a crear un sistema que democratiza el acceso a la información. De esta forma, cualquier ciudadano o trabajador del sector sanitario puede acceder a los datos sanitarios, independientemente de dónde esté.

Una arquitectura que da prioridad a las API, con la tecnología de Apigee de Google Cloud

Apigee ha sido el factor que ha acelerado todo el programa, ya que ha aportado la visibilidad y los controles que facilitan la administración de las API. Los desarrolladores chilenos utilizan las API para convertir la complejidad del backend en interfaces predecibles y uniformes; de ese modo, pueden conectar datos, servicios y aplicaciones en todo el sistema nacional con más rapidez y eficiencia. El resultado es una experiencia más fluida tanto para facultativos como para pacientes, una infraestructura segura pero ágil para el ministerio y la transformación del sistema sanitario.

Ahora, los profesionales de TI pueden incorporar sus sistemas de información mediante un método de autoservicio organizado y más seguro. Así, los trabajadores del sector sanitario acceden más fácilmente a los datos de los pacientes y a otra información de utilidad. Como este sistema ayuda a aliviar el estrés y disminuye los posibles errores, pueden olvidarse de administrar unos sistemas de información obsoletos y centrar todos sus esfuerzos en el ámbito de la salud. El objetivo primordial es conceder siempre la máxima prioridad a los pacientes.

Aashima Gupta, responsable mundial de Soluciones para Sanidad de Google Cloud, explica el efecto que ha tenido este enfoque: "La consecuencia es que el profesional sanitario puede obtener la información de manera segura esté donde esté a través de una red segura de conectividad, no desde un sitio fijo consolidado".

En vez de tener que repetir en cada cita las razones por las que acuden a la consulta, los pacientes chilenos tienen la tranquilidad de saber que el personal médico cuenta con toda la información necesaria para brindarles una atención de primera categoría. Gracias a la plataforma de APIs, el MINSAL ya ha conseguido rebajar los costes mediante la optimización de la información y la reducción de las esperas y las repeticiones de pruebas de diagnóstico.

La telemedicina y la autosuficiencia de los pacientes como objetivos

El MINSAL quiere ofrecer a los ciudadanos la capacidad de aprovechar la tecnología para ejercer el control de su propia atención sanitaria. Esta iniciativa, que se centra en el tratamiento de las enfermedades crónicas de la actualidad, se traduce en una inversión en la creación del entorno idóneo para ofrecer salud y bienestar a largo plazo para todos los chilenos. Además, al final, la infraestructura de TI conectada permitirá ejercer la medicina por medios telemáticos, así que la población situada en zonas rurales tendrá acceso a los especialistas que trabajan en las grandes urbes. Esto no solo es un cambio radical, sino también un avance gigantesco hacia la democratización del acceso a la sanidad en Chile.

"En EE. UU. todavía tenemos problemas con la interoperabilidad", afirma Gupta. "Sin embargo, Chile es un pequeño país en vías de desarrollo con el potencial de convertirse en referente excepcional en cuanto a la atención médica conectada de calidad".

Google Cloud

Primeros pasos

Pruébalo

Consigue un crédito de 300 $ en tu primer proyecto de GCP o prueba G Suite gratis durante 14 días.

¿Necesitas asistencia con un proyecto más grande?

Nuestros expertos te ayudarán a encontrar las soluciones o el partner que mejor se ajusten a tus necesidades.